Compartir
Publicidad
"Pequeños científicos": equipos de niños asesorando a científicos, médicos e investigadores en hospitales de todo el mundo
Noticias

"Pequeños científicos": equipos de niños asesorando a científicos, médicos e investigadores en hospitales de todo el mundo

Publicidad
Publicidad

Tomar en consideración el punto de vista de los niños a veces es poner a prueba nuestro propio sentido común pero no significa que ellos estén equivocados y nosotros no.

Durante la infancia la lógica puede que sea distinta, es cierto, pero no debemos traducirlo como que no sea lógica, de hecho cada vez son más las historias en las que encontramos a niños que asesoran a adultos, a ayuntamientos o incluso a equipos de investigación.

En España hay un hospital que cuenta con un consejo de “pequeños científicos” es el hospital Sant Joan de Déu, el único en España que lo tiene, que los escucha de forma sistemática y que aplica muchos de sus consejos porque la lógica no está reñida con la edad o más bien, con la falta de ella y a veces a los adultos aunque sean científicos, médicos o investigadores también les ayuda ese punto de vista más "joven".

En medicina por ejemplo, hablar el mismo idioma entre médico y paciente es fundamental y cuando el paciente es un niño aún más fundamental, si cabe.

En el hospital Sant Joan de Déu esto lo saben y de hecho han sido los primeros en toda España en dar un paso más. Hablan el mismo idioma que los niños porque son los niños los que se lo dicen a los propios médicos.

Se trata de un proyecto internacional en el que los niños tienen su propia voz tanto en temas de medicina, como de investigación o de innovación. Se llama “Kids” y es como una asesoría de “pequeños científicos” o quizás no tanto pero están en ello.

Se reúnen con los médicos, reciben unas clases sobre el tema y cuando lo entienden, cuando lo asimilan, cuando saben de lo que están hablando se inicia el debate. Un debate de tú a tu entre niños y adultos ¿y por qué no?

Niños con iniciativa

Hospital 4

No, no son los primeros de los que os hablamos y seguro que estos “pequeños asesores médicos” del hospital Sant Joan de Deu no serán los últimos de los que hablaremos en esta página. Niños con iniciativa, con capacidad y con ganas de hacer cosas por los demás.

Como Helena, la niña sevillana que pensando en los refugiados sirios que llegan a las fronteras europeas, se planteó cómo realizar una de las rotondas de su municipio.

O como Jani, el niño de 10 años que como si fuera fácil hackeo Instagram, lo que le reportó 10.000 dólares de parte de la compañía propietaria.

O como Hailey, la niña de 9 años que construía ella misma (y tal vez siga haciéndolo) refugios para las personas sin hogar que vivían en su barrio.

O como Hilde, la niña de 9 años que se siente periodista y sin duda vocación no le falta.

O Anvitha, la programadora más joven de Apple que sólo tiene 11 años y ya es una promesa de la compañía.

Niños que sin duda tienen ganas y capacidad para hacer muchas cosas, la diferencia es que ellos lo hacen de forma individual y en este caso, hablamos de niños sí pero que trabajan en equipo, que aprenden en cada situación y que se plantean las posibilidades de ayudar con su trabajo.

Muchos de ellos incluso son niños que primero han sido pacientes del propio centro y a los que les han propuestos sus propios médicos formar parte del programa, del proyecto. Probando un nuevo medicamento por ejemplo ya que la mitad de los fármacos del mercado resulta que no están probados con niños, con lo que esto significa, por lo que es algo esencial.

En España, los niños a partir de los 12 años tienen que firmar un consentimiento cuando los médicos les proponen probar un medicamento pero claro, darle a un niño un documento de más de 15 hojas para que lo lea, lo entienda y lo firme es a veces una misión casi imposible.

En el Hospital Sant Joan de Deu a través del equipo de “pequeños asesores” lo primero que han hecho ha sido reducir ese consentimiento de 15 a 5 páginas, con letra clara y un lenguaje lo suficientemente alejado de los términos médicos como para que los pequeños lo entiendan perfectamente.

El grupo que trabaja en Sant Joan de Deu nació hace sólo un año, en 2015, pero como este equipo hay otros 16 en todo el mundo repartidos por Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Australia, integrados por niños y jóvenes de entre 8 y 21 años. Son una red internacional, la red ICAN.

Hace unos días se han reunido algunos de los niños de esta red en Barcelona, los han recibido en el Hospital Sant Joan de Déu para compartir experiencias y avances conseguidos durante el año de vida que tiene el proyecto.

Con este proyecto está claro que se pretende hacer partícipe a los niños y a las familias de la medicina y la investigación y ya de paso quizás algunos de los niños que participan como asesores ahora se conviertan en investigadores, en médicos o en científicos cuando se hagan adultos. Proyectos para trabajar en el presente con una magnífica perspectiva de futuro.

Vía | lavanguardia.com
Fotos | iStockphotos
En Bebés y más | Los niños también toman decisiones | ¿Tu hijo te contesta? Los niños "respondones" tienden a convertirse en adultos exitosos | ¿Quieres que tu hijo sea una persona creativa? Da un paso atrás

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio