Compartir
Publicidad
Publicidad

Trabajar o fumar durante el embarazo, no es lo mismo

Trabajar o fumar durante el embarazo, no es lo mismo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas mujeres, si se encuentran bien de salud, trabajan hasta el día del parto, lo cual podría ser beneficioso en muchos sentidos, tanto físicos como emocionales, dependiendo del tipo de trabajo, claro. Pero un estudio británico realizado por la Universidad de Essex señala que las mujeres que continúan con su empleo al final del embarazo pueden tener bebés de menor peso que otras que dejaron de trabajar antes.

En concreto, se estudió a las madres que trabajaron pasados los ochos meses de embarazo y se comprobó que dan a luz bebés con menor peso que si se hubieran tomado permiso antes. La diferencia es de unos 250 gramos.

Este es uno de esos estudios que ha llamado la atención de los medios, pero en este caso creo que ha sido por la comparación que se ha hecho con el hecho de que la mujer fume durante el embarazo.

Muchos titulares hablan de que el trabajo durante el último mes es tan perjudicial como el tabaco durante el embarazo. Pero recordemos que fumar durante el embarazo no solo tiene como resultado el menor peso del bebé al nacer, sino también hay otros riesgos asociados (psicológicos, arteriales, de infecciones, cerebrales, oculares, conductuales...).

Por todo ello, a mi parecer, no se puede comparar el trabajar al fumar durante el embarazo, por mucho que coincidan en el punto del bajo peso del bebé.

derechos-laborales-embarazadas

El estudio elaborado por economistas, no médicos

El estudio, que ha sido realizado por economistas, se ha publicado en el último número de la revista Journal of Labour Economics, de la Universidad de Chicago.

Uno de los autores del estudio, el profesor Marco Francesconi, ha dicho que el gobierno debería considerar incentivar a los empleadores para que ofrezcan unos permisos de maternidad más flexibles para las mujeres que necesiten un descanso antes y no después del nacimiento del bebé.

A esto, yo añado sin dudarlo que con los permisos de maternidad posteriores al nacimiento no se debería jugar ni mucho menos pensar en reducirlos, cuando siempre reivindicamos lo contrario, que se amplíen.

Si nos centramos en los datos del estudio que han trascendido, está hecho a partir de tres investigaciones de los Estados Unidos y el Reino Unido, y alerta sobre los riesgos que el desarrollo lento puede traer para la salud de los bebés recién nacidos, incluso durante su niñez y adolescencia.

El estudio ha sido realizado entre más de 1300 niños cuyas madres formaron parte del British Household Panel Survey. El seguimiento se hizo entre los años 1991 y 2005. También se examinaron los datos de 17.483 mujeres que dieron a luz entre 2000 y 2001 en el Millenium Cohort Study, y los de 12.166 que alumbraron en el National Survey of Family Growth de Estados Unidos.

La publicación indica que los problemas asociados a la continuación del trabajo durante los ochos meses o más de gestación, como la alta mortalidad, se potencia entre las madres de mayor edad. Por el contrario, en las mujeres menores de 24 años no repercutía el trabajo en el peso del bebé al nacer.

Parar de trabajar antes en el embarazo es particularmente beneficioso para las mujeres con menores niveles de estudios según el estudio, lo que sugiere que el efecto de trabajar durante el embarazo fue, posiblemente, más marcado para las mujeres que realizan un trabajo físicamente exigente.

En cualquier caso, si tan perjudicial es trabajar durante el embarazo, debería ser obligatorio ese "descanso" en los últimos meses para las mujeres que lo necesiten, sin reducir el tiempo de permiso tras el nacimiento. La prevención de riesgos laborales durante el embarazo es fundamental. Habrá otras mujeres con trabajos que no pongan en riesgo al bebé y para las que sentirse activa durante la última fase del embarazo sea muy beneficioso.

En fin, un estudio que médicamente no creo que vaya demasiado bien encaminado, ya que en su misma introducción señala que, como el fumar, no dejar de trabajar durante el embarazo puede traer problemas de salud al bebé. Cuando también leemos que dejar de trabajar tres meses antes del parto es especialmente beneficioso para los bebés británicos, nos entran más dudas al respecto...

Foto | AdamSelwood en Flickr Más información | Guardian, Journal of Labour Economics En Bebés y más | Fumar durante el embarazo, ¿irresponsabilidad o necesidad?, "Nacer sin humo", guías que ayudan a dejar de fumar durante el embarazo, El mapa de la maternidad en Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos