Compartir
Publicidad
Publicidad

Dar lactancia materna durante más tiempo, prolonga hasta diez años la sensibilidad de la madre hacia su hijo, según un estudio

Dar lactancia materna durante más tiempo, prolonga hasta diez años la sensibilidad de la madre hacia su hijo, según un estudio
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La lactancia materna se ha asociado durante mucho tiempo con resultados positivos para los niños, como un mejor desarrollo cognitivo, una mejor salud intestinal y sistemas inmunológicos más fuertes. En el caso de la madre, la lactancia también protege del cáncer de mama y ovario, y de la depresión posparto.

Pero un reciente estudio acaba de demostrar también que la lactancia materna aumenta el vinculo y la sensibilidad de la madre hacia su hijo, incluso una década después de haber finalizado.

Un vínculo especial que perdura con los años

El estudio ha sido llevado a cabo conjuntamente por la Universidad de Boise y la Universidad de Iowa y publicado por la Asociación Estadounidense de Psicología.

Durante diez años se estudiaron los comportamientos de 1.272 madres reclutadas en el año 1991 en diez ciudades o/y estados diferentes de Estados Unidos. Lo primero que se hizo fue realizar una entrevista personal en el domicilio de cada una de ellas cuando sus bebés tenían tan sólo un mes de edad.

Posteriormente, y a lo largo de toda una década, madre e hijo fueron grabados en video en diferentes etapas de sus vidas (interactuando, jugando, resolviendo problemas acordes a cada edad...) y evaluados varias veces hasta que el niño cumplió 11 años.

madre e hijo

De las 1.272 madres que participaron en el estudio, el 70% amamantaron a sus hijos durante un tiempo que osciló entre una semana y dos años, siendo el promedio de este estudio un total de 17 semanas de lactancia.

Los investigadores buscaban examinar la relación entre la duración de la lactancia materna y la sensibilidad de la madre con respecto a su hijo a lo largo de toda una década, y se vio que las mujeres que amamantaron a sus bebés durante más tiempo mostraron una mayor sensibilidad y conexión con sus hijos, incluso diez años después de haber finalizado la lactancia.

El estudio define la sensibilidad materna como el tipo de respuesta de una madre a las necesidades de su hijo:

  • el momento de dicha respuesta,

  • su tono emocional,

  • la flexibilidad en su comportamiento

  • y su capacidad para leer las señales no verbales.

"Nos sorprendió observar que la duración de la lactancia materna estaba íntimamente relacionada con el desarrollo de una mayor sensibilidad materna a lo largo de varios años" - ha comentado una de las autoras del estudio, Jennifer Weaver,de la Universidad de Boise.

"Investigaciones previas sugerían una conexión entre la lactancia y la sensibilidad materna temprana, pero hasta este último estudio no habíamos visto que los efectos de la lactancia continuaran tiempo después de que esta hubiera finalizado"

Por tanto, una vez más queda patente que la lactancia materna no sólo influye positivamente en la salud física del niño y la madre, sino también en la psicológica. Y a pesar de que la unión entre madre y bebé es uno de los beneficios que siempre se le han atribuido a la lactancia materna, este nuevo hallazgo pondría de manifiesto que el vínculo afectivo es más duradero de lo que a priori se pensaba

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos