Compartir
Publicidad
Publicidad

Nutrición, una asignatura para impartir en la enseñanza primaria

Nutrición, una asignatura para impartir en la enseñanza primaria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vistas las estadísticas sobre los hábitos de consumo, sobre el sobrepeso y la obesidad y sobre los escasos conocimientos nutricionales que presenta la población, no sería mala idea seguir la recomendación del especialista Jaime Dalmau, miembro de la Unidad de Nutrición y Metabolismo del Departamento de Pediatría del Hospital Infantil La Fe en Valencia.

El experto nos dice: "La nutrición debiera ser materia obligatoria en la enseñanza primaria. Hay que enseñar a los niños a comer sano y el mejor lugar para hacerlo son los colegios, donde ellos mimetizan lo que hacen sus compañeros. Hay que instruirles en no comer fuera de hora. Es necesario un régimen disciplinario de comidas; mantener las cinco diarias desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena y desterrar el picoteo y las chucherías".

Si la nutrición fuera una asignatura impartida en las aulas desde que los niños son muy pequeños, algunos de los problemas con los que nos encontramos en la actualidad tendrían una escasa incidencia en la población y especialmente en la población infantil. Muchos expertos nos advierten sobre la necesidad de realizar ejercicio físico y de mantener una alimentación sana y equilibrada, consejos que no son seguidos a pesar de las advertencias que se proporcionan. Lo ideal es entonces impartir clases de nutrición a los pequeños, según el especialista, las dietas son eficaces llegando a solucionar hasta un 40% de los casos de obesidad, sin embargo, hasta un 60% de casos, podría solucionarse simplemente con la adquisición de hábitos adecuados y apoyo psicológico.

El apoyo psicológico se encamina especialmente a la población infantil que reacciona comiendo compulsivamente ante diversas situaciones que pueden sufrir en el colegio, como son la mofa o el desprecio. Los niños pueden mofarse de otro niño obeso, marginándolo y haciéndole sentir más culpable y sin posibilidades de solucionar su problema, estos son los casos donde el apoyo psicológico puede darle la vuelta a la situación.

Como dice el especialista, todo trabajo requiere su tiempo, educar nutricionalmente a un niño debe hacerse con calma, con pasos que sean consolidados y nunca obligados, ya que se puede crear una aversión a la comida. La creación de la asignatura de nutrición y alimentos saludables sería una buena solución.

Vía | Az Prensa Más información | Nutriguía En Bebés y más | Estándares de nutrición para los alimentos de las escuelas En Bebés y más | Nutrición infantil, consejos y recetas para una buena alimentación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos