Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Puede el hombre producir leche humana?

¿Puede el hombre producir leche humana?
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solemos oír hablar de lactancia materna, pues en la especie humana es la mujer quien amamanta a sus crías, pero ¿os habéis preguntado alguna vez si el hombre puede producir leche humana?

La respuesta es: en casos excepcionales, sí puede. Si bien la lactancia es inherente al sexo femenino, lactancia masculina es un fenómeno extraño pero posible.

La glándula mamaria, con sus conductos y pezón para la salida de la leche, está presente tanto en mujeres como en hombres. Sólo que los pechos de los hombres no están naturalmente programados para producir leche, salvo que se de alguna circunstancias que modifiquen la funcionalidad de los pechos masculinos.

¿Qué puede provocar la producción de leche en el hombre?

Una de las causas relacionadas con la lactancia masculina es el prolactinoma, un tumor benigno en la glándula hipófisis o pituitaria, encargada de la secreción de prolactina, una hormona que induce la producción de leche y regula la función sexual en los hombres.

Los síntomas del prolactinoma en los hombres incluyen la disminución de la libido, impotencia, deterioro visual, dolor de cabeza, ginecomastia (agrandamiento de las mamas), hipopituitarismo (bajos niveles de función pituitaria) y galactorrea (secreción de leche).

La exposición a estrógenos o progesterona, hormonas liberadas por la mujer en el embarazo, estimulan las glándulas mamarias del hombre y pueden provocar la secreción de leche. También el uso de ciertos medicamentos como los dados a los hombres que sufren cáncer de la próstata, tranquilizantes, antipsicóticos, antihipertensivos y controladores del reflujo gastroesofágico y del vómito.

Desequilibrios hormonales en la pubertad o en la vejez, así como estados de desnutrición o de estrés pueden causar trastornos en la glándula hipófisis, reguladora de la producción de hormonas, haciendo que aumente la cantidad de prolactina y genere la producción de leche.

También hay condiciones no patológicas que pueden hacer posible la producción de leche en los hombres, como estimular las glándulas mamarias mediante masajes, estimular los pezones y la succión o aspiración.

La succión del pezón, al igual que sucede con las madres durante la lactancia, favorece la síntesis de una mayor cantidad de la hormona prolactina. Se cree que si un hombre utiliza un sacaleches durante 20 minutos cada día durante dos semanas, es posible que acabe produciendo leche.

La cantidad de leche que puede llegar a producir es inferior a la que produce la mujer que acaba de dar a luz, y depende principalmente de los niveles de prolactina que segregue. En las mujeres comienza a segregarse desde el comienzo del embarazo, y va incrementando hasta el momento del parto, cuando su cantidad aumenta más que nunca.

Si bien hay estudios que aseguran que la composición de la leche masculina es casi idéntica a la leche materna, y por tanto, apta para el consumo humano, no se sabe la composición que pueda tener en los casos en los que intervienen causas patológicas y el efecto que puede tener esa leche en el bebé.

Casos excepcionales de hombres que han amamantado

lactancia-masculina

Se han documentado casos de hombres que amamantaron a sus bebés recién nacidos al morir la madre, o de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial que alimentaban a otros con leche de sus pechos.

Se conoció en el año 2002 el caso de un hombre de 38 años de Sri Lanka (el que veis en la foto) quien perdió a su mujer durante el parto y ante la desesperación de ver que su hija rechazaba la leche artificial, le ofreció su pecho y la amamantó.

También en hay una conmovedora historia ocurrida en 1992 durante la guerra de Bosnia-Herzegovina cuando un soldado vio morir a una mujer que acababa de tener un bebé.

Para trasladarlo, se amarró al bebé con chaquetas de modo que quedó pegado al pecho, y por instinto el bebé comenzó a succionar el pezón. Estuvieron así durante varios días hasta que el soldado llegó al sitio donde debía entregar al bebé a las autoridades y comprobó que había sido capaz de producir leche.

La succión continuada del bebé al estar pegado al pecho del soldado provocó la estimulación de las glándulas mamarias y la segregación de prolactina, hormona encargada de la producción de leche.

Como veis, si bien la evolución humana ha querido que sea la mujer quien amamante a sus bebés, el hombre también puede producir leche en casos excepcionales.

Vía | Xatakaciencia
Más información | Mundo biología
En Bebés y más | Proyecto Mamas: “Él lo haría, vos podés… Dale la teta a tu hijo”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos