Donación de embriones: cuándo recurrir y cómo funciona esta técnica de reproducción asistida

Donación de embriones: cuándo recurrir y cómo funciona esta técnica de reproducción asistida
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si estás en el camino de la búsqueda de un embarazo a través de técnicas de reproducción asistida, quizás hayas podido advertir que no se trata de un camino fácil, ni mucho menos.

Lógicamente hay mujeres o parejas que tienen "suerte" y que se quedan embarazadas al primer intento de inseminación artificial o de fecundación in vitro, pero esto no siempre ocurre. Incluso, a veces nunca se consigue ser madre.

Por ello, hay muchas mujeres o parejas que transitan por este camino, que tropiezan con obstáculos que desconocían, como por ejemplo el hecho de necesitar embriones de una donante o pareja donante para ser mamá, lo que se conoce como embriodonación.

En este artículo te contamos más sobre esta técnica de reproducción asistida, cómo funciona, cómo recurrir a ella y cuándo se recomienda.

¿Qué es la embriodonación o donación de embriones?

La donación de embriones en reproducción asistida también se conoce como embriodonación.

Hablamos de un tratamiento de reproducción asistida, completamente legal en España y en otros países, a través del cual la mujer o pareja que desea lograr el embarazo recibe el o los embriones obtenidos de otra pareja.

Normalmente, esta otra pareja ya ha conseguido embarazarse, y decide donar sus propios embriones a futuros papás y mamás.

Como decíamos, se trata de un proceso regulado a nivel legal; la ley de reproducción humana asistida asegura que los pacientes receptores de los embriones donados no conozcan la identidad de la pareja donante, ni viceversa, pues la donación se realiza de manera completamente altruista y anónima, sin recibir ningún tipo de compensación económica a cambio.

Máximo tres embriones por ciclo

Otro dato que conviene conocer, también bajo la ley de reproducción mencionada, es que solo se autoriza la transferencia de un máximo de tres embriones en cada mujer en cada ciclo reproductivo mediante esta técnica.

Tasas de éxito de la embriodonación

¿Qué tasas de éxito tiene la embriodonación? Es importante saber que la tasa de éxito del tratamiento de adopción de embriones donados por otra pareja depende en gran medida de la calidad de dichos embriones

En este caso, las características de la mujer receptora no son primordiales, aunque también influyen.

Y en cuanto a cifras más concretas, según un informe de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF),  que incorpora los últimos datos estadísticos recopilados, del 2019, la tasa de éxito de gestación por transferencia embrionaria es del 44,7%, mientras que la tasa de éxito de parto por transferencia es del 31,0%.

Embriodonación vs. donación de óvulos y espermatozoides

Es importante diferenciar la embriodonación de la donación de óvulos y espermatozoides, por separado. En el caso de la embriodonación, hablamos de un proceso más económico, donde se donan embriones ya formados, procedentes de un ciclo de fecundación in vitro que han realizado otras parejas.

¿Cómo funciona este proceso? La pareja que dona los embriones presenta por escrito a la clínica su renuncia a los mismos y, con ello, la filiación del futuro bebé corresponde a la nueva pareja que los reciba.

En cambio, en la donación de óvulos y espermatozoides, los procesos van por separado (es decir, se puede recibir un óvulo fecundado pero no el embrión ya formado).

El proceso de la embriodonación: ¿cómo funciona?

Pasos previos de la embriodonación

Primero de todo, se realiza la fecundación de los embriones de la pareja donante. Estos embriones se vitrifican mediante un proceso de congelación ultrarrápida en nitrógeno líquido a -196ºC, conservándose en el mismo estado y con la misma calidad que tenían cuando fueron congelados.

La pareja donante decide donar sus embriones por diferentes razones; puede que ya haya logrado su familia deseada, o que decida no seguir teniendo más hijos, o ya lleva mucho tiempo intentando formar una familia a través de las técnicas de reproducción asistida y finalmente no ha podido ser, etc.

En cualquier caso, decide donar sus embriones viables a otras parejas que los necesiten.

Aspectos a tener en cuenta

La selección de los embriones para cada mujer o pareja que recibe los embriones, se realiza en función de la similitud de las características físicas de la pareja o mujer que los dona.

Y es que, es importante saber que no todas las parejas o mujeres que tienen embriones vitrificados pueden donarlos. Para que esto se produzca, es necesario que se cumplan una serie de condiciones:

  • Que la mujer de la que proceden los ovocitos sea menor 35 años (bien porque sea esta la edad de la paciente, o bien porque se trate de una donante de ovocitos).
  • Que no haya antecedentes personales ni familiares de riesgo genético, ni antecedentes personales de riesgo infeccioso.

Pasos de la embriodonación

Si todo esto se cumple, se seleccionan los embriones para la pareja o mujer receptora que desea conseguir el embarazo. Es entonces cuando empieza el proceso de embriodonación. Los pasos son los siguientes:

  1. Se prepara el endometrio de la futura mamá para que su útero sea receptivo y esté en las mejores condiciones para el embarazo.
  2. Se realiza la desvitrificación embrionaria.
  3. Se realiza la transferencia embrionaria al útero de la mujer, mediante un sencillo procedimiento, para que éste pueda implantarse y desarrollarse como corresponde.
  4. Se realiza la prueba de embarazo, que confirmará si ha habido o no implantación.
  5. Un par de semanas después, se realiza la primera ecografía para observar la evolución del embarazo y confirmar su localización.
  6. Finalmente, se da el alta a la paciente, que pasa a estar bajo el control de su ginecólogo de confianza, como ocurriría con cualquier otro tipo de embarazo.

¿Cuándo se recomienda la embriodonación?

La embriodonación puede ser una buena opción para:

  • Parejas o mujeres con problemas de fertilidad (que, por ejemplo, han realizado varios intentos de fecundación in vitro [FIV] sin éxito).
  • Parejas o mujeres con problemas de infertilidad, tanto masculina como femenina.
  • Parejas o mujeres con edad reproductiva avanzada (a partir de los 40 años).
  • Parejas o mujeres con una enfermedad genéticamente transmisible o con enfermedades infecciosas que podrían transmitirse al bebé durante el embarazo.

En estos casos que mencionamos, en lugar de realizar un tratamiento con gametos -óvulos y espermatozoides- donados, se puede optar por la embriodonación.

Como decíamos anteriormente, se trata de un procedimiento más económico con el que también se tienen buenas tasas de éxito.

¿Por qué? Porque los embriones son de buena calidad (y por eso han sido vitrificados) y, además, otros embriones del mismo ciclo han dado lugar a recién nacidos sanos (y por eso han sido donados).

Consulta con tu médico

Sin embargo, cada caso es un mundo, y por ello los temas médicos siempre recomendamos consultarlos con un profesional acreditado que conozca tu caso en concreto y que pueda asesorarte en esta técnica.

Recurrir a la donación de embriones en reproducción asistida: el duelo genético

Tomar la decisión de recurrir a la donación de embriones no siempre es fácil; a veces las parejas lo tienen claro, porque no tienen más opciones o porque han accedido desde el principio a esta opción (por problemas de fertilidad, problemas genéticos, edad, etc.), y otras veces el proceso es más complejo, puede ser debido a que la mujer o la pareja pensaba que tendría descendencia con sus propios genes.

Por ello, recurrir a la embriodonación implica hacer un duelo genético, un proceso que conlleva la aceptación de que el futuro bebé no llevará los propios genes.

Epigenética y donación de embriones

Sin embargo, sí le transmitimos información genética al embrión durante el embarazo, también en la embriodonación, gracias al fenómeno de la epigenética. Así lo ha demostrado una investigación realizada por los doctores Carlos Simón y Felip Vilella en 2015, publicada en la revista Development.

La epigenética es la ciencia que explica las modificaciones en la expresión de genes que se dan debido al ambiente, y es la que explicaría que la mujer es capaz de cambiar la información genética del futuro bebé, incluso cuando está embarazada gracias a la embriodonación (o gracias al óvulo de una donante, lo que se conoce como ovodonación).

Fotos | Portada (freepik)

Temas
Inicio