Compartir
Publicidad

Alemania aprueba el tercer género en el Registro Civil, bajo la denominación de 'diverso'

Alemania aprueba el tercer género en el Registro Civil, bajo la denominación de 'diverso'
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gobierno alemán aprobó ayer 15 de agosto, en Consejo de Ministros, la introducción de un tercer género en el registro civil.

Los padres podrán marcar 'diverso' en la casilla del género, cuando el sexo de sus hijos no está definido en el momento en el que nacen.

Con esta medida, el Gobierno alemán cumple con la sentencia dictada el año pasado por el Tribunal Constitucional que obligaba al Ejecutivo a introducir una tercera opción en sus documentos oficiales, alegando que "aquellas personas que no se consideran ni hombre ni mujer serían discriminadas si la ley las obliga de forma permanente a registrarse con uno de los géneros".

La ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, admitió que la "modernización" del registro civil se produce con "retraso". Además, su Gobierno prevé reformar su legislación para que las nuevas leyes reconozcan la diversidad sexual y las diferentes identidades de género, entre ellas, la de las personas transexuales y transgénero.

Hablemos de intersexualidad

Según Zanzu, una iniciativa de Sensoa (Centro de Experiencia para la Salud Sexual de Flandes) y Bundeszentrale für gesundheitliche Aufklärung, (Centro Federal de Educación Sanitaria de Alemania): 

Se dice que una persona es intersexual cuando sus características físicas no son todas claramente masculinas o claramente femeninas. Las características físicas masculinas y femeninas no son solo los atributos sexuales visibles, como p.ej. los genitales. También incluyen características internas como el material genético y las hormonas. En algunas personas, la intersexualidad se observa nada más nacer; en otras se detecta durante la infancia o al llegar a la pubertad.

Ser intersexual, lo que antes se conocía por hermafrodita, no supone una enfermedad ni un trastorno, sino un reflejo de la diversidad de las personas.

Se sigue asociando el término griego 'hermafrodita' a todas las condiciones de intersexualidad, y persiste la idea de que son personas con genitales masculinos y femeninos a la vez. Pero no es así. Existen más de 40 causas por las que se origina la intersexualidad y cada año aparece una nueva.

En 2013 Alemania se convertía en el primer país europeo que permitía a los bebés con características de ambos sexos ser registrados sin un género definido, dando al opción de dejar la casilla de género en blanco.

A finales de 2017, una sentencia del Tribunal Constitucional alemán instaba a la Administración a permitir en el registro de nacimiento la inscripción de personas con un tercer sexo (ya sea como 'intersexual' o 'diverso') además de 'femenino' y 'masculino'.

La sentencia argumenta, basándose en el derecho constitucional a la protección de la personalidad, que "las personas que no son ni hombres ni mujeres tienen derecho a inscribir su identidad de género de forma 'positiva' en el registro de nacimiento".

El fallo respondía a la querella presentada por una persona intersexual, que exigía su derecho fundamental a ser registrada como 'intersexual' o 'diverso'. Estaba inscrita en el registro civil como mujer, pero un análisis de sus cromosomas evidenciaba que no podía ser calificado ni como hombre ni como mujer.

Ahora, esta demanda será realidad antes de fin de año al contar con la casilla 'diverso'. Una vez más, Alemania lleva ventaja a España en libertades sexuales. Pero no es el único país que nos supera.

Intersexualidad en España

Estados Unidos, Canadá y Suecia son pioneros en defender el derecho de los padres a no tener que criar a los niños en un sexo u otro, y dejarles que sean ellos quienes elijan cuando estén preparados con qué sexo se sienten mas identificados.

Según la ficha de datos Intersex de Las Naciones Unidas, entre un 0,05 y un 1,7 por ciento de personas nacen cada año en el mundo con rasgos intersex, una cifra superior al número de pelirrojos, por ejemplo.

Aquí en España, los números no están claros. El jurista Daniel J. García, autor del libro 'Sobre el derecho de los hermafroditas' declaraba en el diario El País que "podemos hacer estimaciones trasladando las estadísticas americanas, aunque no es del todo exacto. Estaríamos hablando de que cada año nacen 250 personas intersexuales en España".

En nuestro país, este colectivo se encuentra bajo el paraguas de las siglas LGTBI y su situación es todavía de bastante invisibilidad, según explica El Diario. La normativa de la Comunidad de Madrid de identidad y expresión de género e igualdad social, así como de las Islas Baleares contra la LGTBIfobia, recogen las dos demandas principales de las organizaciones internacionales intersexuales:

  • la despatologización
  • y la prohibición de la cirugía genital en los bebés, por motivos que no estén relacionados con la salud.

"Actualmente, estas regiones están al mismo nivel que Malta y Chile, los únicos países del mundo que han prohibido la mutilación genital de personas intersexuales", explica el jurista Daniel J. García en el diario online.

Otra demanda de los padres es el de no tener que inscribir a sus hijos con el sexo masculino y femenino, aunque claramente hayan nacido con uno de ellos. Del género neutro ya nos hablaba Lola Rovati en “Ni niño ni niña”.

Sea como sea, parece que aún queda un largo camino por recorrer en cuestión de discriminación de sexo, a juzgar por las demandas internacionales. Seguiremos pendientes.

Vía Europa Press

En Bebés y Más Polémica postura de una asociación conservadora de pediatras americanos: "la ideología de género hace daño a los niños”, Ni niño ni niña: así crían algunos padres a sus hijos con género neutro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio