Compartir
Publicidad

Los niños nacidos en los primeros meses del año tienen más probabilidades de ser deportistas de élite

Los niños nacidos en los primeros meses del año tienen más probabilidades de ser deportistas de élite
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te gustaría que tu hijo fuera un deportista de élite? Pues lo primero que debes saber es que aunque todos los padres quieren eso para sus hijos, lo ideal es que te quites esa idea de la cabeza para no perjudicarle en su infancia, sus deseos y elecciones (un niño debería acabar siendo lo que quiera ser, y no lo que sus padres quieran que sea).

Dicho esto, vamos a lo segundo que todo padre debe saber, y ya no por cómo le afecte a su hijo, sino sobre todo por curiosidad y por cultura: los niños nacidos en los primeros meses del año tienen más probabilidades de ser deportistas de élite.

Grandísimos deportistas no lo serán por haber nacido tarde

Según esta premisa es fácil deducir que muchos niños con unas condiciones increíbles para destacar en los deportes no llegarán a ser los grandísimos deportistas que podrían llegar a ser, mientras que otros con quizás peores condiciones sí lo lograrán, por el mero hecho de haber nacido en los primeros meses del año.

¿Pero por qué? ¿Acaso se produce una discriminación hacia los que nacen en los últimos meses del año? ¿Miran las fichas para torpedear la carrera de los que nacen más tarde?

El efecto de la edad relativa en el deporte

No es eso. Nadie mira las fichas para ver cuándo nace cada niño, aunque sí existe una discriminación hacia los que nacen en los últimos meses de año por una cuestión muy simple: los niños no se clasifican en el deporte en base a su calidad, sino en base a su edad. Esto es lógico, en realidad, porque no tendría sentido poner a un niño de 7 años muy hábil a jugar con otros de 10 años con la misma habilidad, porque el tamaño de los mayores dificultaría mucho la progresión del pequeño.

Entonces lo que se hace es clasificarlos según la fecha de nacimiento: benjamines, alevines, infantiles, cadetes,... una clasificación que depende del año en que nace cada niño y, por lo tanto, según la edad. Los niños de 10 años juegan todos con niños de 10 años y contra niños de 10 años.

Entonces lo que sucede es que dentro de los 10 años los hay que los acaban de cumplir y los hay que están muy cerca de cumplir los 11 años, porque nacieron en los primeros meses del año. Esto supone que sean, de media, más altos, que tengan más envergadura y que tengan, quizás, algo más de habilidad. La diferencia es de sólo unos meses, pero es suficiente para que en muchos casos se note y destaquen más los que son más mayores.

Ante esta situación, los entrenadores (esto pasa sobre todo en los deportes de equipo) tienden a elegirles al hacer las alineaciones y esto hace que jueguen más como titulares, cojan más experiencia, tengan más confianza en sus posibilidades y evolucionen más que los que, por edad, son más pequeños físicamente, y suelen jugar menos en sus competiciones.

La evidencia en la liga española

Quizás algunos penséis que es absurdo, que las condiciones deberían primar, pero no lo es porque, como acabo de decir, el mero hecho de jugar más minutos como titular en la edad de formación y aprendizaje supone un beneficio para los niños que nacen antes, y son más los que llegan a primera división.

En el año 2011 se realizó un estudio analizando las fechas de nacimiento de los jugadores de fútbol de la liga española y los datos fueron claros: el 61,1% de los jugadores había nacido el primer semestre del año, frente al 38,9% que había nacido en el segundo semestre. Esta diferencia fue aún más acusada cuando se miraron las fechas de nacimiento de los jugadores extranjeros, que suelen ser los que los equipos fichan para dar un valor añadido: un 63,53% eran del primer semestre, frente al 36,47% que lo eran del segundo semestre del año.

Dos años después, en el año 2013, los mismos autores de ese estudio ampliaron los datos tomando los de los jugadores de las canteras de los equipos de la liga española y el resultado fue claro: en las canteras el 48% de los jugadores había nacido en el primer trimestre (que no semestre).

Cuando lo que debe primar es la igualdad de oportunidades, y no los resultados

De esta sorprendente evidencia (que no lo es tanto, pero que mucha gente desconoce), se deduce que lo que debería primar en el deporte de equipo es la igualdad de oportunidades, el que puedan jugar todos los niños, independientemente de sus condiciones atléticas. Si lo que prima es el resultado y la clasificación al final de la liga, entonces esto seguirá sucediendo y llegarán a ser deportistas de élite algunos que tienen, en realidad, menos condiciones que otros.

Más información | Mundo Entrenamiento
Foto | iStock
En Bebés y más | Diez consejos para motivar a tus hijos a realizar actividad física, Padres deportivos y padres antideportivos, Consejos para niños deportistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio