Publicidad

Nace el primer bebé de 'maternidad compartida': estuvo en los úteros de sus dos madres antes de nacer

Nace el primer bebé de 'maternidad compartida': estuvo en los úteros de sus dos madres antes de nacer
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Se llama Otis y ya es famoso incluso desde antes de nacer. ¿La razón? Es el primer bebé en el mundo nacido de un embrión que ha estado en el vientre de sus dos madres.

Es decir, Jasmine Francis-Smith dio a luz a Otis hace dos meses, después de que se implantara el embrión que había sido incubado por su esposa Donna.

El procedimiento de "maternidad compartida" tuvo lugar en la London Women's Clinic con tecnología de la empresa suiza de fertilidad Anecova.

Fertilización un vivo natural

El doctor Kamal Ahuja, gerente y director científico de London Women's Clinic (la Clínica de la Mujer de Londres) señala que es "el primer nacimiento en el mundo con maternidad compartida" utilizando esta técnica, denominada 'fertilización In Vivo Natural' o AneVivo, iniciado por la empresa suiza Anecova.

El procedimiento consistió en colocar el óvulo fecundado de la madre biológica (Donna) dentro de una cápsula en miniatura que se insertó en su propio útero para incubarlo, en lugar de hacerlo en el laboratorio como se realiza con la fecundación in vitro.

Allí fue incubado durante las primeras 18 horas tras la fertilización y posteriormente fue transferido al útero de la otra madre (en este caso Jasmine), que fue quien gestó y dio a luz al pequeño.

"Nos ha unido emocionalmente. Somos una verdadera familia"

Madres Otis

Así lo ha manifestado Jasmine, de 28 años, de Northamptonshire (Reino Unido), quien añade que: "Todo el proceso fue una experiencia increíble y obtuvimos todo lo que queríamos."

Explicó que el procedimiento hizo que tanto ella como su esposa Donna, de 30 años "se sintieran iguales en todo el proceso".

Jasmine aseguró que "no hay nada que cambiar del embarazo y el nacimiento de Otis".

Fuente y foto | Anecova
En Bebés y Más | Una abuela da a luz a su nieta, para que su hijo y su marido logren cumplir el sueño de ser padres, Los embriones autorreparan sus células alteradas desde su segundo día de vida y pueden convertirse en bebés sanos, Por primera vez en Estados Unidos, nace una bebé de un útero trasplantado de una mujer fallecida

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios