Publicidad

Una abuela salva la vida de su nieta de 18 meses que se había atragantado, gracias a la ayuda del 112

Una abuela salva la vida de su nieta de 18 meses que se había atragantado, gracias a la ayuda del 112
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los momentos más angustiosos que puede haber para un padre, un abuelo o cualquier persona con un niño a cargo es que el pequeño se atragante. Es lo que le sucedió a una abuela de Archena, en Murcia, quien al ver que su nieta de 18 meses no respiraba llamó al número de emergencias 112 para pedir ayuda.

La niña había entrado en parada cardiorrespiratoria y gracias a las instrucciones que le dió la operadora del 112, y que la mujer siguió con calma al pie de la letra, afortunadamente pudo revertir la angustiosa situación.

La llamada duró unos 15 minutos interminables después de que la niña sufriera un atragantamiento. A pesar de las primeras maniobras para intentar desatascar las vías respiratorias, éstas no dieron resultado y la bebé sufrió una parada cardiorrespiratoria. Había dejado de respirar, estaba inconsciente y se estaba poniendo azul, por lo que hubo que practicar la reanimación cardiopulmonar (RCP).

Instantes después llegó una unidad medicalizada del 061 que se hizo cargo de la situación, tras lo cual la niña ha ido evolucionando favorablemente "gracias a la colaboración de su abuela, que ha sido de gran ayuda", según explicó la enfermera, que destacó que "sin ella no hubiera sido posible".

"La abuela ha respondido a todas las preguntas que se le han hecho y ha seguido el pie de la letra las indicaciones que le daban hasta la llegada de una Unidad Móvil de Emergencias", alabaron por su parte desde el centro de emergencias murciano.

> >

Qué hacer si un bebé se atraganta

La mayoría de la gente no está lo suficientemente formada para actuar en una situación de emergencia y practicar una RCP si fuera necesario. Algo que considero prioritario, especialmente cuando se está al cuidado de niños pequeños.

Un atragantamiento sucede cuando un cuerpo extraño, ya sea comida, la pieza de un juguete, o cualquier objeto pequeño, se introduce en la vía respiratoria, obstruyéndola e impidiendo que el aire entre en los pulmones. Como no se puede respirar con normalidad, existe riesgo de asfixia.

El niño se lleva las manos al cuello, con sensación de ahogo, empieza a toser y no puede hablar. Si con la tos no expulsa el trozo de comida o el objeto que obstruye la tráquea, y la persona está consciente, hay que realizar la Maniobra de Heimlich (te la enseñamos aquí en vídeo).

atragantamiento-heimlich

Consiste en la compresión o empujes abdominales colocando el puño de una mano por debajo de la parrilla costal y por encima del ombligo. No hay que ofrecer agua ni meter la mano en la boca. Si el niño pierde el conocimiento hay que proceder a iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Os dejamos un vídeo de la Cruz Roja de Bizkaia sobre cómo realizar la RCP según se trate de niños o bebés de menos de 12 meses, ya que es ligeramente diferente en lactantes.

Ojalá nunca lo necesitemos pero, siempre es mejor prevenir y estar preparado para actuar en caso de emergencia si fuera necesario. Puedes salvar la vida de tu hijo, o tu nieto, como en este caso.

Vía | La Sexta
En Bebés y más | Un policía salva la vida de una niña que se atragantaba, recordándonos la importancia de saber cómo actuar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir