Dejó crecer su pelo durante dos años para poder donarlo, a pesar de las críticas de otros niños: la valiente historia de Diego

Dejó crecer su pelo durante dos años para poder donarlo, a pesar de las críticas de otros niños: la valiente historia de Diego
Sin comentarios

Diego tenía poco más de nueve años cuando tomó la decisión de dejar crecer su pelo para poder donarlo y ayudar a los niños con cáncer. El proceso ha durado dos años, y en este tiempo el niño ha vivido momentos muy duros en los que ha tenido que lidiar con todo tipo de comentarios y críticas a su aspecto.

Pero a pesar de los días difíciles, las burlas y las insinuaciones de algunos adultos y niños, Diego ha hecho gala de una gran fortaleza mental y ha permanecido fiel a su idea hasta el final. Ayer se cortó su espectacular melena por una buena causa, y hoy queremos compartir su increíble y emocionante historia de solidaridad y valentía.

Decidió donar su pelo cuando una compañera del colegio enfermó de cáncer

Según nos explica su madre, Fanny, Diego tomó la decisión voluntaria de donar su pelo cuando una compañera de clase enfermó con leucemia, aunque antes de aquello la idea ya planeaba sobre su cabeza.

Y es que la hermana mayor de Diego también había donado su melena a la Fundación Mechones Solidarios, por lo que Diego ya estaba familiarizado con el proceso.

"Cuando mi hija Emma donó su pelo, Diego comenzó a interesarse por el tema y le preguntó a su hermana en qué consistía la donación, qué implicaciones llevaba y a quién se destinaba el cabello donado. Mi hija le aclaró a su hermano todas las dudas, y aquel gesto de Emma se quedó grabado en el corazón de Diego".

"Pero el clic definitivo llegó con la enfermedad de una compañera de clase. Ver a su amiga sin pelito impactó mucho a Diego, por lo que decidió seguir los pasos de su hermana y dejar crecer su pelo para donarlo"

Previamente, el niño consensuó la idea con sus padres y aunque desde el primer momento le respaldaron, Fanny quiso que tuviera muy claras las implicaciones que este gesto iba a conllevar:

"Le expliqué a mi hijo que el pelo no crece en 15 días y que se necesita un largo determinado para poder donarlo. Esto suponía dejar crecer la melena durante mucho tiempo, y prestarle todos los cuidados necesarios para que el pelo estuviera perfectamente nutrido y bien tratado antes de donarlo. Le advertí que el camino podía ser difícil, pero que yo iba a estar ahí para apoyarlo".

Así que ambos decidieron fijar un plazo de dos años para que el pelo creciera antes de cortarlo.

"Mi hijo ha recibido comentarios que jamás debería tener que escuchar un niño"

donar pelo
A la izquierda, junio de 2019, cuando Diego decidió dejar crecer su pelo para donarlo. En el centro, junio de 2020. A la derecha, junio de 2021, días antes de cortárselo.

El proceso comenzó en junio de 2019, cuando Diego tenía apenas nueve años.

El crecimiento del cabello rápidamente comenzó a hacerse notable para el resto de compañeros, aunque no fue hasta el primer trimestre de 2020 cuando los comentarios y burlas de otros niños empezaron a hacer mella en él.

"Para que el pelo no le cubriera la cara a la hora de trabajar, decidimos sujetarlo con horquillas o gomas. Muchos compañeros comenzaron entonces a relacionar el hecho de que mi hijo llevara el pelo largo con que practicara ballet, e incluso le preguntaban si dudaba de su sexo o si sentía una niña".

"Una madre me llegó a preguntar si mi hijo se estaba dejando el pelo largo porque quería cambiar de sexo. Yo le respondí que en el supuesto de que quisiera cambiar de sexo, podría hacerlo con el pelo largo o corto, pues la longitud de la melena no condiciona la sexualidad de una persona".

"Mi hijo escuchó cosas muy fuertes que ningún niño debería escuchar jamás. Como madre, me planteaba a veces el tipo de educación que algunos niños reciben en sus casas, porque es brutal que comentarios tan demoledores salgan de la boca de niños de tan solo 10 años"

"Obviamente, me dolía muchísimo ver a mi hijo sufrir, por lo que le dije que si en algún momento decidía abandonar el proceso y cortarse el pelo antes de tiempo, no pasaría nada, pues podríamos buscar otras formas de colaborar con la Asociación Española contra el Cáncer".

"Pero aunque las críticas le molestaban, a Diego le podía más el hecho de ayudar a los niños enfermos, por lo que no se planteó cortárselo antes de tiempo. Entonces estalló la pandemia y llegó el confinamiento, y en cierto modo a nosotros nos benefició, porque mi hijo pudo relajarse y olvidarse de las críticas durante un tiempo".

"Cada día le reforzábamos la idea de que los niños también pueden llevar el pelo largo si lo desean"

donar pelo

Aunque Diego se estaba dejando el pelo largo para poder donarlo, Fanny quiso que su hijo tuviera claro desde el primer momento que también los niños pueden llevar el cabello largo si lo desean por una cuestión de gustos.

"Cada día le reforzaba a mi hijo la idea de que niños y niñas pueden llevar el pelo como les de la gana, sin que nadie tenga que criticar su aspecto. Le decía: 'tu pelo es tuyo, es tu cuerpo, son tus gustos y tú debes sentirte libre de hacer con ello lo que desees'".

"Me duele decirlo, pero para una niña es fácil dejarse el pelo largo si quiere donarlo. Nadie va a decirle nada ni a criticar su aspecto. Sin embargo, en este caso los niños tienen que sufrir el peso de los estereotipos que todavía imperan en la sociedad"

"Mi hijo lleva cargando con el peso de los estereotipos de género desde que tomó la decisión de hacer ballet. Yo he estado siempre a su lado apoyándole en todo momento, y con el tema del pelo largo ha sido igual. Sus hermanos también lo han apoyado, e incluso en algunas ocasiones han salido a defenderle de las críticas. Están muy orgullosos de lo que ha hecho y a todos nos ha dado una gran lección".

Y llegó el ansiado día del corte de pelo

peluquería

En junio se cumplió el plazo de dos años que Diego se había marcado para dejar crecer su pelo antes de donarlo. Así que ayer acudió a la peluquería en compañía de su madre para cambiar su look de forma radical por una buena causa.

Fanny nos confiesa que ella estuvo llorando todo el día pensando en el momento, y a Diego también se le llenaron los ojos de lágrimas cuando la peluquera cortó su espectacular melena. La emoción para madre e hijo era inevitable: "han sido dos años muy duros, tanto para nosotros como padres como por supuesto para Diego. Llegar hasta aquí ha supuesto mucho esfuerzo y sacrificio por su parte".

"Pero mi hijo es consciente de que lo que ha hecho tiene un valor incalculable para otros niños que lo están pasando mal, así que está tremendamente orgulloso, y nosotros de él"

Su melena, de casi un kilo de peso fue dividida en ocho trenzas de 40 centímetros de longitud, que irán destinadas a la Asociación Española contra el Cáncer para confeccionar pelucas oncológicas.

¿Tu hijo o hija quiere donar su pelo? Estos son los consejos que nos da esta madre

"Que un niño o niña decida voluntariamente donar su pelo es un gesto precioso que debemos alabar. Hay que tener en cuenta que el proceso es largo y sacrificado, y exige un compromiso por parte del niño".

Por eso, en base a su doble experiencia con sus dos hijos, estos son los consejos que Fanny ofrece a las familias con hijos interesados en donar su cabello:

  • Tener en cuenta que se trata de un proceso largo, pues para ser donado el pelo debe tener una longitud de entre 30 y 40 centímetros.

  • Durante todo el tiempo que dure el proceso, el pelo debe estar bien cuidado y tratado. Fanny nos explica que llevaba a Diego a la peluquería con frecuencia para que le sanearan las puntas y el pelo creciera fuerte. Además, le aplicaba con frecuencia productos cosméticos para nutrir el cabello y darle brillo.

  • La llegada del verano y el calor puede suponerle al niño/niña un sacrificio extra. Fanny aconseja recurrir a peinados y recogidos que aporten comodidad y ayuden a mitigar el calor.

  • Infórmate bien dónde quieres donarlo. Hay peluquerías asociadas que te facilitan el trámite, aunque también puedes hacerlo por tu cuenta guardando el cabello limpio y seco en un sobre de burbujas que lo proteja y enviándolo por correo.

  • Hazle ver al niño la importancia que tiene el gesto que va a realizar. Esto fortalecerá su autoestima y confianza en los momentos en los que pueda hacerse cuesta arriba.

Fotografías reproducidas con autorización (@fanny_fgc)

Agradecimientos | Fanny Menéndez

En Bebés y Más | "Los amigos también curan", el mensaje de esperanza de Juegaterapia en el Día Mundial del Cáncer Infantil, Un colegio prohíbe a un niño de 4 años ir a clase por llevar el pelo demasiado largo

Temas
Inicio