Compartir
Publicidad

Serena Willians elegida mejor deportista de 2018 por su perseverancia como tenista, mujer y madre

Serena Willians elegida mejor deportista de 2018 por su perseverancia como tenista, mujer y madre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Serena Williams no ha ganado ningún torneo en 2018 y, sin embargo, para esta tenista norteamericana, este año que finaliza ha sido memorable.

Su regreso al tenis después de sufrir serios problemas de salud tras el alumbramiento de su hija en septiembre de 2017 fue un triunfo por sí solo, y por ste y otros logros ha recibido por quinta vez el reconocimiento de The Associated Press como la Mujer Deportista del Año

Mujer coraje y ejemplo para otras madres

Si sus cuatro premios anteriores fueron por sus logros en la pista, este año la prensa la ha premiado por su perseverancia. Desde que Serena Williams dio a luz a su hija, Alexis Olympia Ohanian, en septiembre de 2017, tuvo problemas de coagulación de sangre, algo que ya casi le cuesta la vida durante el parto, y que la obligaron a entrar de nuevo al quirófano y a guardar cama durante seis semanas al volver a casa.

Aún sí, decidió regresar a las pistas y eligió Rolland Garros para su vuelta a un Gran Slam, en agosto de 2018. Como es habitual en ella, volvió a llamar la atención por su atuendo, esta vez al sustituir el clásico conjunto de falda pantalón y top deportivo por una malla completa negra, de manga corta, pantalón largo y una cinta roja ceñida a la cintura.

Aunque tal y como ella explicó en su cuenta de Twitter eligió esta ropa por motivos médicos, fue prohibida por la Asociación Francesa de Tenis. Aún así, ella afirma que se sentía como una heroina y que era un homenaje a las madres que los pasaron mal en su postparto.

Tuvo que retirarse en Rolland Garros y perdió en la final de Wimbledon, pero Serena se siente ganadora y así se lo han reconocido un año más, por estas muestras y alguna más.

Lucha por la mujer deportista

Serena Willians Trendencias Foto: Trendencias

Ha declarado en diferentes ocasiones lo difícil que resulta para una mujer ser madre sin perder su reconocimiento en el deporte.

Denunciaba que en en el tenis se equipara el embarazo con una lesión, por lo que la carrera deportiva queda en suspenso hasta el regreso a las pistas, perdiendo el lugar en el ránking internacional. Serena Willians pasó del primer puesto al 491, en solo 14 meses.

El último Grand Slam que obtuvo, el 23 en su carrera, fue el Abierto de Australia de 2017, torneo que disputó embarazada de ocho semanas y no regresó a las pistas hasta que Olympia había cumplido seis meses.

El estricto calendario, que obliga a las jugadoras a recorrer el mundo para acumular puntos para clasificarse para las mayores competiciones, hace que el tenis sea uno de los deportes con menos facilidades para que las mujeres puedan conciliar tener un hijo y mantener su nivel profesional.

Y es que la política de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés) solo les protege su ránking durante ocho torneos, y sin la opción de hacerlo como cabezas de serie, una medida que presiona a las jugadoras a tener que volver lo antes posible, con las dificultades psicológicas y físicas que supone su profesión.

Por suerte, y en parte gracias a jugadoras como ella y la tenista bielorrusa, Victoria Azarenka, que también volvió recientemente a las canchas de tenis después de tener a su hijo en diciembre, la WTA ha decidido cambiar las condiciones de las tenistas embarazadas.

El gran objetivo de la nueva temporada para Serena Williams es conquistar un torneo más de Grand Slam y convertirse así en la jugadora con más títulos grandes de la historia junto a la australiana Margaret Court, que obtuvo 24 entre las décadas del 60 y 70.

Pero para la tenista estadounidense el 2018 se va con otro valioso triunfo: haber influido en la WTA y lograr beneficios para las mujeres. Algo con lo que manifiesta sentirse muy feliz:

"Es genial. Las mujeres más jóvenes podrán tener hijos sin preocuparse al respecto, y no tener que esperar hasta el ocaso de sus carreras para convertirse en madres" .

Desde el 1 de enero, el embarazo será contemplado como una circunstancia específica y diferente, no como lesión. Además, el nuevo reglamento especifica que:

“Si una jugadora está fuera de competición por embarazo o causas médicas, tendrá permitido utilizar su ranking especial durante tres años. En el caso de embarazo, el periodo de tiempo se calculará desde el nacimiento del hijo”.

Además, aunque la WTA no tenía una regla que prohibiera explícitamente que una jugadora usara leggings sin falda (como hizo Serena), el Consejo de Administración ha añadido un punto que deja clara su posición en contra de la Federación Francesa de Tenis: "los leggings y los pantalones cortos de compresión de la mitad del muslo se pueden usar con o sin falda, pantalones cortos, o vestido".

Icono de maternidad

Y por si esto fuera poco, Serena ha contribuido a normalizar la maternidad desde su cuenta de Instagram, al mostrar sin reparos los pros y los contras de ser madre y deportista de élite hoy en día.

Y sus comentarios sinceros ayudan a muchas madres que la toman como ejemplo de fuerza y coraje. No hay que olvidar que Serena Willians tiene ya 37 años y sigue compitiendo al más alto nivel en el tenis con jóvenes a las que casi duplica la edad, y después de haber sido madre y procurar estar lo más cerca posible de su pequeña, que solo tiene 16 meses.

¡Serena, sigue así! Como tú llegasta decir en tu vuelta a Rolland Garros: "Se puede".

Fotos | Trendencias

En Bebés y Más | Una jugadora de balonmano da el pecho a su bebé en la cancha, una imagen preciosa y muy natural de conciliación, Corre un ultramaratón de montaña durante más de 43 horas haciendo paradas para amamantar a su bebé de tres meses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio