El aborto podría volver a ser ilegal en Estados Unidos, casi cincuenta años después

El aborto podría volver a ser ilegal en Estados Unidos, casi cincuenta años después
Sin comentarios

Según una filtración sin precedentes publicada por el portal Politico, el Tribunal Supremo de Estados Unidos estaría a punto de ilegalizar el aborto. El borrador al que ha accedido confirma la votación de la mayoría de sus miembros a favor de anular la sentencia 'Roe contra Wade', el fallo que reconoció por primera vez el derecho de las mujeres al aborto "hasta que el feto sea viable", y a raíz del cual se legalizó el aborto en ese país en 1973.

Esto supone, de confirmarse, y si no hay cambios posteriores, que el aborto podría volver a ser ilegal en Estados Unidos, casi cincuenta años después.

El Supremo podría ilegalizar el aborto

El juez firmante del documento es el conservador Samuel Alito quien afirma que "Roe versus Wade fue atrozmente erróneo desde el primer momento". Junto a él, otros cuatro jueces habrían votado a favor de la derogación, frente a tres magistrados que habrían votado en contra.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, la máxima instancia judicial del país, está compuesto por nueve magistrados: seis conservadores y tres liberales.

En el fallo Alito asegura que "la Constitución no hace referencia al aborto y ningún derecho de este tipo está protegido implícitamente por ninguna disposición constitucional". Y añade: "Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes del pueblo… Eso es lo que exigen la Constitución y el estado de derecho".

El Tribunal Supremo de Estados Unidos podría derogar la sentencia que validó en 1973 el derecho constitucional al aborto.

¿Qué pasará entonces?

aborto-ilegal-estados-unidos

De confirmarse la filtración, si finalmente se anula la sentencia "Roe contra Wade" por parte de la mayoría de los magistrados, y ninguno cambia de opinión, algo que podría saberse en el mes de junio, Estados Unidos volverá a la situación anterior al fallo de 1973, es decir, cada estado sería libre de decidir si permite el aborto o lo prohíbe.

De los 50 estados, prácticamente la mitad podría ilegalizar el aborto, entre ellos los estados de Mississippi, Texas, Arizona o Alabama. Según The New York Times, se espera que más de 20 estados prohíban o restrinjan considerablemente el aborto en todas las etapas del embarazo.

Texas es uno de los estados más restrictivos con el aborto. El año pasado aprobó la controvertida "ley del latido" según la cual a la sexta semana -cuando muchas mujeres no saben aún que están embarazadas- ya se podía detectar el latido del feto, impidiendo el aborto. Y más allá ha ido Idaho, premiando con hasta 20 mil dólares a quienes denuncien a la clínica o al médico que ayude a abortar a una mujer. En Oklahoma, por su parte, un proyecto de ley prohíbe el aborto incluso en caso de violación o incesto.

Tras conocer la filtración del borrador de la sentencia que pretende ilegalizar el aborto en Estados Unidos, varias personas se han manifestado frente a la Corte Suprema en Washington.

De confirmarse, sería un gran paso atrás en torno a los derechos reproductivos de las mujeres estadounidenses.

El caso "Roe contra Wade"

El caso "Roe contra Wade" es un caso judicial del año 1973, por el cual la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que la Constitución de Estados Unidos protege la libertad de una mujer embarazada para elegir abortar sin excesivas restricciones gubernamentales.

Roe era el seudónimo de Norma McCorvey, una madre soltera de Dallas (Texas) quien decidió demandar en 1970 al fiscal de la ciudad, Henry Wade, porque había quedado embarazada de su tercer hijo y quería abortar, pero era ilegal según las leyes del estado de Texas donde ella vivía. Alegaba que las leyes de aborto de Texas eran inconstitucionales.

En enero de 1973, la sentencia del Tribunal Supremo, con siete votos contra dos, dictaminó que el "derecho a la intimidad" presente en la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos protege el derecho de una mujer embarazada a elegir si quiere o no abortar. Pero también dictaminó que este derecho no es absoluto, y que debe sopesarse con los intereses del gobierno en la protección de la salud de la mujer y la protección de la vida prenatal.

Pero la sentencia llegó tarde. Roe dio a luz a esa niña y posteriormente la dio en adopción, convirtiéndose en un símbolo de la lucha por los derechos reproductivos de las mujeres.

La división de opiniones en torno al caso y el derecho al aborto creó grandes debates legales y morales, que aún a día de hoy siguen siendo motivo de polémica en ese país, y en el resto del mundo.

Temas
Inicio