Compartir
Publicidad

Buenas prácticas en la primera hora de vida

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen una serie de acciones sencillas y baratas que podemos calificar como las "buenas prácticas en la primera hora de vida" que respetan los procesos naturales y permiten que madres y bebés se aprovechen de sus beneficios.

Hace poco os presentaba un vídeo que explicaba, con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia 2009, que la leche materna salva vidas.

La campaña de este año estaba orientada a concienciar a la población, tanto a los sanitarios como a la población en general, de lo importante que puede ser para un bebé el ser alimentado con leche de su madre, ya que en casos de emergencia eso puede suponer la diferencia entre morir o sobrevivir. En esta línea, y promocionando costumbres sencillas que pueden tener un enorme impacto en la salud de los niños, se ha realizado este vídeo, que habla de las buenas prácticas en la primera hora de vida, también realizado por la Organización Panamericana de la Salud.

Dos baratas y simples acciones son las que han tomado como ejemplo para lograr que se realicen en todas las maternidades: el corte oportuno del cordón y la lactancia en la primera hora. Ambas acciones, que no suponen ninguna complicación sanitaria, favorecen la salud y la supervivencia de los niños, y mejoran su calidad de vida tanto si son niños nacidos en la riqueza como si nacen en un entorno menos favorable. Son prácticas que salvan vidas.

El vídeo explica que el corte oportuno del cordón, una vez que ha dejado de latir, proporciona reservas de hierro indispensables para el niño, siendo el factor identificado más fiable para prevenir la anemia. Además, según se explica, tiene incidencia en menores problemas respiratorios, menor tiempo de hospitalización, menor índice de hemorragias intraventriculares e incluso proporciona la base para el óptimo desarrollo intelctual.

Asimismo, la lactancia precoz, es decir, la iniciada en la primera hora, cuando el niño es muy receptivo, favorece la impronta en el bebé, lo que le llena de confianza y tranquilidad, dejando una marca indeleble en su cerebro. Además ayuda a que la madre desarrolle el vínculo de reconocimiento con el pequeño desde el primer instante.

La lactancia en la primera hora, que los bebés humanos están preparados para realizar sin ayuda, ayuda a reforzar su sistema inmunitario y a proveerle del calostro, que tiene todo cuanto necesita para comenzar a alimentarse. A la larga, las madres que pudieron lactar desde la primera hora, estadísticamente consiguen dar el pecho de forma exclusiva seis meses y seguir amamantando al menos hasta los dos años, como recomiendan los organismos internacionales de protección de la salud.

Aunque yo matizaría algunas de las recomendaciones sobre la atención al parto, especialmente la administración protocolaria de oxitocina después del nacimiento, el vídeo me ha parecido maravilloso y enormemente acertado tanto en sus recomendaciones como en las explicaciones que da sobre lo beneficioso de no cortar el cordón mientas late, sobre lo importante que es dar el bebé a la madre en el mismo nacimiento y sobre el gran valor nutricional, emocional e inmunológico de la lactancia precoz.

Me ha gustado especialmente que la Organización Panamericana de la Salud, que es la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud, exponga en este vídeo a los aspectos emocionales y psicológicos que tiene un nacimiento respetado y el contacto piel a piel en la relación de la madre con el hijo, asi como la importancia que da a la lactancia materna natural en ese proceso.

Estás, son cuestiones que suelen dejarse de lado o no se contemplan. Su importancia es considerable y la mejor manera de mejorar en este campo es promocionarlo, no ignorarlo. Han sido valientes explicando su valor. Que existan madres y bebés que han sido privados de la acción natural de este primer contacto y, por supuesto, hayan establecido un vínculo emocional firme, no quita que se deba promocionar la forma normal y natural de nacer y de pasar los primeros momentos de la vida.

En muchos países del mundo respetar estas sencillas y baratas normas permitirían que muchos niños salvasen sus vidas o al menos mantivieran un estado de salud mejor, especialmente disminuyendo la anemia que obliga a adelantar y hacer mucho más contundente la alimentación complementaria. Eso, donde los recursos son grandes, puede asumirse, pero hay millones de niños que no disponen de esas facilidades.

También en los países ricos esto es necesario. Como señala el documental el corte prematuro del cordón se relaciona con mayores problemas en el bebé y, sin duda, la lactancia materna precoz favorece el estado de salud del neonato. El que ese tiempo inmediatamente posterior nacimiento no sea interrumpido por protocolos innecesarios es indispensable para que esos momentos mágicos no sean disturbados. El bebé merece llegar al mundo respetado, al lado de su madre, sin que se evite lo que está programado para hacer.

Ojalá estas medidas tan sencillas se realicen en todos las maternidades del mundo y se adapten urgentemente los protocolos para atender debidamente con estas buenas prácticas la primera hora de vida, logrando que los seres humanos lleguen al mundo y reciban la mejor de las bienvenidas.

En Bebés y más | Corte del cordón (Razones para el corte no prematuro) , El corte tardío del cordón umbilical previene la anemia , ¿Qué es un Hospital Amigo de los Niños? , Claves para una lactancia materna exitosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos