Una de cada tres mujeres deja de dar el pecho a los tres meses por motivos sociales y laborales

Una de cada tres mujeres deja de dar el pecho a los tres meses por motivos sociales y laborales
Sin comentarios

No cabe duda de que la leche materna es el mejor alimento para un bebé. Por eso la OMS y las sociedades médicas recomiendan dar el pecho en exclusiva los primeros seis meses de vida y a partir de ahí mantenerla, junto con alimentación complementaria hasta al menos los dos primeros años de vida. Pero la realidad social en la que vivimos impide muchas veces que se cumpla esta recomendación, ya que la madre debe reincorporarse al trabajo y la mayoría dejar de dar el pecho cuando llega este momento.

Esta semana se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2021 bajo el lema "Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida", con el objetivo de reivindicar la importancia de evitar la discriminación de las madres lactantes en todos los ámbitos, ofreciendo apoyo familiar y comunitario.

El 80 por ciento de las madres decide dar el pecho 

En este sentido, y según el Barómetro Elvie España sobre lactancia materna, aunque el 80% de las mujeres españolas da el pecho, una de cada tres mujeres decide dejarlo por motivos sociales y laborales. De hecho, concretamente el 19% de las madres españolas deja de dar el pecho a los tres meses, pero la mayoría (58%) lo hace a los seis meses por motivos sociales y porque les resulta difícil conciliarlo con la vuelta al trabajo.

Además, debemos añadir el factor del estigma por el cual según el mismo Barómetro Elvie, la marca que desarrolló el primer sacaleches manos libres, el 40% de las mujeres españolas se sienten incómodas al ver a otra mujer amamantando frente al 19% de los hombres.

Se necesita una baja maternal de seis meses

Los datos son concluyentes e indican que la vuelta al trabajo es el momento en el que la mayoría de las madres deja de dar el pecho. No es imposible seguir haciéndolo pues la madre puede extraerse la leche para dejarle reservas a su bebé mientras no puede estar con él, lo cierto es que luego en la práctica no es tan fácil.

¿La solución? Desde mi punto de vista es imprescindible que la madre pueda disfrutar de una baja maternal de seis meses para poder cumplir con el tiempo recomendado de lactancia materna exclusiva y poder estar con su bebé a tiempo completo durante sus primeros meses de vida.


Madre y bebé se merecen un tiempo mínimo de dedicación en exclusiva que es básico y necesario tanto para la madre como para el bebé.

Parece una utopía insostenible para el sistema, pero no lo es. Si profundizamos en lo que implicaría que las madres pudieran dar el pecho a sus bebés durante más tiempo, todo son beneficios. Además de las indudables ventajas para la salud de ambos, también las hay desde un punto de vista económico.

Está comprobado que la lactancia materna reduce los ingresos de bebés prematuros en la UCI, así como la incidencia y la gravedad de muchas enfermedades tanto en el bebé como en la madre, lo que implicaría un gran ahorro en Sanidad a largo plazo. Es decir, prolongar la lactancia materna a través de una baja maternal más larga, ahorraría millones de euros al sistema de salud

En Bebés y más | Cómo volver al trabajo y mantener la lactancia materna sin agobios

Temas
Inicio