Compartir
Publicidad

Una madre transgénero logra amamantar a su bebé en exclusiva durante seis semanas

Una madre transgénero logra amamantar a su bebé en exclusiva durante seis semanas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La revista científica New Scientist acaba de publicar la noticia de una madre transgénero de Estados Unidos que ha conseguido amamantar en exclusiva a su bebé durante seis semanas, convirtiéndose en la primera mujer transexual en lograr algo así.

El tratamiento pionero y experimental al que se ha sometido ha durado tres meses y medio, y aunque parece haber dado resultados, por el momento los médicos no podrán aplicarlo a otras mujeres transgénero hasta analizar con detenimiento la leche producida por esta mujer.

¿En qué ha consistido el tratamiento?

Según informa el artículo publicado en New Scientist, esta mujer transexual de 30 años ha seguido un tratamiento experimental que le ha llevado a producir 227 gramos de leche al día, convirtiéndose en la primera mujer transgénero registrada que ha conseguido amamantar a su bebé.

"Muchas mujeres transgénero quieren vivir las mismas experiencias que el resto de mujeres y sin duda este caso supone un gran avance para ellas" - recalca el doctor Joshua Safer del Boston Medical Center

El primer tratamiento que recibió esta mujer durante varios años consistió en hormonas femeninas que le permitieron desarrollar unas mamas de apariencia completamente normal, sin necesidad de recurrir a ninguna cirugía.

Cuando su pareja estaba embarazada de cinco meses y medio decidió que no amamantaría a su bebé, por lo que fue la mujer transgénero la que decidió asumir ese papel y para ello buscó ayuda en el Centro de Medicina y Cirugía Transgénero de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

Bebe Lactando

Allí le explicaron que la prolactina, hormona responsable de la lactancia, no podía fabricarse de forma artificial en un laboratorio por lo que tras analizar su caso concreto, los médicos decidieron pautarle un tratamiento contra las náuseas a base de Domperidona que combinado con otros factores le ayudaría a desencadenar la producción de leche.

Este mediamento, junto a la administración de hormonas de estrógenos, progesterona y espironolactona, y una estimulación diaria con un extractor de leche, hizo que en poco más de un mes comenzaran a aparecer las primeras gotas.

Cuando nació el bebé de la pareja, la mujer pudo amamantarlo en exclusiva durante seis semanas y posteriormente se apoyó en leche de fórmula para completar la lactancia.

Los médicos que han tratado a esta mujer creen que su caso podría servir de ejemplo a la hora de proceder con otras mujeres transgénero, e incluso ayudar a madres adoptivas que deseen amamantar.

Además, los profesionales que han llevado a cabo este tratamiento experimental están convencidos de que una vez desarrolladas las mamas sería suficiente con una correcta estimulación, sin necesidad de recurrir a medicamentos ni hormonas.

"Cuando tratamos a mujeres transgénero, vemos un buen desarrollo de los senos y esto es motivo suficiente para que produzcan leche de la misma manera que lo hacen las mujeres no transgénero. En este caso, no está claro en qué medida ayudó la medicación y las hormonas, pero creemos que la estimulación mamaria por sí sola podría ser suficiente" - afirman los médicos.

Su leche, a examen

No cabe duda de que la lactancia materna es lo mejor que hay para el bebé, y entre todos debemos promoverla, apoyarla y ayudar a las madres lactantes en su camino.

Este caso me ha sorprendido especialmente por el tesón y la fuerza de esta mujer que, pese a las dificultades iniciales que podían existir (e incluso pienso que también se habrá encontrado con la oposición de su entorno o comentarios negativos), ha querido luchar por conseguir amamantar a su bebé.

Sin embargo, y según explica el artículo, aún no se ha evaluado la calidad de la leche que ha producido por lo que se desconoce si ésta tiene la misma combinación de componentes que la leche producida de manera natural por las madres después de dar a luz.

Ya vimos hace tiempo que en alguna ocasión muy excepcional los hombres también pueden llegar a producir leche e incluso amamantar a bebés. Y si bien hay estudios que aseguran que la composición de la leche producida por el hombre es similar a la de la mujer, se desconoce si ésta se ve alterada en los casos en los que intervienen causas patológicas.

En este caso concreto, esta mujer transgénero ha pasado por un proceso químico que le ha permitido el desarollo mamario y la posterior producción de leche. Y aunque los profesionales médicos no niegan los beneficios potenciales de la lactancia materna, insisten en que hay que estudiar el caso con detenimiento antes de recomendarlo a otras mujeres en su misma situación, ya que se desconoce el impacto a largo plazo que ha podido tener esa leche en el bebé.

Lo que es seguro es que durante las seis semanas de lactancia materna exclusiva que tuvo este bebé, el pediatra constató que estaba creciendo bien y desarrollándose de forma saludable.

Hace unos meses, Armando nos contaba una noticia que había causado un revuelo similar. Esta vez se trataba de un padre transgénero que había decidido amamantar a su bebé, y a pesar de haberse sometido hacía tiempo a una cirugía de tórax para extirpar sus mamas, logró alimentar a su hijo con su propia leche.

Personalmente, me quedo con el esfuerzo, entrega y amor que ha demostrado esta mujer hacia su hijo. Desde que tuvo claro que quería amamantar buscó apoyo profesional y médicos especializados en ello. Y si finalmente se demuestra que su leche tiene la misma combinación de componentes que la de cualquier otra reciente mamá, no cabe duda de que su caso supondrá un gran avance para otros similares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos