Compartir
Publicidad

La leche materna reduce los ingresos de bebés prematuros y supone un ahorro de hasta 23.000 euros por niño

La leche materna reduce los ingresos de bebés prematuros y supone un ahorro de hasta 23.000 euros por niño
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aún a día de hoy, con todo lo que sabemos sobre la leche materna sigo asombrándome cuando veo que los profesionales de la salud no hacen todo lo posible, y lo imposible, para lograr que las madres que quieren dar el pecho lo consigan.

De las que escogen no darlo no hablo, porque no se puede obligar a alguien a hacer algo que no quiere, pero sí lo hago de las que quieren amamantar a sus hijos y no pueden, porque aunque se siga oyendo eso de "si total, los niños de biberón se crían igual de bien", hace falta a veces conocer los datos para actuar en consecuencia.

Un estudio reciente ha cuantificado los beneficios de la leche materna en los bebés prematuros y ha constatado que gracias a ella los bebés ingresan menos en las UCI neonatales y que, en consecuencia, se llegan a ahorrar hasta 23.000 euros por niño.

Los prematuros generan mucho coste

Los bebés nacidos con muy bajo peso al nacer, es decir, pesando menos de 1500 gramos, se consideran de alto riesgo de mortalidad y son de los pacientes hospitalarios que más recursos gastan.

Pobrecitos, nadie habla de ahorrar escatimando los mejores cuidados. Si hay que gastar esos recursos para sanarlos, curarlos y cuidarlos se hace, por supuesto, pero sorprende que uno de los métodos que mejor funciona es precisamente uno de los más económicos: conseguir que tomen leche materna.

Y es que los niños de bajo peso al nacer, cuando además son prematuros, están en riesgo de sepsis de aparición tardía, de displasia broncopulmonar (DBP), de enterocolitis necrosante y de retinopatía del prematuro, todas ellas enfermedades con consecuencias económicas importantes a corto y largo plazo.

En el estudio que hoy os estoy comentando han decidido calcular el gasto que generan los prematuros y han visto que el costo de un niño así va desde los 10.055 dólares (7.300 €) si el bebé tiene una sepsis tardía hasta los 31.565 dólares (23.000 €) si padece una DBP.

La leche materna evita esas enfermedades

La leche materna ha demostrado ser capaz de reducir la incidencia y la gravedad de algunas de estas enfermedades y, en consecuencia, tiene impacto en el coste del trabajo realizado en las UCIN.

Para saberlo se realizó el mencionado estudio con 430 parejas de madres y bebés en el Rush University Medical Center de Chicago y vieron que los niños que tomaban leche materna sufría un 19% menos infecciones bacterianas que el resto.

Si además el bebé tomaba solo leche materna durante 14 días reducía en tres veces el riesgo de desarrollar enterocolitis necrosante neonatal (ENN), una enfermedad muy común en niños prematuros, que se considera grave y que tiene una mortalidad del 25%.

Además, vieron que a más leche materna administrada, mejores eran los resultados. Para ello, obviamente, las UCIN necesitan estar habilitadas para la presencia de la madre y el contacto piel con piel continuo, que ayude al amamantamiento, y disponer también de un banco de leche, con el fin de hacer llegar a los bebés prematuros que no sean amamantados leche materna como si de un fármaco se tratara.

No será para tanto...

Repito, en múltiples ocasiones leo y escucho a gente hablar de la leche materna con un "no será para tanto". Es cierto que en niños sanos la diferencia visible es menor, básicamente porque los niños sanos no están en peligro de muerte o de padecer enfermedades graves como lo están los prematuros. Sin embargo hay riesgos a largo plazo, como el riesgo de padecer diabetes tipo I y II, obesidad, otitis, leucemia, etc., que es mayor cuando los bebés no son amamantados.

Claro, es muy difícil decirle a alguien "usted es diabético porque de pequeño no tomó suficiente leche materna", o "es posible que tenga leucemia porque no fue amamantado", porque es muy difícil establecer la causalidad individual, pero al parecer, cuando se hace de manera global, con muchos casos, la relación existe (que no lo digo yo, que lo dice la AAP).

Mirémoslo desde otro prisma y quizás así los profesionales no tiren tan pronto la toalla, se reciclen cada vez más y mejor y puedan ayudar a las madres a amamantar: la leche artificial aumenta los ingresos de bebés prematuros en las UCI neonatales y hace aumentar el coste de los cuidados en hasta 23.000 euros. He dicho lo mismo que en el titular, pero al revés. ¿A que ahora la leche artificial no nos parece la panacea? Dejémosla pues como un recurso al que agarrarnos en caso de no haber leche materna disponible y no como un "pues ya ves, yo tomé biberón y aquí estoy".

Más información | Abstract del estudio en Pubmed, El País Foto | Thinkstock En Bebés y más | ¿Obligarte a dar el pecho durante dos años por ley? Los Emiratos Árabes lo van a hacer, El 80% de las mujeres quiere amamantar, pero sólo lo hace el 65%‏, ¿Dar el pecho a tu bebé a cambio de dinero?, Las diez prácticas de crianza más controvertidas: la lactancia materna prolongada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio