Publicidad

Bruselas autoriza el primer buzón para abandonar bebés de forma anónima

Bruselas autoriza el primer buzón para abandonar bebés de forma anónima
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Desgraciadamente, el abandono de bebés es algo que sigue siendo noticia en todo el mundo. Los lugares destinados al abandono de bebés son muy criticados, pues muchos opinan que es una forma de promover que los padres puedan deshacerse fácilmente de sus hijos.

Corvia, una ONG belga, acaba de recibir finalmente una autorización para instalar el primer buzón para abandonar recién nacidos de forma anónima en Bruselas.

Pretendían instalarlo el 21 de septiembre de 2017, pero el anterior alcalde lo prohibió ese mismo día. Entonces, la ONG inició un procedimiento en el Consejo de Estado para anular esa decisión, con el argumento de que no incitaba al abandono de los menores sino que "ofrecía una posibilidad a las madres de dejar a su hijo con seguridad".

La justicia falló a favor de la asociación y tres años después, la asociación ha sido autorizada a instalar el buzón en el distrito de Evere, donde los padres podrán renunciar a su hijo de forma anónima.

La portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers, dijo "Nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro". La intención es que el servicio esté disponible a principios de octubre.

Antes las críticas por fomentar el abandono de bebés, la ONG defiende:

“Corvia no quiere incitar en absoluto el abandono infantil, pero quiere ofrecer a las madres que desesperadas quieren dejar atrás a su recién nacido, dándole la posibilidad de poner a sus hijos en un lugar seguro “.

¿Cómo funciona el buzón para bebés?

buzon-bebe Foto: Corvia

Según el sitio web de la ONG la madre -suponiendo que es ella quien deja al bebé- solo tiene que empujar la puerta verde. Una vez abierta, adentro encontrará una cuna calefaccionada para dejar al bebé.

Junto a la cuna, habrá un sobre dentro del cual se encuentra una pieza única de un rompecabezas, que podrá guardar y permitirá identificar a su hijo más adelante si ella así lo deseara. Si lo prefiere, también tiene la opción de dejar sus datos. Los padres pueden reconsiderar su decisión en un plazo de dos meses.

Una vez depositado el bebé y cerrarse la puerta, ésta se bloquea. Una vez que la persona se ha ido, una alarma notifica inmediatamente que la cuna está ocupada para que alguien pueda asistir al bebé. Se avisa a un médico para que revise su estado de salud y se da aviso a las autoridades. Está disponible a cualquier hora, los siete días de la semana.

Al menos están seguros

El objetivo de la ONG es, por un lado, dar a conocer a las madres y padres que tienen problemas para criar a sus hijos, de la existencia de estas cunas de abandono, que garantizan la atención al bebé y el anonimato de quien lo entrega. Y por otro, que el bebé al menos sea abandonado en un sitio en el que no corra peligro, como puede ser un contenedor de basura, o a la intemperie en plena calle.

Sin duda, es un asunto muy complejo que nos parte el corazón, pero a la vez es una durísima realidad y al menos así los bebés cuentan con un sitio seguro.

Esta práctica solo está aprobada en algunos países como las Baby Box en Alemania, Bélgica, Austria, Eslovaquia, Suiza, Italia, Sudáfrica, Japón o Hungría, también hay cunas en la India o cabinas de Roma. En Bélgica lleva años funcionando; el primer buzón para bebés de ese país se instaló en Amberes hace 20 años.

Vía | Le Soir

En Bebés y más | Los buzones para abandonar bebés, tan queridos como odiados, La agente de policía que decidió amamantar a un bebé abandonado y se ha hecho famosa en todo el mundo


Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios