Compartir
Publicidad
Publicidad
"La actuación de la Justicia ha sido la correcta", hablamos sobre el Caso Juana Rivas con Conpapaymama
Noticias

"La actuación de la Justicia ha sido la correcta", hablamos sobre el Caso Juana Rivas con Conpapaymama

Publicidad
Publicidad

Uno de los casos más mediáticos de los últimos tiempos ha sido el de Juana Rivas, la madre que permaneció un mes huída de la justicia con sus dos hijos, de 11 y 3 años para evitar entregárselos al padre, el italiano Francesco Arcuri. Finalmente, ella entregó a sus hijos el lunes pasado a la Guardia Civil, y los niños ya se encuentran con el padre.

Bebés y más se ha puesto en contacto con la Confederación Estatal de Asociaciones de madres y padres divorciados (Conpapaymama), plataforma en defensa de la custodia compartida, después de que hiciera público un comunicado a los medios sobre el caso. Justo Sáenz, su portavoz, nos ha dado el punto de vista de la asociación después de que la madre entregara a los hijos.

Finalmente, Juana Rivas entregó el lunes a sus hijos a la Guardia Civil, ¿qué opináis al respecto?

Juana Rivas ha entregado a sus hijos cuando no le ha quedado otro remedio, pero saltándose otra vez el auto de la jueza que le mandataba a que entregara a los hijos en el punto de encuentro de Granada.

Es una mujer que viene incumpliendo todas las órdenes judiciales, con el consentimiento y beneplácito de algunas instituciones. Esto en un Estado de Derecho es totalmente inadmisible. Hay que poner encima de la mesa la utilización que esta mujer está haciendo del sistema judicial, recurriendo reiteradamente a él y como las sentencias no le son favorables, critica a los jueces y a los equipos psicosociales.

No es admisible tampoco la utilización y manipulación que está haciendo de los menores, a los que ha secuestrado, ha mantenido ocultos y ha entregado cuando ella tenía todas las posibilidades de ser condenada via penal. El sufrimiento y el daño psicológico que a estos menores se les ha ocasionado va a tardar en cicatrizar.

juana-rivas

¿Cómo continuará el proceso estando el padre y los niños en Italia y la madre en España??

Dado el interés mediático que ha tenido este caso, lo mejor es que los niños estén durante un tiempo fuera del entorno de Juana Rivas, eso sí, con un contacto con la madre que vaya normalizando la relación de los menores con ambos progenitores.

Este nuevo sistema de relación lo deberán articular los abogados de ambas partes, teniendo en cuenta el asesoramiento de profesionales de la psicología, para una progresiva normalización de la convivencia de estos con su madre y su padre. Todo ello debiera hacerse lejos de los medios de comunicación y las disputas judiciales que la madre ha emprendido contra el padre.

La justicia italiana dictará lo que estime procedente pero deberían ser los padres los que llegaran a articular y acordar un sistema de custodia compartida o similar.

¿Cómo se suele resolver la custodia compartida cuando los padres residen en diferentes países?

En casos similares hay que respetar el periodo de escolarización de los menores con uno de los progenitores y las vacaciones las pasa con el otro progenitor, amén de que el progenitor con el que no esten tiene derecho a comunicación telefónica continua con el menor y a poder visitarlos concertando previamente visita.

¿Ha actuado bien la justicia española en el caso de Juana Rivas?

La actuación de la Justicia ha sido la correcta pese a las presiones mediáticas y políticas que han tenido. Han sido destacables el apoyo explícito de las asociaciones de la magistratura y es lamentable que el Consejo General del Poder Judicial no haya salido en su apoyo.

Las asociaciones que apoyan a Juana Rivas defienden que "un maltratador no puede ser un buen padre", ¿qué opináis al respecto?

En primer término, hay que dejar claro que Francesco Arcuri no es ni ha sido nunca un maltratador. Fue acusado y condenado por un delito de violencia en el ámbito doméstico, que quiere decir que ha habido unas denuncias mutuas por una discusión doméstica puntual. Ha demostrado a lo largo del tiempo que ha sido y es un buen padre.

El maltratador típico es una persona que somete de forma continua a maltrato físico o psicológico a su pareja o la llega a asesinar. En cualquier caso en las diferentes legislaciones autonómicas y estatales se recoge la imposibilidad de la custodia compartida en casos de condena de violencia de género y restriciones muy severas en los regímenes de visita. Pero en todas las legislaciones se establece que cumplida la pena, si el juez lo considera oportuno pueden modificarse estas circunstancias.

Un maltratador o maltratadora pueden tener la oportunidad de relacionarse con sus hijos si las circunstancias cambian y los jueces así lo determinan.

Nadie es buena o mala persona, mal padre o mala madre para toda la vida por haber cometido un delito. Habrá que valorar si con el paso del tiempo las circunstancias y las actitudes varían para que se puedan reanudar la relación de los padres con los hijos.

alineación-parental

El auto del juzgado habla de la posibilidad de "alienación" de los niños ¿Qué opináis al respecto?

Para comenzar, todas las asociaciones de apoyo a Juana Rivas argumentan que este concepto no es asumido por la comunidad científica, pero no dicen que hay ya países como Perú, Brasil, México, Puerto Rico y otros que ya tienen reguladas leyes contra la alienación parental específicamente.

Pero independientemente del nombre, es una realidad la manipulación por parte de algunos progenitores de los hijos para hacer desaparecer la figura del otro, para cortar la relación de los hijos con el otro progenitor.

En este caso la jueza ha sido prudente al considerar la posibilidad y no afirmar la realidad de la manipulación de los menores por parte de Juana Rivas contra su padre Francesco. Es patente que al secuestrarlos ha tenido que realizar un proceso de manipulación de los menores contra su padre para explicar este secuestro, el que no salieran a la calle durante todo el tiempo que ha durado la noticia en los medios y de la que estos niños habrán sido informados sin ningún género de dudas hasta lograr crear en los mismos la figura de un padre maltratador que no los quiere.

Llegado ese momento ha sido cuando la madre ha solicitado que la jueza explore a los menores. Ha sido de manual, la madre ha repetido los pasos de cualquier libro de alienación parental. Las consecuencias son claras: Es un maltrato psicológico de la madre a los menores y que inclusive ha podido ser físico, encerrándolos o no permitiéndoles tener comunicación con determinadas personas y en concreto con su padre y familiares de éste hasta lograr que estos afirmen que no quieren ir con su padre.

Más sobre el Caso Juana Rivas

En Bebés y más | Cuando los padres se separan y ponen a los hijos en contra del otro: qué es el síndrome de alienación parental y cómo afecta a los niños

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos