¿Por qué las mujeres estadounidenses estás borrando sus apps de fertilidad tras la derogación del derecho al aborto?

¿Por qué las mujeres estadounidenses estás borrando sus apps de fertilidad tras la derogación del derecho al aborto?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Tal como se había filtrado hace unas semanas, el viernes pasado el Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló el derecho constitucional al aborto vigente en ese país desde hace casi cincuenta años. El fallo histórico anula la sentencia 'Roe contra Wade', el caso que reconoció por primera vez el derecho de las mujeres al aborto en 1973, y ahora deja en manos de cada estado la decisión de mantener o no el derecho en su jurisdicción. Se prevé que al menos 26 de ellos lo prohibirán.

El miedo de muchas mujeres es que las restrictivas leyes que ya están vigentes en algunos estados, se extiendan a otros y empiece a perseguirse a quienes deseen abortar. Temen que las autoridades puedan utilizar información personal para demostrar su intención de abortar, como pueden ser las aplicaciones de control de la fertilidad, la ubicación del móvil, los mensajes o el historial de búsquedas en internet.

Las aplicaciones de fertilidad que usan las mujeres para monitorear sus calendarios menstruales podrían convertirse en la evidencia de la comisión de un delito.

Tecnología y privacidad

Usuarios y expertos en privacidad han mostrado su preocupación sobre si los datos almacenados en estas aplicaciones podrían utilizarse en un posible caso penal para demostrar si una mujer se sometió a un aborto.

Es por ello que en las redes sociales se está advirtiendo a las mujeres que eliminen sus datos de las aplicaciones de seguimiento de la fertilidad como Flo, Clue, Eve, Glow y Natural Cycles, entre las más populares.

Estas podrían proporcionar información muy valiosa sobre la regularidad de los ciclos, si se registra la falta de un período, haber mantenido relaciones sexuales o posibles síntomas de embarazo como mareos, dolor en los pechos, náuseas, etc..

Por su parte, el Fondo de Defensa Digital (Digital Defense Fund) ha compartido una guía para mantener la privacidad y "ocultar" la huella digital si la mujer está buscando información sobre el aborto.

¿Es legal que se usen los datos de fertilidad de millones de mujeres?

A diferencia de la Unión Europea, donde rige el Reglamento general de protección de datos que reconoce la privacidad de datos como un derecho fundamental, Estados Unidos no tiene una ley estricta a nivel federal que proteja los datos de los usuarios, sino que depende de las leyes particulares y la jurisprudencia de cada estado.

Por tanto, tanto a las autoridades como a grupos particulares les sería bastante fácil acceder o incluso comprar a las compañías tecnológicas la información personal de aquellas mujeres sospechosas de querer abortar.

La abogada y periodista Paloma Llaneza explica en El País que "la ley estadounidense de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (en inglés Health Insurance Portability and Accountability Act -HIPAA-) establece la obligación de guardar secreto profesional sobre las consultas relativas a la práctica de un aborto, obligación que se extiende a los seguros médicos y sus gestores. Pero las apps y los titanes de los datos no tienen la misma obligación. Millones de mujeres utilizan aplicaciones para hacer un seguimiento de sus ciclos menstruales, registrando y almacenando datos íntimos sobre su salud reproductiva. Dado que esos datos pueden revelar cuándo se detiene y comienza la menstruación, la ovulación y el embarazo, podrían convertirse en pruebas en los estados donde el aborto esté penalizado."

Una información muy valiosa. En enero de 2021, The New York Times informó que los legisladores examinaban regularmente los datos de las aplicaciones de fertilidad y que algunas compañías de ellas compartían datos íntimos de los usuarios con terceros como Facebook y Google, sin revelarlo en sus políticas de privacidad.

Para estos gigantes de la tecnología, saber si estás buscando un bebé o si has quedado embarazada son datos muy valiosos que les permiten crear perfiles de usuario para ofrecerte constantemente contenidos y publicidad de productos relacionados.

Flo, una de las aplicación de fertilidad más populares en Estados Unidos, con más de 100 millones de usuarios, tuvo que llegar a un acuerdo con la Federal Trade Commission (FTC), luego de que se hiciera público que había entregado sus datos a Google y Facebook para servicios de análisis y marketing.

Por su parte, Clue, otras de las aplicaciones, ha informado en un comunicado tras conocerse la sentencia del Supremo, que mantendrá la privacidad de sus usuarias:

“En este momento tenso, escuchamos la ira y la ansiedad provenientes de nuestra comunidad estadounidense. Seguimos comprometidos con la protección de sus datos de salud reproductiva”.

Al parecer las advertencias virales de los últimos días han calado, ya que según leemos en Vice, la aplicación gratuita más descargada en iOS durante el fin de semana ha sido Stardust, una app de seguimiento menstrual que se ha comprometido por escrito a respetar la política de privacidad de sus usuarias.

¿Qué hará Meta al respecto?

Desde que se conoció el viernes la sentencia, los gigantes tecnológicos como Meta (dueña de Facebook, Instagram y Whatsapp), que tienen un papel clave en esta escena, están recibiendo llamadas para conocer cuál es su posición al respecto.

Pero, según The Guardian, hasta el momento la empresa, así como tampoco otras como Uber, Google y Apple han hecho declaraciones públicas sobre cómo responderán a las solicitudes relacionadas con la aplicación de la ley en el futuro.

Temas
Inicio