Compartir
Publicidad

"El parto en casa es muy seguro para las madres", entrevista a la comadrona Inma Marcos

"El parto en casa es muy seguro para las madres", entrevista a la comadrona Inma Marcos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace escasos días os comentamos la noticia de la muerte de Carolina Lovell, una ferviente defensora del parto en casa, por complicaciones durante el parto de su segunda hija en su casa. Tras esta noticia el debate sobre la seguridad en el parto en casa se activó de nuevo, haciéndonos eco de las palabras de Santiago Dexeus, un conocido y reputado ginecólogo que dijo que el parto en casa es una moda peligrosa porque las mujeres no están en condiciones de dar a luz de esa manera (palabras que según ha comentado el mismo Dexeus han sido sacadas de contexto).

Desde Bebés y más hemos pensado que podría ser interesante conocer la opinión contraria, la de los profesionales que están a favor del parto domiciliario y que, a pesar de lo sucedido, siguen pensando que dar a luz en casa sigue siendo una opción segura y satisfactoria para la mujer y el bebé.

Para ello contamos con Inma Marcos, comadrona con 16 años de experiencia que lleva once años asistiendo partos a domicilio. Con más de trescientos partos en casa atendidos es una de las voces más conocidas en lo que a parto en casa se refiere y asegura que el parto en casa es muy seguro para las madres. Además es IBCLC (consultora internacional de lactancia) y madre de cuatro hijos.

Inma, ¿qué te parece la historia de Cristina Lovell?

Una tragedia muy triste de la cual no podemos decir mucho porque nos falta información para ello. No sabemos que pasó y si pudo ser evitable o no. Algunas circunstancias muy raras pueden causar la muerte sin remedio a una mujer que acaba de parir aunque esté en un hospital. La mortalidad materna en el primer mundo es muy poco frecuente, alrededor de 3 de cada 100.000 mujeres. Sucede de vez en cuando en partos hospitalarios pero no suele ser noticia. Considero injusto que esta mujer que tanto luchó en vida por el derecho de las mujeres a parir donde ellas se sientan seguras cause con su muerte un retroceso en esa causa. En todo el mundo medios de comunicación están tergiversando lo sucedido y apuntando que el parto en casa es una temeridad. Apoyan estas informaciones ginecólogos que desconocen la realidad actual del parto en casa en el primer mundo.

Si la muerte de una mujer en un parto en casa en Australia ha dado la vuelta al mundo y nos ha llegado aquí es porque es extremadamente raro. Si no los periodistas no le habrían dado tanta difusión, no tendría tanto interés. Con lo que se confirma que el parto en casa es muy seguro para las madres.

¿Quieres decir que muchos ginecólogos opinan sobre el parto en casa sin saber cómo se está llevando a cabo?

Exactamente, ellos comparan el parto en casa aquí, que se atiende por comadronas bien formadas que llevan un equipo adecuado y solo a mujeres sanas, bien alimentadas y en unas condiciones higiénicas normales, con el parto en una cabaña africana donde los humanos comparten espacio con animales, donde las comadronas no tienen formación ni equipo y donde las mujeres sufren malnutrición, anemia severa, paludismo, embarazo en la pubertad, pelvis reducidas debido a la malnutrición en la infancia, etc., etc.

Y evidentemente no tiene nada que ver...

Claro, cualquier persona con sentido común puede darse cuenta. También dicen que el parto hospitalario redujo la mortalidad materna y la perinatal hace 50 años, pero los expertos saben que no fue el parto hospitalario lo que causó esa disminución sino las muchas mejoras en la calidad de vida como por ejemplo la higiene: El haber agua potable y agua caliente y calefacción en las casas aumentó la higiene y disminuyó las infecciones puerperales. La mejoría en la nutrición de la población también mejoró las condiciones físicas de las mujeres embarazadas y disminuyó la tasa de anemias. Y la aparición de los antibióticos disminuyó la mortalidad en toda la población. También la creación de programas de seguimiento del embarazo. Antes las mujeres veían por primera vez al médico o la comadrona el día que se ponían de parto, no había control en el embarazo.

¿Por qué crees que muchas mujeres prefieren dar a luz en casa?

Porque no se sienten enfermas ni quieren que el nacimiento de sus hijos se convierta en un acto quirúrgico. Para llevar ellas el control de la situación y evitar que nadie les haga nada que no quieran que les hagan. Para poder dar a su bebe el mejor nacimiento y que nadie les separe. Para no tener que luchar con nadie el día de su parto: No me hagas episiotomia, déjame moverme, déjame empujar de forma vertical, no cortes el cordón aun...

Pero los protocolos hospitalarios han cambiado mucho y todo esto debería estar haciéndose ya en los hospitales, ¿no?

Se ha recorrido mucho camino en mejorar el aspecto emocional de los partos en los hospitales, pero todavía a día de hoy cuando vas a un hospital a tener tu bebe, por defecto la atención al parto es medicalizada. Es decir que si la mujer quiere parto natural lo tiene que pedir, y según el equipo que esté de guardia tiene más o menos posibilidades de conseguirlo.

Además en los países como Holanda, Reino Unido, Alemania o Canadá, donde lo normal es que por defecto los partos son atendidos de forma natural o fisiológica, las mujeres pueden elegir parir en casa y el gobierno se hace cargo de los gastos, pues considera que la evidencia científica actual es suficiente para demostrar que los partos en casa a mujeres de bajo riesgo son igual de seguros que en los hospitales y además más baratos y más satisfactorios para las familias.

Te llega una pareja. La chica dice que quiere parir en casa pero su pareja dice que no se atreve, que mucho mejor en un hospital por lo que pueda pasar, ¿cómo continua esta historia?

Les ofrecemos una cita gratuita informativa para poder escuchar los miedos y preocupaciones de los dos. Informamos de nuestra manera de trabajar, qué hacemos si las cosas no van bien, les decimos que el riesgo en casa no es "0", como tampoco lo es en hospital, y luego ellos procesan esa información y en un tiempo razonable nos comunican su decisión. Es importante que la mujer embarazada que quiere parir en casa tenga el apoyo de su pareja.

¿Hay algún criterio por el cual una mujer no pueda dar a luz en casa que no sea médico? Con esto me refiero que no haya espacio suficiente en casa, viva muy alejada de un hospital,...

Si en su domicilio hay techo, agua caliente, mínimo de dos metros cuadrados y máximo 45 minutos de un hospital (ideal menos de 30) su casa es apta para parir.

Cuando vas a un domicilio para asistir a un parto, ¿está informado el hospital más cercano de que una mujer está dando a luz en casa y que, en caso de complicaciones, acudiréis?

Menos de un 10 % de las mujeres que atiendo el parto en casa necesitan ir al hospital , entonces avisamos por teléfono de la situación justo antes de salir del domicilio. No avisamos al hospital cuando está todo bien y el bebé nace en casa.

En los más de trescientos partos que has atendido a domicilio, ¿te has encontrado alguna vez con alguna emergencia similar a la que sufrió Cristina Lovell?

Nunca, ni tampoco conozco ninguna compañera de parto en casa que le haya sucedido algo similar. Es realmente un caso extremadamente raro.

Antes de acabar, Inma, yo soy de los románticos que creen que aún hay esperanza y que se puede seguir luchando para poder parir en un hospital como si se diera a luz en casa. ¿Crees que algún día será posible?

Claro que es posible, hace 25 años en Reino Unido las cosas estaban como aquí y poco a poco se hizo el cambio. Ahora allí los partos normales suceden en habitaciones con cortinas de flores, donde las máquinas están escondidas tras puertas de armarios de madera y sólo se sacan si se necesitan, pueden parir en la posición que les vaya mejor, no se les pone vía endovenosa y se les pide permiso para realizarles cualquier cosa, como por ejemplo un tacto vaginal. Pero el parto natural más respetado hospitalario no se parece a un parto en casa. Es otra historia el parto en casa. Por ejemplo, si yo misma Inma Marcos estoy atendiendo un parto fisiológico en hospital ya llevo un uniforme que me da un estatus de poder sobre la mujer que atiendo. Ellos han firmado un consentimiento al entrar donde dice que yo les puedo hacer lo que crea conveniente. En casa la mujer manda, yo solo soy una invitada al evento. Por otro lado el ambiente silencioso, caldeado y con luz tenue de tu propio hogar, es difícil de copiar en un hospital donde las puertas se abren sin pedir permiso previo, la gente entra y sale, hace mucho frio y las luces son intensas.

Agradecemos a Inma Marcos que nos haya atendido para tener la visión de una de las profesionales de referencia cuando de partos en casa se habla. Si queréis saber más sobre su trabajo y sus palabras podéis acudir a su blog personal Parto en casa y Asesoría en lactancia o bien a Neixer a casa (Nacer en casa), un portal, aún en construcción, en el que ella y tres compañeras comadronas ofrecerán sus servicios para seguir atendiendo partos en casa.

En Bebés y más | Los partos domiciliarios, ¿más peligrosos para las primerizas?, Parir en casa es una gozada, según Bimba Bosé, Un juez determina que es la madre quien decide dónde parir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos