Compartir
Publicidad

"Niños en trabajos peligrosos": todo lo que hay que saber (y hacer)

"Niños en trabajos peligrosos": todo lo que hay que saber (y hacer)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con motivo del reciente Día mundial contra el trabajo infantil, en el que se propone la educación en contra del trabajo de niños y niñas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado el informe "Niños en trabajos peligrosos: Lo que sabemos, lo que debemos hacer".

Y es que esta fecha también quiso centrar la atención pública en el trabajo infantil peligroso. La más reciente estimación mundial de la OIT revela que 115 millones de niños están involucrados en trabajo peligroso.

El informe de 2011 "Niños en trabajos peligrosos" estudia la situación actual del conocimiento existente sobre los niños en trabajos peligrosos y presenta el caso a partir de un nuevo enfoque en el marco de un esfuerzo global más amplio para eliminar las peores formas de trabajo infantil.

Próximamente tendremos disponible este documento en castellano, que por el momento podemos consultar en inglés y francés. El informe resalta la reciente tendencia global al mismo tiempo que resume de manera exhaustiva las evidencias científicas relacionadas con la salud y el bienestar de los niños trabajadores.

Asimismo, se identifican los desafíos clave, no sólo para comprender los efectos que tiene el trabajo peligroso en el desarrollo de los niños, sino también para prevenir y eliminar los riesgos ocupacionales peligrosos para los niños.

¿Cuáles son los trabajos infantiles peligrosos?

Se considera trabajo infantil peligroso aquel tipo de trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños.

En realidad, toda forma de trabajo infantil puede entrañar peligros que podrían perjudicar al niño. Los niños pueden estar directamente expuestos a peligros de trabajo evidentes, como en el uso de herramientas cortantes y de sustancias químicas peligrosas.

Otros peligros para los niños trabajadores pueden ser menos aparentes, tales como el riesgo de abusos o de problemas causados por excesivas horas de trabajo. Cuanto más peligroso es el trabajo, más extremas son las consecuencias. Éstos son los trabajos que conllevan mayores riesgos:

  • Los trabajos en que el niño queda expuesto a abusos de orden físico, psicológico o sexual.
  • Los trabajos que se realizan bajo tierra, bajo el agua, en alturas peligrosas o en espacios cerrados.
  • Los trabajos que se realizan con maquinaria, equipos y herramientas peligrosos, o que conllevan la manipulación o el transporte manual de cargas pesadas.
  • Los trabajos realizados en un medio insalubre en el que los niños estén expuestos, por ejemplo, a sustancias, agentes o procesos peligrosos, o bien a temperaturas o niveles de ruido o de vibraciones que sean perjudiciales para la salud.
  • Los trabajos que implican condiciones especialmente difíciles, como los horarios prolongados o nocturnos, o los trabajos que retienen injustificadamente al niño en los locales del empleador.

Acciones contra el trabajo infantil peligroso

La OIT estima que de los 215 millones de niños en situación de trabajo infantil del mundo, 115 millones de niños están involucrados en trabajos peligrosos, en distintos sectores. Este hecho puede tener consecuencias inmediatas y a largo plazo sobre los niños.

El panorama indica que hay que actuar desde distintos frentes y combinar acciones de índole diversa:

  • Determinar o revisar el listado de trabajos peligrosos tras consulta con las organizaciones de empleadores y sindicatos.
  • Mejorar la recopilación de datos sobre los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales, incluyendo un análisis por sexo y edad de los niños involucrados.
  • Sensibilizar tanto a los adultos como a los niños con el fin de que reconozcan los peligros.
  • Formular políticas y actualizar las reglamentaciones para proteger a los niños.
  • Promover el cumplimiento efectivo de la ley a través de servicios integrados de inspección del trabajo en consonancia con otros actores.
  • Trabajar con los representantes de los trabajadores y las organizaciones de empleadores para contribuir a garantizar la seguridad en el trabajo para todos.

En definitiva, el problema del trabajo peligroso forma parte del problema más amplio del trabajo infantil. Los gobiernos deben garantizar la educación de los niños que se encuentran por debajo de la edad mínima para tener empleo, y que los niños en edad legal de trabajar lo hagan en condiciones de seguridad.

Sitio Oficial | OIT En Bebés y más | Día Mundial contra el trabajo infantil: el trabajo no es cosa de niños, Movimiento Mundial en favor de la Infancia, Hoy, Día Mundial de la Infancia, El Día del niño en Japón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos