Compartir
Publicidad

"Disfruta más de la vida" sin hijos

Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días hacía un análisis de dos anuncios de coches que presentaban el mismo hilo argumental: un grupo de hombres y un bebé en el automóvil. Hoy paso a comentar otro anuncio que también tiene a los hombres y a los coches como protagonistas, pero desde un punto de vista diferente: los hombres sin hijos disfrutan más de la vida.

Como podréis imaginar, la perspectiva de este anuncio no me gusta tanto como los anteriores que presentaban padres que, aunque con sus “defectillos”, cuidaban a sus hijos, y ahora veremos por qué. Se trata del anuncio de Renault Clio en el que varios hombres esperan a sus hijos a la salida del colegio, imagino que lo conocéis al menos en España porque lleva emitiéndose varios meses.

El punto de partida parecía interesante, aunque algo irreal, ¡tantos padres a la puerta del colegio! Quien más quien menos sabe que, en realidad, la mayoría de personas que van a recoger al cole a los niños son las madres y las abuelas o abuelos.

Pero por fin un anuncio rompe el tópico y nos presenta a esa mayoría de padres que van a recoger a sus hijos al colegio. Sin embargo, pronto mi gozo quedaría sumido en un pozo…

En las imágenes que vemos, se alinean coches y hombres frente al colegio, aparecen niños saliendo en tropel, presumiblemente todos los hombres son padres y uno a uno van recibiendo a sus hijos con efusivos abrazos.

Excepto uno, que parece más joven que el resto, viste unos vaqueros, no lleva corbata y que cuando todo indica que va a coger en brazos a un niño que venía de mano de la maestra… el pequeño pasa de largo y el abrazo y el beso de enamorados se lo dan el chico y la chica.

Eso sí, bajo la atónita mirada del resto de hombres-padres (por cierto, la mayoría con menos pelo que el afortunado) que, según nos quiere mostrar el anuncio, ven con envidia ese encuentro efusivo entre los novios. Con envidia, y con una cara de bobos… Para colmo, el joven les lanza a los padres un gesto de superioridad como diciendo “ahí os quedáis, pardillos, me largo con mi chica”.

El mensaje que escogieron como lema de la campaña no deja lugar a dudas: “Disfruta más de la vida”.

La imagen de la paternidad que se desprende del anuncio

¿Qué tenemos que suponer ante esto? ¿Que los hombres con hijos no disfrutan de sus coches, tienen una vida aburrida, no se dan efusivos besos con sus mujeres, que éstas no son tan atractivas como la maestra…? ¿Son los hombres con hijos más serios, con menos pelo, no visten tejanos? ¿No hay papás o mamás tan jóvenes y estupendos como los protagonistas del anuncio?

En fin, una serie de tópicos que vienen determinados por el destinatario de la publicidad, ese sector de hombres más jóvenes que aún no piensan en tener familia, lo cual no quita para que al resto nos resulte inapropiada esta visión de la paternidad que se desprende del anuncio (es lo que tiene que la tele la veamos todos, que podemos criticar lo que se dirige a nosotros, y lo que no).

Por cierto, que en la versión inglesa el lema es “Expect more from adult life”, “Espera más de la vida adulta”, un lema también bastante mal enfocado, a mi parecer, ya que directamente relaciona la vida adulta y la paternidad con menos logros, más límites, expectativas acotadas… mientras que esa vida adulta más “amplia” incluiría chicas guapas, nada de niños, fiesta y coches chulos, claro. ¿Más que vida adulta no sería una adolescencia ampliada?

La segunda parte del anuncio

Por si teníamos dudas acerca de que la parejita que se besa son matrimonios o tienen hijos, existe una segunda parte de la campaña de Renault Clio que no hemos visto en España pero que confirma que sólo son novios.

El anuncio sigue haciendo referencia a la diversión y “locura” de los que no tienen otras responsabilidades, como si cantar en el coche sólo fuera propio de jóvenes solteros sin hijos (curiosamente también Renault nos mostrará que esto no es así, en el anuncio del Scénic que comentamos).

Seguro que “de solteros” lo hacíamos, pero ¿quién no ha cantado a lo loco con sus hijos alguna canción infantil en el coche? Volveremos sobre esto y un divertido anuncio que me descubristeis hace poco…

El lema de este segundo anuncio, más neutro en el sentido que analizamos porque no toca el tema de la paternidad, es “Life is too short to be boring”, “La vida es demasiado corta para ser aburrido”. Lo dicho: fiesta, diversión y desmelene mientras se es joven (se entiende, es una de las premisas de los anuncios que se dirigen a esos chicos jóvenes sin familia).

En definitiva, en el primer anuncio del Clio se nos queda la impresión de que tener hijos supone una frontera a partir de la cual se acaban la ilusión, la independencia, la diversión, las emociones… Y aunque esos conceptos se vean modificados, sabemos que no es así.

No sé si con hijos se disfruta más o menos de la vida, eso dependerá de lo que cada uno entienda por disfrutar, de sus prioridades y principios, del momento de la vida en que se encuentre. Hace poco Lola nos trajo un post que reflexionaba sobre si tener hijos da la felicidad.

Seguramente, con hijos se disfrute de una manera diferente, muchos pensamos que más intensa y mejor, aunque seguro que también hay quien disfrute más de la vida sin hijos y no estoy yo aquí para juzgarlos… como parece que sí juzga (y sentencia) a los que tienen hijos este anuncio.

En Bebés y más | La preferencia de los niños por los coches y de las niñas por las muñecas es genética, ¿Podemos comparar el jamón a la Coca-Cola?, Comparativa de monovolúmenes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos