Un bebé prematuro de 600 gramos logra sobrevivir gracias a meterlo en una bolsa de plástico

Un bebé prematuro de 600 gramos logra sobrevivir gracias a meterlo en una bolsa de plástico
Sin comentarios

Un bebé que nació con tan sólo 25 semanas de gestación y 600 gramos ha logrado sobrevivir gracias a que los médicos lo metieron dentro de una bolsa de plástico que funciona como un útero artificial.

Se llama Pace Galbraith y nació el 11 de marzo en Reino Unido, 101 días antes de la fecha de parto prevista. Su madre Bella rompió aguas el 7 de marzo con 24 semanas y fue trasladada de urgencia al hospital Worcestershire Royal. De allí fue trasladada a 150 km de distancia a Bristol, donde los médicos intentaron detener la amenaza de parto, pero cuatro días después tuvieron que realizarle una cesárea de emergencia.

Al nacer el pequeño, debieron practicarle maniobras de reanimación durante cinco minutos para que comenzara a respirar.

Una bolsa de plástico para salvar su vida

prematuro-pace

Aunque es llamativo el uso de una bolsa de plástico, no es la primera vez que hablamos de esta terapia para bebés prematuros, incluso también utilizada en corderos.

Pero no es bolsa de plástico al uso, se la conoce como bolsa neonatal y consiste en un dispositivo similar a una bolsa de plástico, concretamente, es una bolsa de polietileno completamente estéril con un cordón ajustable que se usa para mantener al bebé caliente, ya que por su prematuridad es incapaz de regular adecuadamente su temperatura corporal.

El polietileno es un material altamente aislante, con lo que, evitando en lo posible abrir la bolsa, logra evitar que el bebé pierda temperatura.

Al bebé también se le colocó un ventilador para mantener su respiración, debido a que los pulmones no están medianamente desarrollados hasta las 32 semanas.

Pace se recupera favorablemente

Así ha pasado Pace sus primeras semanas de vida en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). Actualmente, se encuentra en el hospital de Bristol luchando contra una sepsis y le han realizado seis transfusiones de sangre, pero afortunadamente evoluciona de forma favorable.

Los padres se trasladan todos los días 150 km a visitar a su bebé, y tienen otros tres hijos, por lo que han abierto una campaña en GoFundMe para recaudar el coste de los viajes hasta ese centro.

Al comienzo, los padres no podían tenerlo en brazos, debido a su fragilidad, pero ya han tenido la oportunidad de hacerlo.

"Él es un luchador y seguimos asombrados y orgullosos de su determinación y fuerza y ​​le decimos que otras personas además de nosotros lo están esperando y deseándole un rápido y seguro regreso a casa", asegura su madre Bella al periódico Echo.
prematuro

Todavía deberá permanecer ingresado en el hospital un tiempo más bajo estrecha vigilancia médica mientras se sigue recuperando y gana peso, ya que su prematuridad lo hace más vulnerable a sufrir determinadas patologías. Pero esperan que puedan darle el alta y llevárselo a casa para el 22 de junio, su fecha original de parto.

Cada año nacen 15 millones de prematuros en el mundo y esta nueva técnica podría contribuir a que muchos de ellos logren salir adelante con éxito.

Imágenes | Isabella Gailbraith


Temas
Inicio