Compartir
Publicidad

Madre lactante, madre loba

Madre lactante, madre loba
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sabemos muy bien qué es lo que motivó a los autores de este estudio a llevarlo a cabo, quizás una madre con un bebé enganchado al pecho se mostró algo más agresiva de lo habitual, o quizás simplemente existía la hipótesis y alguien quiso saber si era verdad.

El caso es que investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles han llevado a cabo un estudio para saber cómo se comportan las madres cuando se tienen que defender o tienen que defender a sus bebés dependiendo de si dan el pecho, dan biberón o si son mujeres que todavía no tienen hijos.

La conclusión a la que han llegado es que las madres lactantes protegen a sus bebés y se protegen a sí mismas con más agresividad que el resto de mujeres, como si dar el pecho hiciera aflorar un instinto de protección al estilo de las mamás lobas.

En el estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Psychological Science, participaron 18 madres que daban el pecho, 17 mujeres que daban biberón y 20 mujeres que no eran madres todavía (una muestra bastante pequeña, ciertamente). Los investigadores se dieron cuenta de que la causa de ese aumento de agresividad podría ser una presión arterial reducida en las madres lactantes.

Esto haría que la respuesta típica del cuerpo ante una situación de estrés, cuya misión es ayudar a reducir la inquietud e intentar calmar a la mujer, sea menor, haciendo que aumente el valor para defender a sus hijos y a sí mismas.

Jennifer Hahn-Holbrook, una de las autoras del estudio, comentó lo siguiente al respecto:

La lactancia tiene muchos beneficios para la salud e inmunidad de un bebé, pero parece que también tiene un beneficio poco conocido para la madre […] quizás provea a las madres con una protección contra muchos estresores a los que se enfrentan las nuevas madres, al mismo tiempo que les da un impulso adicional de valor si necesitan defenderse a sí mismas, o a sus bebés.

Este plus de agresividad, sin embargo, se explicó desde el punto de vista defensivo. Una madre no saldrá a buscar problemas a la calle ni se verá con ganas de hacerlo por dar el pecho a su hijo, pero si se ve en la tesitura de tener que defenderse o defender a su bebé, tendrá más valor para hacerlo.

Los autores del estudio hablan de ello como de un beneficio, aunque yo no me atrevo a señalarlo de ese modo, igual que tampoco lo calificaría de perjuicio. Quizás lo único que se me ocurre es preguntar a las madres lactantes si han notado un aumento de agresividad al dar el pecho o no. Ahora mismo, pensando en mi mujer, sí podría ser que fuera más impulsiva y algo menos racional desde que tenemos hijos, pero claro, no sé si lo sería igualmente si no les hubiera dado el pecho.

¿Qué pensáis?

Vía | Healthfinder
Foto | c r z en Flickr
En Bebés y más | Las madres lactantes contra “El Mundo”, Baja a una enfermera por riesgo a la lactancia, Una madre londinense es expulsada de un pub por amamantar a su bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos