Compartir
Publicidad
Publicidad

Crítica a las primeras 40 páginas de “Pediatría con sentido común” (II)

Crítica a las primeras 40 páginas de “Pediatría con sentido común” (II)
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco se publicó el nuevo libro del Dr. Eduard Estivill, escrito en esta ocasión en colaboración con el Dr. Gonzalo Pin, cuyo título es “Pediatría con sentido común”.

En internet pueden leerse las primeras 40 páginas del libro y en Bebés y más hemos querido comentarlas, aún sabiendo que de este modo hacemos publicidad del libro, porque el Dr. Estivill es un profesional al que siempre le acompaña la polémica y porque el título del libro da mucho juego.

Ayer ya os ofrecimos un resumen bastante exhaustivo de lo que esas páginas pueden dar de sí y hoy continuamos con algunos párrafos más, ofreciendo nuestra visión al respecto (ni mejor, ni peor, diferente).

Después de cada comida es preciso sostener al bebé en brazos despierto durante unos 10 minutos, para que elimine gases y para intentar evitar algunos cólicos. También ayudará a empezar la digestión.

Pues ya son ganas de fastidiar al niño, oigan. Después de cada toma se recomienda unos minutillos (un par o tres, no hace falta más), en posición vertical, por si tiene algún eructillo. Que lo echa, bien, que no, pues se le cambia de posición si estamos/está más cómodo. Si se ha dormido comiendo (ya sé que los autores del libro dicen que no se puede dormir comiendo, pero es que suele ser irremediable), pues la lógica y el sentido común dicen que no tiene mucho sentido ponerlo en vertical para que eche un eructo, básicamente porque está dormido.

Y sobre la digestión, yo diría que empieza igual tanto si estás diez minutos en brazos despierto como si estás dos horas sobando en los brazos de tu madre.

Para los cólicos, más que tenerlo despierto o dormido, que es irrelevante, se recomienda que pase mucho tiempo en brazos, en una mochilita o en un foulard, evitando posiciones horizontales (en la cuna), excepto la típica posición anticólico en que el bebé está boca abajo con nuestro brazo sujetando todo su cuerpo y sobretodo evitando estar solos (en la cuna).

Después de cambiarle el pañal, lo colocaremos en la cuna, todavía despierto, para que aprenda a dormirse solito.

Lo hemos intentado, de verdad que lo hemos intentado todos los que somos padres y la mayoría acabamos pensando que en vez de un bebé el universo decidió mandarnos un perro verde. ¿Por qué demonios no se duerme solo en la cuna? ¿Por qué llora tanto? Y todos acabamos por llegar a la misma conclusión: porque estamos intentando que hagan algo para lo que la mayoría no están preparados.

Entonces volvemos a lo de la normalidad y el sentido común. Si la mayoría de los bebés no son capaces de dormir solos en la cuna es de sentido común (de cajón, se dice también) darse cuenta que recomendar a unos padres que pongan a dormir a su bebé solo en una cuna es un consejo absurdo.

Las mujeres que decidáis dar el pecho no tenéis por qué variar vuestros hábitos alimentarios […] Sí conviene que evitéis el café y cualquier otra bebida excitante, así como tomar medicamentos y fumar.

Hombre, ¿a estas alturas de la película aún con esas? No hace falta que las mujeres que amamantan eviten el café, sólo que, si puede ser, no tomen más de tres tazas al día, algo que la mayoría dudo que haga, porque lo que quiere una madre es poder dormir, no tumbarse y darse cuenta de que, por tomar café, no puede conciliar el sueño. Si con bebidas excitantes se refiere a la Coca-Cola y similares, pues con que no tome más de un litro al día tiene suficiente.

Sobre los medicamentos hemos hablado largo y tendido en Bebés y más: se pueden tomar prácticamente todos los medicamentos. No entiendo que se escriba esto en un libro reciente, a menos que quieras que la gente no de el pecho (o no tengas ni puñetera idea de lo que estás hablando ni te interesa aprender).

Nos queda el tabaco, si eres mujer lactante conviene que evitéis fumar, dicen, lo que no dice es qué se recomienda si no das el pecho, ¿fumar? Lo recomendable realmente es que nadie, absolutamente nadie, fume en presencia del bebé y, si puede ser, que nadie que viva con el bebé fume tampoco (padre, madre, abuelo, tío, hermano, quien sea).

Lo peor de tener una madre que fuma no es la nicotina que pasa por la leche (que es mala, por supuesto), sino que la madre fuma, el bebé se cría en un ambiente con humo de tabaco y aumenta el riesgo de infecciones respiratorias. De hecho, si una madre fuma, se recomienda con más hincapié que de el pecho antes que el biberón.

El pezón debe quedar por entero dentro de su boca, y ésta debe cubrir prácticamente todo el espacio de la aureola.

Aureola: (Del lat. Aureŏla, dorada). Resplandor, disco o círculo luminoso que suele figurarse detrás de la cabeza de las imágenes sagradas.
Areola o aréola: (Del lat. Areŏla). Círculo rojizo algo moreno que rodea el pezón del pecho.

En cualquier caso, las fórmulas infantiles de leche son la alternativa. Como lo serán más adelante, cuando tengáis que comenzar a preparaos para volver al trabajo y os veáis obligadas a dejar de amamantar a vuestro bebé.

No entiendo eso de que una mujer se vea obligada a dejar de amamantar por empezar a trabajar. Tenía entendido, o eso dice mi sentido común, que las mujeres no trabajan 24 horas al día, sino que cuando vuelven al trabajo siguen teniendo un horario de unas 8 horas al día.

Esto hace que cuando acaban la jornada pueden volver a ver a su bebé, momento en el que quizás, si quieren y el bebé quiere (lo más probable es que sí), puedan darle el pecho. ¿O es condición indispensable dejar de amamantar para empezar a trabajar? ¿Se obliga la madre a sí misma? ¿Alguien le obliga? Es que no entiendo muy bien la frase…

Y esto es todo, amigos

Una pena que no podamos leer más páginas del libro, porque realmente he disfrutado leyéndolo y hablando de él (nota mental: nunca más digas que no leerás el nuevo libro del Dr. Estivill). Espero vuestros comentarios al respecto.

En Bebés y más | Crítica a las primeras 40 páginas de “Pediatría con sentido común” (I), El Dr. Estivill publica un nuevo libro titulado “Pediatría con sentido común”, Estivill: “Con media hora es suficiente”, El Dr. Estivill evitó seguir su método con su nieto (y consigo mismo), “¡A dormir!”: el método Estivill para iPhone y iPod

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos