Compartir
Publicidad

Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de niños con problemas de conducta

Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de niños con problemas de conducta
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabemos de los problemas diversos que fumar durante el periodo de gestación conlleva tanto para la madre como para el bebé. Según un nuevo estudio publicado en el "Journal of Epidemiology and Community Health", fumar durante el embarazo aumenta de manera significativa el riesgo de tener hijos con problemas de conducta, problemas que se manifiestan a edades tan tempranas como los 3 años.

Los autores del estudio, científicos y médicos británicos, se han centrado en analizar los graves perjuicios que el consumo de tabaco puede causar en la estructura de desarrollo y en la función cerebral del feto.

La investigación se realizó a partir del análisis de más de 14.000 madres y de sus hijos nacidos entre 2000 y 2001 en el Reino Unido. A las madres se las clasificó entre "fumadoras moderadas" (menos de 10 cigarrillos al día) y "grandes fumadoras", según el número de cigarrillos que consumían al día. Se les pidió que valoraran el comportamiento de sus hijos de 3 años a partir de un cuestionario psicológico que se emplea para detectar trastornos como la hiperactividad y el déficit de atención.

Peleas, indisciplina, acoso a otros menores, hiperactividad y problemas de atención y concentración son los problemas que estaban en un porcentaje más elevado en los hijos de madres muy fumadoras. Además, los niños varones son más susceptibles a los efectos negativos de la nicotina, por lo que aumenta el número de niños con dichos problemas de conducta, frente a las niñas.

Y, aunque para el estudio se tuvo en cuenta otros factores que podían influir en los resultados (edad de la madre durante el embarazo, su nivel educativo, su estatus socioeconómico y la estabilidad familiar), se concluyó que los hijos de mujeres que fumaron mucho durante la gestación presentaban con más frecuencia los problemas citados.

Sin embargo, a pesar de estos datos probados, la mayoría de embarazadas no deja el hábito del tabaco durante la gestación, por desinformación, por dificultades para dejarlo o por inconsciencia. Resuta muy duro en ocasiones y puede suponer un gran esfuerzo, pero estudios como estos vienen a confirmar que merece la pena dejar de fumar durante el embarazo si queremos hijos sanos psicológicamente, además de físicamente.

Vía | La Voz de Galicia Foto | Flickr (HidingInABunker) En Bebés y más | Otra razón para no fumar en el embarazo, Fumar en el embarazo daña las arterias del bebé, El tabaquismo materno puede causar depresión en los hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos