Compartir
Publicidad
Publicidad
Nace el primer bebé de un útero transplantado en Estados Unidos
Embarazo

Nace el primer bebé de un útero transplantado en Estados Unidos

Publicidad
Publicidad

El transplante de útero ha sido un tema que ha causado mucha polémica en los últimos años, pues hay quienes consideran que el riesgo es demasiado alto para no tratarse de un órgano vital -como en el caso de un transplante de corazón o riñón-, mientras que otras personas creen que es algo maravilloso y un gran avance de la ciencia.

Ahora gracias a este transplante, una mujer que había nacido sin útero acaba de dar a luz a un bebé, y aunque no es el primer bebé en el mundo nacido de un útero transplantado, sí es el primero en Estados Unidos.

Hace algunos años aún nos preguntábamos si era posible ser madre después de haber tenido un transplante de útero, y un tiempo después, dio la vuelta al mundo la noticia de una mujer en Suecia que lo había logrado. Ahora, Estados Unidos se une a ese grupo de países donde han logrado un embarazo a término en un útero transplantado, que tuvo lugar en el Centro Médico de la Universidad Baylor en Dallas, Texas.

La donante del útero, una enfermera y madre de dos hijos

La ahora madre primeriza, que ha pedido que su identidad se mantenga anónima, es una mujer que había nacido sin útero y que ahora pudo convertirse en madre gracias a una enfermera llamada Taylor Siler, que había decidido ya no tener más hijos y al enterarse del programa de transplantes se anotó como voluntatia para donar su útero y así darle la oportunidad a alguien más de convertirse en madre.

Taylor tiene dos hijos de 4 y 6 años y comenta en exclusiva para Time que ella misma tenía familiares que habían batallado mucho para tener hijos y no le parecía justo. Considera que el poder darle la oportunidad de ser madre a otras mujeres es algo increíble.

Para poder ser seleccionada y participar como donante de útero, Taylor debió someterse a muchos estudios médicos y psicológicos, una vez aprobada, se realizó la cirugía y tuvo una recuperación de alrededor de 12 semanas.

A pesar de que Taylor nunca supo la identidad de la mujer a la que le donó su útero, ella comenta que ambas intercambiaron cartas el día en que realizarían el transplante y que tiempo después, la ahora madre le escribió para contarle que había quedado embarazada. Cuando le informaron que había dado a luz a un bebé sano, Taylor no pudo contener su emoción: "He estado llorando cuando pienso en eso. Pienso en ella todos los días y probablemente lo haré por el resto de mi vida".

El transplante de útero

De acuerdo con información de Time, este caso es uno de los 10 que están realizando en un primer estudio clínico en el Centro Médico de la Universidad Baylor, de los cuales llevan 8 transplantes realizados y actualmente hay otra mujer embarazada. El nacimiento de este bebé se realizó a través de una cesárea programada y en ella estuvieron presentes la mayoría del personal médico que se encuentra participando en el estudio clínico.

"Hemos estado preparándonos para este momento durante un largo tiempo", comenta la doctora Liza Johannesson, quien es ginecóloga y la cirujana que realiza los transplantes de útero. "Creo que todos teníamos lágrimas de alegría cuando el bebé salió. Yo definitivamente las tenía".

"Hacemos transplantes todo el día. Esto no es lo mismo. Yo había subestimado totalmente lo que este tipo de transplante hace por estas mujeres. No tengo palabras para describir lo que he aprendido emocionalmente", comenta el doctor Guiliano Testa, el líder del ensayo clínico y jefe de cirugía de transplantes abdominales en el Instituto de Transplantes Baylor Annette C. and Harold C. Simmons.

Por su parte, el doctor Robert T. Gunby Jr., quien fue el ginecólogo que recibió al bebé declaró: "He recibido a muchísimos bebés, pero este era especial. Cuando comencé mi carrera ni siquiera existían las ecografías. Ahora estamos poniendo úteros de otras mujeres y teniendo bebés".

Para muchos de los médicos que se encontraban en la cesárea, el momento más emocional fue cuando el doctor Gunby sostuvo por primera vez al bebé en sus manos: "Además de mis hijos, esto es lo más emocionada que he estado acerca del nacimiento de un bebé. Simplemente comencé a llorar", declaró el doctor Gregory J. McKenna, cirujano de transplantes del Centro Médico.

Sin duda este tipo de noticias da más esperanza a las mujeres que no pueden tener hijos, ya sea porque su útero tiene algún problema o nacieron sin él. Los médicos afirman que incluso podría funcionar para mujeres con otros problemas médicos, como ciertos tipos de cáncer.

Foto | iStock
Vía | Time
En Bebés y más | Nace un bebé de una mujer sin ovarios gracias a un trasplante de tejido ovárico, Se produce el primer embarazo del mundo tras un trasplante de útero

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos