Compartir
Publicidad

¿Qué hacer si mi hijo se atraganta?

¿Qué hacer si mi hijo se atraganta?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La asfixia o atragantamiento es una de las causas más comunes de lesiones en niños entre 6 meses y 3 años de edad. Hay ciertos alimentos especialmente peligrosos como las salchichas, los caramelos duros, las uvas enteras y los frutos secos, aunque en realizar cualquier alimento o trozo podría atascarse en la tráquea y provocar un atragantamiento.

¿Qué debemos hacer si un niño se atraganta? Como padres, y en realidad cualquier persona que suela estar al cuidado de niños pequeños, debería tener nociones básicas de primeros auxilios y saber cómo actuar en caso de atragantamiento.

Maniobra de Heimlich en niños

Si un niño se atraganta, se recomienda que tosa para expulsar el trozo que está obstruyendo la tráquea. Si no sale, habría que aplicar la maniobra de Heimlich.

La maniobra de Heimlich es una práctica que se realiza en caso de atragantamiento para expulsar el trozo de comida u objeto que está obstruyendo las vías respiratorias.

Se realiza en personas que están todavía conscientes y consiste en la compresión o empujes abdominales colocando el puño de una mano por debajo de la parrilla costal y por encima del ombligo.

Con la otra mano encima del puño hay que presionar haciendo un movimiento rápido hacia arriba para que el objeto que está obstruyendo las vías respiratorias salga hacia afuera. Si no sale, se debe continuar haciéndolo una y otra vez.

La presión ha de ser fuerte y rápida, hacia dentro y arriba, empujando hasta que salga el cuerpo extraño que ahoga al niño. Si el niño pierde el conocimiento hay que iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

No hay que darles líquidos durante el atragantamiento ni meterles la mano en la boca; podrías agravar la asfixia.

Maniobra de Heimlich en bebés menores de un año

Debido a la fragilidad de los bebés, en los niños menores de un año la maniobra es diferente a la que se hace en niños mayores.

En caso de bebé, debemos colocarlo boca abajo sobre el antebrazo o sobre tus rodillas y darle golpes en la espalda (entre los omóplatos) con la mano hueca, firmes pero suaves.

Si no ha salido el cuerpo extraño, hay que dar la vuelta al bebé y comprimir con fuerza 5 veces seguidas en el centro del tórax. Alternar las palmadas en la espalda con las compresiones en el tórax hasta conseguir que expulse el cuerpo extraño, o hasta que llegue la ayuda médica.

Aquí tenéis un vídeo que explican la técnica, y aunque espero que no tengáis que realizarla, es muy importante saber cómo reaccionar en esos momentos en los que nos invade el pánico y cada segundo cuenta.

Es clave saber qué debemos hacer cuando nuestro bebé sufra un atragantamiento, ya sea con un trozo de comida o con cualquier objeto que se haya podido tragar como una pieza de un juguete, un dado, una pila, un botón, etc.

Prevenir para evitar accidentes

A la hora de ofrecerles alimentos a nuestros pequeños, además de ofrecérselas en un tamaño que reduzca el riesgo de asfixiarse al comerlas, debemos vigilar que los niños coman tranquilos y sin prisas y que mastiquen bien. Como con cualquier alimento, se debe evitar que salten, corran o hablen mientras están comiendo.

Aún así, aunque intentemos prevenir, los accidentes ocurren y es conveniente estar preparados para actuar rápidamente en caso de atragantamiento.

En Bebés y más | ¿Cómo actuar si el bebé se atraganta con la leche?, Nueve consejos para prevenir la asfixia por objetos pequeños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio