Compartir
Publicidad

Una madre londinense es expulsada de un pub por amamantar a su bebé

Una madre londinense es expulsada de un pub por amamantar a su bebé
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Da la impresión de que con toda la información que corre hoy en día y con lo normalizada que vuelve a estar la lactancia materna cosas como esta no deberían seguir sucediendo y sin embargo suceden (espero que con menos frecuencia cada vez).

Una mujer británica fue expulsada de un pub londinense por amamantar a su hija Mollie, de siete meses. La mujer, de 25 años, cuyo nombre es Lauren Beaman, explicó tras el suceso que estando dentro del pub algunos clientes empezaron a molestarse por amamantar a su hija y que hubo quien le aconsejó que fuera a los lavabos a dar el pecho. "¿Les gustaría a ustedes cenar en el lavabo?", les dijo la joven madre. Además añadió que se vio muy sorprendida por el suceso porque le hicieron sentir incómoda cuando ella había sido discreta.

Tras el incidente la dueña del local obligó a la mujer, a su hija y a una amiga que estaba embarazada a abandonar el local. Según la ley de igualdad que está en vigor desde el pasado año un establecimiento no puede prohibir a una madre amamantar en público, sin embargo el propietario de un local tiene derecho legal a expulsar a cualquier persona si así lo cree conveniente.

Según explicó la dueña del pub, algunos clientes se quejaron de que la mujer se sacara el pecho en público y otros llegaron incluso a expresar su temor a que la madre fuera a cambiar los pañales de la niña allí mismo. Comentó también que ella no está en contra de la lactancia materna, pero que si los clientes se quejan, debe actuar (o sea, que si se trata de ganar dinero, los principios me los dejo en casa).

Ahora, Lauren Beaman está estudiando la posibilidad de protestar juntándose con otras madres lactantes para llevar a cabo un "amamantamiento colectivo", que suele ser el recurso de elección cuando suceden cosas así. En caso de llevarlo a cabo finalmente lo hará cuando su amiga, también expulsada, de a luz a su bebé.

Sinceramente cuesta creer que algo así siga sucediendo y que la gente llegue a quejarse activamente de una mujer que amamanta a su hija. Imagino que en esta ocasión varias personas se sintieron incómodas ante el acto alimenticio y faltó que una verbalizara la queja para que el resto le diera su apoyo.

En cualquier caso, viendo objetivamente lo ocurrido, es bastante ridículo (imagino la escena y parece hasta surrealista) expulsar de un lugar a una madre que alimenta a su bebé y a la amiga embarazada, como si se tratara de unas exhibicionistas espontáneas o algo similar.

Vía | Antena 3, This is London Foto | moppet65535 en Flickr En Bebés y más | ¿Dar el pecho en público?, Prohibido dar de mamar en público, El mundo mejorará cuando se deje de comparar el comer con el cagar, Más de cien personas protestan a favor de la lactancia en un museo de Washington

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos