Publicidad

El sincero mensaje de Hilary Duff acerca de los retos de la lactancia y el difícil momento del destete

El sincero mensaje de Hilary Duff acerca de los retos de la lactancia y el difícil momento del destete
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La leche materna es el mejor alimento que podemos dar de forma exclusiva a nuestro bebé durante sus primeros meses de vida, y que continúa aportándole beneficios durante todo el tiempo que la recibe. Pero como en muchas experiencias de vida, cada mujer vive su lactancia de forma diferente. Para algunas es fácil, para otras no tanto.

Por ello, y por las dificultades y retos a los que ha tenido que enfrentarse al trabajar fuera de casa, la actriz Hilary Duff comparte en una publicación muy honesta algunos retos sobre la lactancia, hablando en particular acerca del momento del destete y reconociendo el esfuerzo de todas las madres.

Desde que se convirtió en madre por segunda vez, Hilary Duff acostumbra compartir con sus seguidores en redes sociales un poco de su vida materna y los desafíos a los que ha tenido que enfrentarse como madre de dos, así como algunos momentos especiales que ha tenido.

Recientemente, la actriz dejó de dar el pecho a su hija, por lo cual, compartió una reflexión en la que no solo habla acerca de la lactancia en general, sino de los retos que supone continuarla siento madre trabajadora, así como la difícil decisión de destetar a su hija Banks, de seis meses de edad.

Acompañado de una fotografía en la que aparece amamantándola, la actriz comienza contando que la semana pasada fue su última semana dando el pecho a Banks, y que inicialmente, ella se había planteado como meta hacerlo por lo menos hasta que su hija cumpliera seis meses, y al llegar la fecha, decidir si continuaría haciéndolo.

THIS ONES FOR THE LADIES Just a few thoughts that I wanted to share on Breast-feeding. Last week was my last week nursing Banks (my six month old) I am a working mom of two. My goal was to get my little girl to six months and then decide if I (and her of course) wanted to keep going. Let me tell you. Pumping at work sucks. I had zero down time and am usually pumping in a hair and make up trailer while four hands work to get me ready for the next scene with lots of other people around. Even if I had the luxury to be in my own room, its not even considered a break because you have to sit upright for the milk to flow into the bottles Plus you are having your damn nipples tugged at by an aggressive machine that makes an annoying sound, that echoes through your head day and night (I swear that machine and I had many conversations at midnight and 3 am) Ttttthen having to find someplace to sterilize bottles and keep your milk cold (ok Im done with that rant lol) Anyway, I didnt know this because with Luca I didnt work until he was about nine months old, so I didnt pump very often. Your milk supply drastically drops when you stop feeding as often and lose the actual contact and connection with your baby (). So I was eating all the feunugreek goats butt blessed thistle fennel cookiesdropsshakespills I could get my hands on It was maddening. (Does fenugreek make anyone else smell like maple syrup and rubber gloves...not chill) With all of this complaining, I want to say I enjoyed (almost) every moment of feeding my daughter. Felt so lucky to be so close to her and give her that start. I know many women are not able to and for that I am sympathetic and very grateful that I could. For six wonderful months. But I needed a break. I was going to break. With the stress of a dropping milk supply and a baby that was getting bored or not caring about nursing when I was available to. I was sad and frustrated and feeling like a failure all of the time. When really Im a bad ass rock star. Moms get high on feeling like superwoman...because we are Doing too much, because we can KEEP READING in the comments below

"Déjenme decirles algo. Extraerse leche es algo horrible", comienza la actriz a decir acerca del esfuerzo por continuar la lactancia al trabajar fuera de casa, así como a hablar sobre lo complicado que es todo ese proceso, pues en su caso, todo el tiempo estaba acompañada de su equipo de maquillaje y los pocos momentos que tenía de descanso los usaba para extraerse leche.

Ella cuenta que no sabía lo difícil que podía ser, pues con su primer hijo fue diferente, ya que en aquel entonces ella estuvo sin trabajar durante los primeros nueve meses tras su nacimiento, por lo cual no tuvo necesidad de extraerse leche tan seguido, ni tuvo problemas con su producción de leche, pues daba lactancia a demanda.

En cambio ahora, que solo amamantaba cuando estaba con su hija después de trabajar y se extraía leche cuando podía durante su horario laboral, notó como esto afectaba su lactancia: "Tu producción de leche baja de forma drástica cuando dejas de alimentar a tu bebé tan seguido e incluso pierdes mucho de ese contacto que tenías con él. Así que me puse a investigar y comer todo lo que encontraba que pudiera ayudarme a producir más leche. ¡Me estaba volviendo loca!"

Con el paso del tiempo y teniendo cada vez mayores dificultades para mantener su producción de leche, la actriz comenzó a sentirse muy presionada y frustrada: "Quiero decir que disfruté casi todos los momentos amamantando a mi hija. Me siento afortunada por haber estado cerca de ella y haberle dado este buen inicio", comenta la actriz. "Pero necesitaba un descanso. Estaba a punto de quebrarme por el estrés del bajón de mi producción de leche y una bebé que estaba demasiado aburrida o distraída como para amamantarla cuando yo tenía oportunidad.".

Y entonces, comparte algo con lo que muchas madres se identificaron: la presión que ponemos sobre nosotras mismas y lo duras que podemos ser cuando por alguna razón no cumplimos con las metas que nos proponemos o las cosas no salen como las planeamos.

"Estaba triste y frustrada y me sentía como un fracaso todo el tiempo, cuando en realidad soy toda una rock star. Las mamás nos sentimos bien cuando nos sentimos como superwoman, ¡y lo somos! Hacemos mucho porque podemos hacerlo. Pero a veces nos quedamos atascadas en ese sentimiento de que podemos hacer más", cuenta la actriz, reconociendo también una vez más, el trabajo de todas las madres.

"Quería compartir todo esto, porque decidir destetar fue muy emocional y muy difícil. Pensaba en ello todo el día, estaba constantemente en mi cabeza, analizando los pros y contras, y la mitad del tiempo, éstos ni siquiera tenían sentido. En ese punto, se trataba de mí y ya no de mi hija. Lloré muchas veces y me sentí muy deprimida mientras iba destetando a Banks", cuenta. "Estaba perdiéndome un momento muy especial con mi hija, pero realmente extrañaba sentirme bien".

Ahora, la actriz comparte que se siente muy diferente a esos últimos meses en lo que cada día era más difícil continuar con su lactancia, admitiendo que se siente aliviada e incluso un poco ridícula por haberse estresado tanto y haber sido tan dura consigo misma antes de destetar a su hija.

"Banks está prosperando e incluso ahora tengo más tiempo con ella y su papá también tiene la oportunidad de alimentarla más seguido. Y yo tengo un poco más de descanso. Así que no importa si estás embarazada o ya te encuentras en el postparto o eres una mamá muy ocupada: eres una superheroína por todo lo que haces cada día", concluye la actriz, antes de decir que espera que su experiencia ayude a otras madres que se encuentran teniendo dificultades con su lactancia.

La publicación de Hilary lleva más de 1.096.000 me gusta y miles de comentarios agradeciendo su sinceridad y hablando de un tema que no siempre se ve muy seguido: el destete y lo complicado que puede ser emocionalmente el tomar esa decisión.

Justamente ayer compartíamos otra publicación en una línea similar, esta vez de la Youtuber Verdeliss, en la que hablaba también acerca de las dificultades de la lactancia, que no siempre son mencionadas, pero que son importantes de compartir para que otras madres no se sientan solas ni sufran en silencio.

Y volviendo a la publicación de Hilary Duff: es cierto que la lactancia es lo mejor para el bebé y que debemos procurarla el mayor tiempo posible. Pero si ésta se está convirtiendo en una experiencia negativa o agobiante, que nos afecte emocionalmente, no debemos sentir culpa ni sentir que se es menos madre por decidir elegir el destete.

Vía | Instagram

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir