Compartir
Publicidad

Según Santiago Dexeus las mujeres ya no tienen la condición física necesaria para parir en casa

Según Santiago Dexeus las mujeres ya no tienen la condición física necesaria para parir en casa
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días hablamos de la trágica muerte de Caroline Lovell, una mujer australiana, defensora del parto en casa, que falleció el día después de dar a luz en casa, por complicaciones durante el parto.

Como dije en la entrada, este suceso estaba encendiendo de nuevo el debate sobre la seguridad o idoneidad de dar a luz en casa y ya se han empezado a oír voces de personas importantes e influyentes en el mundo de la sanidad y la maternidad.

Es el caso, por ejemplo, del señor Santiago Dexeus, hijo de Santiago Dexeus padre (fundador en 1935 de la Clínica Dexeus), que a sus 76 años es todo un referente en el mundo de la ginecología y que ha dicho que “las mujeres ya no tienen la condición física necesaria para este tipo de partos”.

El conocido ginecólogo desaconseja completamente dar a luz en casa y, para evitar malentendidos, os dejo con su declaración completa:

Las mujeres ya no tienen la condición física necesaria para este tipo de partos. Se ha investigado mucho para evitar las complicaciones del parto tanto para las madres como para los hijos. Los partos en casa son una moda que implica correr muchos riesgos para la salud.

Pero las mujeres sí tienen la condición física para este tipo partos

No sé muy bien a qué se refiere el señor Dexeus con sus palabras “condición física”. Quizás se refiera a que ahora las mujeres no están en forma, a que tienen las caderas más estrechas que hace miles de años o a que caminan con dos pies en vez de “a cuatro patas” como hace millones de años. En cualquier caso, sin ser ginecólogo ni tener nombre famoso, me atrevo a afirmar que las mujeres de hoy en día sí tienen la condición física para dar a luz sin ayuda de mil instrumentos médicos, y no lo digo yo sólo, sino cientos (miles) de profesionales que han conseguido que los protocolos hospitalarios hayan cambiado para promover un parto lo menos intervenido posible.

El trabajo teórico está hecho, los protocolos existen, el Ministerio de Salud y Consumo ha publicado guías para explicar cómo debe ser un parto normal, todo ello porque se sabe que cuanto menos molestas a una mujer y cuanto más poder le dejas, más capaz es de dar a luz sin complicaciones.

Eso significa que, hasta que se demuestre lo contrario, una mujer puede dar a luz sola, sin ayuda de nadie, tanto en un hospital como en casa. Ahora bien, siempre puede haber alguna complicación, algún problema, y ése debe ser el momento en que los profesionales de la salud intervengan.

Años atrás, cuando ginecólogos y matronas acogían a las madres con el “tranquila, ya estás aquí, déjanos tu parto en nuestras manos” lo que ocurría es que se trataba de controlar todo y de prevenir cualquier complicación. Se intervenía tanto que al final se producían complicaciones que probablemente no hubieran sucedido si nadie hubiera intentado prevenir nada.

Por eso la OMS, en 1985 (de esto hace muchos años y mirad qué poco han cambiado las cosas), hizo una declaración de fortaleza en la que explicaba que las mujeres debían tener el control del parto, toda la información, libertad de movimientos, evitar la posición de litotomía (tumbada boca arriba con las piernas arriba), entre otras cosas, consejos que sólo ahora empiezan a seguirse en algunos hospitales concretos.

Por qué la mujer decidió parir en casa

El parto en casa

Como he dicho muchas veces y seguiré diciendo, yo no me atrevería a dar a luz en casa (si fuera mujer, claro) porque como he dicho más arriba, hay un pequeño porcentaje de partos que pueden tener complicaciones y, ante ellas, me siento más seguro en un hospital que en casa. Esto, sin embargo, no quita que entienda perfectamente los motivos por los que muchas mujeres prefieren dar a luz en casa.

En los hospitales llegan a suceder muchas barbaridades por un exceso de control y muchas barbaridades a nivel de trato, dejando mucho que desear con gritos y amenazas absurdas, tratando a la mujer como si fuera un ser inferior, como si fuera un niño maleducado que se niega a hacer las cosas bien (ojo, no generalizo, no es siempre, pero sucede y ha sucedido demasiado a menudo).

Esto ha motivado que muchas madres se acojan al modelo holandés, donde lo raro es parir en el hospital. Unos lo llamarán extravagancia y otros dirán que es una huida hacía atrás, pero no es más que una consecuencia lógica de ver que hace más de 25 años que se aconseja que la mujer sea parte activa del parto y encontrarte que lo que se hace en un hospital es precisamente lo contrario.

He visto a mujeres llorar como niñas desconsoladas mientras recuerdan lo que fue su parto y lo que esperaban que fuera (y no precisamente a pocas) y esto se debe a la falta de respeto e infantilización a la que se han visto sometidas. Lo lógico, tras una mala experiencia es que una mujer diga, al final, que no quiere volver a pasar por lo mismo: “la próxima vez doy a luz en casa, donde nadie me maltratará, nadie me hará nada innecesario y nadie me separará de mi bebé”.

Como digo, entiendo que esto haya sucedido, aunque soy de los románticos que piensan que las personas de blanco, porque yo soy una de ellas, aprenderán algún día a ser parte pasiva del proceso y a activarse sólo en caso necesario, sin protagonismos absurdos ni abusos de poder innecesarios. Mientras tanto debemos seguir luchando, como digo, para que se pueda parir en el hospital como si estuviéramos en casa (aún estamos lejos de ello, por desgracia, pero cada día más cerca, por suerte).

Actualización (07/02/2012): Gracias al comentario de elenasgd hemos sabido que Santiago Dexeus ha escrito en su página web una nota aclaratoria en referencia a sus palabras. Al parecer, las declaraciones de Dexeus fueron más amplias y más explicativas y podrían haber sido sacadas de contexto en el diario Ara, el primero que se hizo eco de sus declaraciones.

Vía | Ara
Foto | Santiago Dexeus sobre imagen de Rabble en Flickr En Bebés y más | Los partos domiciliarios, ¿más peligrosos para las primerizas?, El 73 por ciento de nuestros lectores cree que la Seguridad Social debería cubrir los partos en casa: resultados de la encuesta, Parir en casa es una gozada, según Bimba Bosé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos