Compartir
Publicidad

Por primera vez en Estados Unidos, nace una bebé de un útero trasplantado de una mujer fallecida

Por primera vez en Estados Unidos, nace una bebé de un útero trasplantado de una mujer fallecida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algunos meses dábamos la noticia del primer bebé nacido tras un trasplante de útero de una mujer fallecida. Esto tuvo lugar en Brasil, en el que una mujer que nació sin útero debido a una enfermedad congénita, pudo convertirse en madre gracias a este trasplante.

Ahora y por primera vez en Estados Unidos, ha nacido una bebé de un útero trasplantado de una mujer fallecida, que fue donado a una mujer con infertilidad por factor uterino como parte de un ensayo clínico que abre la posibilidad de que mujeres sin útero o con malformaciones uterinas puedan convertirse en madres.

A través de un comunicado, Cleveland Clinic, responsable de este estudio clínico, anunció el primer nacimiento en Estados Unidos de una bebé tras un transplante de útero de una mujer fallecida.

La madre es parte de un estudio en el que están participando 10 mujeres con infertilidad por factor uterino (UFI por sus siglas en inglés), que son mujeres que no tienen útero o que éste ha sido retirado por alguna cuestión de salud, y por lo tanto, no pueden quedar embarazadas.

La finalidad del estudio es probar si es posible que estas mujeres queden embarazadas vía fecundación in vitro y puedan llevar un embarazo a término de forma exitosa, al recibir un trasplante de útero de donantes fallecidas.

Aunque este es el primer caso de éxito dentro de este estudio en particular, no es el primer bebé nacido tras un trasplante de útero en Estados Unidos. Anteriormente se había dado la noticia del primer bebé nacido de un útero trasplantado en Estados Unidos, pero en esa ocasión, fue de una donante viva, que se anotó como voluntaria para otro estudio realizado en Texas.

A diferencia de ése y otros programas de trasplantes de útero, este estudio realizado en Cleveland solamente utiliza úteros de donante que fallecieron recientemente. De acuerdo con su comunicado, esto elimina el riesgo de dañar a un donante vivo, quien necesitaría una cirugía abdominal para que su útero sea removido.

"El trasplante de útero es un procedimiento complejo que requiere suprimir la respuesta de su sistema inmune. A través de esta investigación, buscamos hacer esto sucesos extraordinarios algo ordinario para las mujeres que eligen esta opción. Estamos agradecidos con la donante. Su generosidad permitió a nuestra paciente cumplir su sueño y a un nuevo bebé nacer", comenta el cirujano de trasplante Andreas Tzakis.

Desde que comenzó el estudio, el equipo ha logrado completar cinco trasplantes de útero de mujeres fallecidas, de los cuales tres han sido exitosos, pero este es el primero en el que nace un bebé. De momento, dos mujeres más están esperando quedar embarazadas y otras candidatas siguen en espera de donantes para que se les realice el trasplante.

Foto | Cleveland Clinic
Vía | USA Today

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio