Compartir
Publicidad

La probabilidad de que tu parto acabe en cesárea es de la mitad si te dejan pujar un ratito más

La probabilidad de que tu parto acabe en cesárea es de la mitad si te dejan pujar un ratito más
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya sabréis, porque esto no es nuevo, la tasa de cesáreas en los partos es muy elevada en la mayoría de países y eso supone unos riesgos para la madre y el bebé, sobre todo cuando no está justificada, o cuando podría evitarse.

Para tratar de mejorar esto se ha decidido probar a ver qué pasa si los médicos se saltan las guías y dan más tiempo a la mujer en la última fase del parto. Sorprendentemente, o quizás no tanto, dejando una hora más al final del parto la probabilidad de que acabe en cesárea es de casi la mitad.

Las "renovadas" guías de 1800

Al parecer, según se menciona en el estudio, las guías actuales en las que los profesionales se basan para determinar cuánto tiempo es oportuno esperar fueron redactadas en el año 1800, cuando se crearon en base a la opinión de los expertos de esa época. Desde entonces no se han llevado a cabo ensayos controlados aleatorizados y los datos de que se disponen son retrospectivos y los resultados pueden variar por diversos factores relacionados.

Ante esta situación, investigadores de la Universidad de Philadelphia decidieron llevar a cabo esta investigación, con el fin de saber si esperar un poco más de lo que las guías recomienda podría beneficiar en algo a la madre y al bebé. El estudio se publicó en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology y supone una puerta abierta a otras investigaciones asociadas que evalúen las guías actuales.

Esperar más, ¿cuándo?

Quizás os preguntéis a qué nos referimos con el "esperar un ratito más". Hablamos de la segunda etapa del parto, la que sucede desde el momento en que la dilatación es completa y el bebé nace. Esta segunda etapa se divide en la fase pasiva, cuando no hay sensación de pujo y las contracciones van haciendo descender la cabeza del bebé, que dura entre una y dos horas, y la fase activa, que es cuando hay sensación de pujo y el bebé ya empieza a asomar. Esta fase dura también entre una hora y dos horas (se considera que es una hora sin epidural y dos con epidural).

Pues bien, para el estudio se cogió una muestra de 78 mujeres sin hijos que iban a dar a luz a su primer bebé. Se asignaron al azar en dos grupos (a todas se les puso analgesia epidural): las que después de 3 horas en la segunda fase del parto no habían dado a luz y se aceleraba el parto o se les realizaba cesárea, como se hacía habitualmente, y el grupo de las que después de 3 horas en la segunda fase del parto se esperaba una hora más a ver qué pasaba.

Casi la mitad de probabilidades de que acabara en cesárea

Al comparar los resultados entre ambos grupos vieron que la incidencia de parto por cesárea fue del 19,5% en el grupo de mujeres que tenían más tiempo para dar a luz (8 de 41 partos) y del 43,2% (16 de 37 partos) en el grupo de trabajo según las recomendaciones habituales. Vieron, además, que no había diferencias significativas en los resultados de morbilidad maternas ni neonatales, es decir, que esperar más tiempo no perjudicaba a la madre ni al bebé.

Pero igualmente, ¡las tasas son muy altas!

Istock 000049827740 Medium

Es cierto. Un 43,2% de cesáreas es un porcentaje vergonzoso, porque implica que 4 de cada 10 mujeres no es capaz de dar a luz por sus propios medios. Parece, en consecuencia, que se han quedado aún a medio camino, porque han logrado que el otro grupo de mujeres tenga una tasa de cesáreas del 19,5%, que está mucho mejor, pero sigue siendo aún elevada para lo que se considera aceptable en el mundo occidental (entre un 10 y un 15% de los partos).

Así que, concluyendo, es una buena noticia que por fin hayan hecho un estudio que demuestre algo que parece evidente y lógico: mientras el bebé esté bien y la madre también, el tiempo no debería ser un obstáculo, que es otra manera de decir que si muchos bebés no nacen a las tres horas de iniciarse la segunda fase del parto, quizás sea porque es normal.

Ahora sólo falta que cojan un poco más de valor y decidan hacer otro estudio, con muchas más mujeres, que 78 son muy pocas, que alargue las cuatro horas a cuatro horas y media, o cinco... porque repito, mientras mamá y bebé estén bien, la naturaleza puede ser caprichosa en este sentido y ser más lenta de lo que los expertos de los años 1800 consideraron que era normal.

Vía | Huffington Post
Fotos | iStock
En Bebés y más | Mapa con el porcentaje de cesáreas en España, según comunidades autónomas, Si no te sacas una muela sin anestesia ¿por qué quieres parir sin epidural?, Las dos increíbles ilustraciones que muestran cómo se hacían las cesáreas cuando se operaba sin anestesia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio