Compartir
Publicidad
Publicidad

Torpeza temporal en el embarazo

Torpeza temporal en el embarazo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Un efecto secundario del embarazo es la torpeza temporal, esta suele desaparecer con el nacimiento del bebé. Algunas mujeres casi no lo notan, pero otras se sienten muy inseguras por esta cuestión.

La tripa va creciendo y modifica la curvatura de la espalda, y a medida que la tripa crece, la embarazada ya no puede verse los pies y no puede controlar bien las distancias con la consecuencia de perder la estabilidad.

Es por eso que los tropezones son frecuentes. Pero hay más factores añadidos como son la laxitud de las articulaciones o la retención de líquidos que son habituales en el embarazo, estos factores limitan también la fuerza de la embarazada.

Se tiene que aceptar que no se es tan ágil y tomar medidas para prevenir posibles accidentes. Hay que olvidarse de los tacones altos y finos, tener cuidado al entrar y salir de la bañera, procurar que no queden objetos desperdigados por los lugares de paso para no tropezar y no subirse nunca a una silla o escalera de mano y esto sobre todo en los últimos meses de embarazo.

Más información | Babysitio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos