Publicidad

¿Es posible ser madre después de un trasplante de útero?

¿Es posible ser madre después de un trasplante de útero?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La ciencia no puede decir aún, que esto se haya producido, aunque hay varios médicos, como el cirujano Mats Brännström, que junto a un equipo de cirujanos de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, han realizado el trasplante de útero a nueve mujeres que opinan que es factible, de hecho, aunque se mantiene en el anonimato se sabe que se está intentando.

No es la primera vez que se realizan este tipo de trasplantes, ni tampoco la primera vez que se intenta llevar a cabo un embarazo en este tipo de pacientes, pero si tiene éxito, y de eso el Dr. Brännström está seguro, tendrá la respuesta a la pregunta de si es posible ser madre después de un trasplante de útero.

Según el Dr. Brännström, los médicos llevan intentando que una mujer trasplantada pueda tener un bebé desde 1978, antes incluso que se desarrollara la técnica de fecundación in vitro. Sin embargo hasta el año 2000 no se consiguió que una de estas mujeres se quedara embarazada y hasta la fecha ninguno de los embarazos producidos han llegado a término, siendo el caso reciente más famoso el de la mujer turca Derya Sert que perdió a su bebé tras ocho semanas de gestación.

Pero el Dr. Brännström se mostró dispuesto a seguir intentándolo y el pasado Noviembre realizó el transplante de útero a nueve pacientes. En cinco ocasiones las donantes de útero fueron las propias madres de las pacientes. En estos casos al estar seguros de que el útero trasplantado ha sido capaz de llevar un embarazo a término (como está claro), se espera que esto ayude en el proceso.

La fecundación de las pacientes se producirá mediante la implantación de embriones in vitro pues se les ha trasplantado el útero pero no se ha podido conectar este con las trompas de Falopio.

Como el Doctor se ha negado a dar más datos sobre el o los embarazos que se hayan producido hasta que al menos uno de ellos llegue a término lo único que podemos pensar es que es posible que haya una o más mujeres trasplantadas que se encuentren en su primer trimestre de embarazo y esperemos que para este otoño podamos tener buenas noticias.

Un método no exento de polémica

Existen voces discrepantes dentro de la comunidad médica que no comparten este tipo de intervenciones por no corresponderse con la idea principal sobre qué es un trasplante y su finalidad. Como es el caso del doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

"Los trasplantes se hacen para salvar vidas o mejorar sensiblemente la calidad de vida de cualquier enfermo. En ello se emplea una cantidad importante de recursos que se dan por bien empleados, incluso en tiempos de profunda crisis económica. En este caso, me faltarían argumentos para justificarlo, dados los riesgos (quizás no muy grandes pero reales) que entraña y el necesario empleo de recursos públicos para llevarlo a cabo". Afirma el Dr. Matesanz

Esta idea no es compartida por el Dr. Brännström pues considera una técnica experimental muy probada y que por ejemplo en su caso, toda la operación fue financiada con medios privados. "Una vez sepamos que funciona podemos hablar y discutir sobre quien paga las facturas", afirmó el Doctor.

¿Por qué no usar úteros de pacientes vivas?

Otra de las polémicas reside en que los últimos trasplantes provienen de donantes vivas. Es decir, para que unas mujeres puedan tener hijos otras tendrán que perder esa capacidad. El Dr. Brännström afirma que es mejor un útero proveniente de un donante vivo pues de esta forma se puede estudiar previamente si el órgano presenta alguna enfermedad, virus o cualquier problema que le impida ser donado. No obstante, espera que se pueda avanzar en la técnica para que en un futuro el uso de un útero proveniente de un donante no vivo sea igual de bueno.

Personalmente me coloco en la esquina del doctor sueco. La posibilidad de devolver la capacidad de tener hijos a una mujer o de permitir tenerlos a aquellas que nacieron sin ella debería ser considerado como algo muy importante, al igual que cualquier otro tipo de trasplante de órganos como el corazón o unas córneas, no tiene mucho sentido que estemos poniendo trabas al aborto, que nos preocupe la tasa de natalidad y que no consideremos como viable esta opción.

Esperemos que esta vez al menos una de las mujeres trasplantadas pueda llegar a tener en brazos a su propio bebé mediante esta técnica y que en unos años el haber nacido sin útero o haberlo perdido debido a una enfermedad sea sólo un pequeño inconveniente en el camino a la maternidad.

¿Qué opináis sobre este tipo de trasplantes? Los creéis necesarios o no tiene sentido realizar un gasto tan grande.

Foto | Tammra McCauley en Flickr Vía | el mundo En Bebés y Más | Pierde el bebé la primera mujer que se quedó embarazada con el útero trasplantado, Primer trasplante de útero en Estados Unidos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir