Compartir
Publicidad
Publicidad

La mitad de las mujeres abandona la lactancia materna a los tres meses del bebé

La mitad de las mujeres abandona la lactancia materna a los tres meses del bebé
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría ha querido dar a conocer algunas cifras sobre el tiempo que son amamantados los bebés tras el parto.

Después del nacimiento, la mayoría intenta la lactancia materna. En torno al 80 por ciento de las madres deciden amamantar a sus bebés después de dar a luz, a las seis semanas la cifra disminuye a un 68 por ciento y a los tres meses, al 52 por ciento. Casi la mitad de las mujeres abandona la lactancia materna a los tres meses del bebé y sólo un 36 por ciento sigue amamantándolo durante los primeros seis meses, el tiempo mínimo recomendado desde varios organismos.

Entre los beneficios de la lactancia materna para el bebé que es amamantado encontramos la prevención de numerosas enfermedades y la creación de un vínculo muy especial con su madre, mientras que ella también obtiene grandes ventajas.

Amamantar al bebé durante los primeros seis meses, e idealmente junto con la alimentación complementaria durante los primeros 2 años, contribuye a proteger al niño contra catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas, otitis, meningitis, infecciones de orina, enterocolitis necrotizante o síndrome de muerte súbita del lactante.

También le protege de enfermedades futuras en la edad adulta como asma, alergia, obesidad, enfermedades inmunitarias como la diabetes, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa y arteriosclerosis o infarto de miocardio y favorece el desarrollo intelectual.

Por su parte, para la madre, ayuda a la pérdida de peso y a prevenir la anemia tras el parto además de reducir las probabilidades de sufrir hipertensión y depresión postparo. También se la relaciona con un menor riesgo de osteoporosis, cáncer de mama y de ovario.

Hay casos, menos de los que se creen, en los que la lactancia materna es verdaderamente imposible. El motivo más frecuente por el que las madres dejan de amamantar a sus bebés es por “falta de leche” o “por mala calidad de leche”. Que su leche no les alimenta es el principal argumento de las mujeres que abandonan la lactancia.

En la mayoría de los casos se debe a errores en la técnica de lactancia como un comienzo tardío (por eso se recomienda poner al bebé al pecho nada más nacer), darle suplementos al recién nacido en el hospital comprometiendo el inicio de la lactancia, mala posición o mal agarre al pecho, lo cual puede ocasionar que el niño no tome lo suficiente o se provoquen molestias en la madre que lleven al destete temprano.

No cabe duda que la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses es la mejor opción para el bebé desde el punto de vista nutricional y también emocional. Lo deseable sería que hubiera más apoyo para las madres que quieren amamantar durante más tiempo a sus bebés, empezando por una baja maternal de seis meses.

Vía | Ecodiario
Foto | c r z en Flickr
Más información | Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría
En Bebés y más | Claves para una lactancia materna exitosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos