Compartir
Publicidad

"O duermes, o mamas": la nana para dormir al bebé más antigua del mundo‏

"O duermes, o mamas": la nana para dormir al bebé más antigua del mundo‏
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que muchos recordáis de vuestra infancia a vuestra madre cantando alguna nana para ayudaros a dormir, o para ayudar a dormir a vuestros hermanos pequeños (esto es más fácil de recordar). Seguro que vosotros (y vosotras) también cantáis alguna canción a vuestros hijos para que duerman, una tranquila, como si fuera una nana.

Digo como si fuera, porque las nanas más conocidas dan más miedo que otra cosa (“que viene el lobo y te comerá”) y muchos preferimos tararear alguna melodía más reciente y con menos amenazas. Pero, si nos preguntamos cómo eran las nanas más antiguas seguro que nos quedamos con la duda. Por eso hoy os voy a mostrar cómo es la nana para dormir al bebé más antigua del mundo.

Realmente no es la más antigua

Bien, seguramente estoy mintiendo. Es realmente difícil que se trate de la más antigua, porque la más antigua sea probablemente un tarareo que alguien debió de inventar en un momento de desesperación. Sin embargo, sí es la nana documentada más antigua.

Está recogida en las Sátiras de un poeta romano del siglo I llamado Aulio Persio Flaco y se titula aut dormi aut lacte (o duermes, o mamas), frase que se repite en los estribillos de la nana y que probablemente sea un arrebato de sinceridad de esa madre que, teniendo a su bebé en brazos, le dice que se decida, que mame si quiere mamar, y que si no, pues que se duerma. Es de noche, las estrellas brillan ahí arriba y es momento de dormir, no de estar despierto.

Como para aquel entonces no se llevaba eso de grabar las canciones en casettes ni la música está escrita en dicho libro, la melodía de la nana es una incógnita. La letra sí la podemos leer a continuación.

La nana más antigua conocida en versión original

Primero os la dejo en versión original, es decir, en latín:

Lalla, lalla, aut dormi aut lacte
nisi lactes, dormi, dormi.

Blande somne, somne veni,
claude Marco nostro ocellos,
artus occupa tenellos;
sunt ocelli somni pleni:
somne veni.

Lalla, lalla, aut dormi aut lacte
nisi lactes, dormi, dormi.

Alta in caelo splendet luna,
errant noctis umbrae inanes,
per silentia latrant canes,
micant stellae mille et una,
splendet luna.

Lalla, lalla, aut dormi aut lacte
nisi lactes, dormi, dormi.

Longe rubent dulcia poma,
cadunt lilia, surgunt rosae,
stellae in caelo sunt radiosae…
stertit… ridet… super coma
sentit poma.

Lalla, lalla, aut dormi aut lacte
nisi lactes, dormi, dormi.

La nana más antigua conocida traducida al castellano

Ahora podéis leerla traducida al castellano:

La-la, la-la, o duermes o mamas;
si no mamas, duerme, duerme.

Blando sueño, ven, sueño,
vacilan, Marco, nuestros ojos,
se apodera del cuerpo tierno,
son ojos llenos de sueño:
ven, sueño.

La-la, la-la, o duermes o mamas;
si no mamas, duerme, duerme.

Alta en el cielo resplandece la luna
vagan en la noche sombras vanas;
en el silencio, ladran los perros,
brillan las mil y una estrellas,
resplandece la luna.

La-la, la-la, o duermes o mamas;
si no mamas, duerme, duerme.

Lejos, maduran dulces frutales,
se marchitan las lilas, florecen las rosas;
las estrellas en el cielo están radiantes…
Ronca… ríe… sobre tus cabellos
siente los frutales.

La-la, la-la, o duermes o mamas;
si no mamas, duerme, duerme.

Como veis, va dirigida a un niño llamado Marco. Como curiosidad, observad que por allá el siglo I las madres parece que dormían a los niños al pecho. Ahora hay madres que acuden al pediatra diciendo que “creo que me usa como chupete, porque se duerme al pecho”, como si con el paso de los años se hubiera olvidado que lo más normal del mundo es que se duerman mamando, e incluso hay teóricos profesionales que escriben libros titulados Pediatría con sentido común en los que dicen que las madres deben disociar el amamantar con el dormir, porque son dos cosas diferentes. En fin.

Más información | La pizarra de Yuri
Foto | Owlpacino en Flickr
En Bebés y más | La mejor música clásica para bebés y niños (para ir a dormir), La mejor música clásica para bebés y niños (tiempo de juego), Nanas con corazón, música con nuestros hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos