Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que cambian nuestras casas (y coches) cuando llegan los hijos

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente nos llaman mucho la atención los anuncios que se fijan en las familias, y como no podía ser de otro modo, el sector de los automóviles es uno de los más asiduos a este tema. De hecho, cuando la familia crece nos ponemos a mirar coches más grandes, y en el blog estamos realizando un análisis de coches familiares para cuando las necesidades cambian.

Pero no sólo cambian los coches, y este anuncio me ha gustado porque nos muestra la evolución de nuestras casas cuando llegan los hijos. Esos pisos que menguan misteriosamente, que pasan a ser mantenidos en el mínimo orden necesario para la supervivencia cuando antes eran ejemplo de organización y limpieza... Ya no importan los muebles de diseño: los juguetes, las tronas, los protectores de seguridad... son lo importante.

Aunque, todo hay que decirlo, en el anuncio la casa sigue siendo enorme, el mobiliario y decoración, incluso la infantil, sigue estando a la última y se mantiene todo bastante ordenado... Una casa de anuncio, vamos.

También vemos cómo cambia el bolso de mamá, de ese chic bolso de diseño a un gran bolso cambiador con todo lo necesario para el bebé (¡yo sigo apostando por no deshacerme de mis propios bolsos!; los grandes, eso sí).

La nevera impoluta empieza a llenarse de ecografías, de fotos, de los primeros garabatos y dibujos que hacen los niños. Llegan los asientos reductores al baño y todo está adornado de coloridas figuritas de animales.

Por supuesto, en el coche también hay cambios, aunque el espacio sigue siendo el mismo, un coche bueno para ir ancho si no se tienen hijos y llenar cuando la familia crece, sin tener que cambiar de auto. Lo que pasa es que cuando no tenemos hijos no solemos pensar en estas cosas a la hora de comprar un coche... (y si no, que me lo digan a mí).

Siguen teniendo lugar los esquís de los papás, a los que se suman unos pequeños esquís para el niño, y por supuesto el sistema de retención infantil, el maletero a tope, todos los compartimentos llenos de juguetes y bebidas, y los DVDs funcionando para entretener a los pequeños pasajeros.

En fin, un anuncio que muestra a modo de animado time-lapse lo que cambian nuestras casas y nuestros coches cuando tenemos hijos, y en el que sin duda muchos de nosotros nos vemos reflejados. Por cierto, tal vez el spot me encante también porque suena una versión de "99 red balloons", una de mis canciones favoritas.

Vídeo | Youtube En Bebés y más | Los padres al volante están de moda I y (II), Comparativa de monovolúmenes, “Disfruta más de la vida” sin hijos, Cuando empiezas a mirar la comparativa de monovolúmenes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos