Publicidad

¿Tienes que hacer reposo en cama para evitar riesgos en tu embarazo? Podría ser peor el remedio que la enfermedad
Embarazo

¿Tienes que hacer reposo en cama para evitar riesgos en tu embarazo? Podría ser peor el remedio que la enfermedad

Publicidad

Publicidad

Son muchas las mujeres que estando embarazadas explican a otras que "me han dicho hoy que tengo que hacer reposo" porque su médico ha considerado que es lo mejor para su salud y la del feto. A todos nos parece tan normal porque es un consejo de los de siempre, de esos que nadie pondría en duda.

Sin embargo, a pesar de lo acostumbrados que estamos a oír hablar de esta recomendación, parece que no hay evidencia de que en realidad sirva de mucho. Pero esto no es todo: hacer que una mujer embarazada se mueva poco, o prácticamente nada, añade riesgos al embarazo que hacen que, como dice el famoso dicho, el remedio pueda ser peor que la enfermedad.

¿Cuáles son las razones por las que se recomienda reposo en el embarazo?

Como decimos, hace muchos años que el reposo en cama es utilizado como tratamiento preventivo cuando se considera que hay un problema potencial. Se suele recomendar si ven problemas de crecimiento en el bebé, si hay riesgo de aborto espontáneo, si la mujer tiene la presión arterial elevada o si hay preeclampsia, si hay riesgo de parto prematuro, etc. Y las mujeres, claro, hacen caso a cualquier cosa que se les recomiende si con ello van a disminuir el riesgo de que le pase algo a su preciado bebé, o que les pase algo a ellas (todos lo haríamos).

Pero los estudios dicen que el reposo en cama no ayuda

Por suerte para nosotros, hay varios metaanálisis (son los estudios que analizan gran cantidad de estudios de calidad realizados al respecto de un tema y por eso son los más fiables) relacionados con el reposo durante el embarazo:

El reposo para prevenir los partos prematuros

En enero del año 2010 se realizó un metaanálisis titulado "Reposo en cama en los embarazos con feto único para la prevención de nacimientos prematuros" en el que los autores concluyeron lo siguiente:

No existen pruebas que apoyen o rechacen la utilización del reposo en cama hospitalario o domiciliario para la prevención de los nacimientos prematuros. A pesar de que el reposo en cama hospitalario o domiciliario se utiliza ampliamente como primer paso del tratamiento, no hay pruebas que demuestren que esta práctica es beneficiosa. Debido a los efectos adversos potenciales que el reposo en cama puede producir en las mujeres y sus familias y al aumento en los costos para los sistemas de atención sanitaria, los médicos no deberían recomendar de manera sistemática el reposo en cama para prevenir los nacimientos prematuros. Los beneficios y daños potenciales deberían discutirse con las mujeres con alto riesgo de nacimientos prematuros. Es imperativo realizar una investigación apropiada. Los ensayos futuros deberían evaluar la efectividad del reposo en cama y de su prescripción para prevenir los nacimientos prematuros.

El reposo para la hipertensión en el embarazo

En febrero del 2010 se realizó un metaanálisis titulado "Reposo en cama con o sin hospitalización para la hipertensión durante el embarazo", en el que los autores llegaron a esta conclusión:

Son pocos los ensayos aleatorios que han evaluado el reposo para las mujeres con hipertensión arterial durante el embarazo, y no se cuenta con información relevante sobre los efectos secundarios y la implicación de costes en los ensayos disponibles. Si bien un ensayo pequeño sugiere que el reposo parcial en cama puede estar asociado con una reducción en el riesgo de hipertensión grave y parto prematuro, es necesario confirmar estos resultados en ensayos más amplios.

Actualmente, las pruebas son insuficientes para ofrecer orientación clara para la práctica clínica. Por consiguiente, el reposo en cama no debe ser recomendado sistemáticamente para la hipertensión en el embarazo especialmente, ya que aparentemente son más las mujeres que prefieren la actividad sin restricción, si cuentan con la posibilidad de elegir.

Re

El reposo en cama en los embarazos múltiples

En julio de 2010 se hizo otro metaanálisis titulado "Hospitalización y reposo en cama para el embarazo múltiple" y los autores vieron, al analizar todos los estudios, que:

Actualmente no existen pruebas suficientes que apoyen una política de hospitalización rutinaria para el reposo en cama en el embarazo múltiple. No se ha evidenciado una reducción del riesgo de nacimiento prematuro o muerte perinatal, aunque se sugiere una mejoría en cuanto al crecimiento fetal. Para las mujeres con embarazo gemelar sin complicaciones, los resultados de esta revisión indican que puede ser perjudicial, pues aumenta el riesgo de nacimiento muy prematuro. Hasta tanto estén disponibles pruebas adicionales que apoyen lo contrario, no se puede recomendar esta política para la práctica clínica rutinaria.

El reposo para evitar abortos espontáneos

En octubre de 2010 se llevó a cabo un metaanálisis con el título "Reposo en cama durante el embarazo para la prevención del aborto espontáneo" y los autores vieron que:

No hay suficientes pruebas de alta calidad que apoyen una política de reposo en cama para prevenir el aborto espontáneo en mujeres con viabilidad fetal confirmada y hemorragia vaginal en la primera mitad del embarazo.

Entonces, ¿no sirve para nada?

Mucha gente dirá que sí, que claro que sirve, que les recomendaron reposo y gracias a eso el bebé se salvó, o su embarazo no fue prematuro, o... pero los estudios no dicen eso. Los estudios dicen que estas mujeres habrían tenido el mismo parto si no hubieran hecho reposo, precisamente porque cuando las mujeres tenían riesgo y seguían con su vida normal, tenían las mismas tasas de embarazos exitosos y las mismas tasas de embarazos o partos problemáticos.

Pero es que además, añade riesgos

A pesar de que no hay evidencia científica de que el reposo en cama sirva de algo, algunos médicos lo recomiendan igualmente porque consideran que es inofensivo, y que "oye, aunque la ciencia diga que no, tampoco se pierde nada intentándolo".

Istock 000039660758 Small

El problema es que no siempre es inofensivo. El que una embarazada haga reposo significa que no lleva su vida normal y habitual, y esto provoca riesgos que no existen cuando no se hace un tratamiento especial de descanso. A saber:

  • Aumenta el riesgo de que se produzcan coágulos de sangre.
  • Aumenta el riesgo de que la madre tenga una percepción negativa de su gestación, que se canse de no poder hacer nada, que puede ir asociado de ansiedad y depresión, que puede continuar después del parto.
  • Aumenta el estrés familiar, sobre todo si no es el primer hijo, porque la madre se queda en cama reposando "por el bien del nuevo bebé".
  • Aumenta el riesgo de bajo peso del bebé al nacer.
  • Puede dificultar el parto porque así como el ejercicio fortalece los músculos del cuerpo y las relaciones sexuales fortalecen los músculos de la vagina y las estructuras asociadas al parto, no llevar a cabo estas actividades tienen el efecto contrario.

Si fuera positivo, si hubiera evidencia de que el reposo en cama funciona, habría que sopesar los riesgos y los beneficios y decidir de manera individualizada según los riesgos. Sin embargo, los estudios dicen que no es positivo, que no es mejor, y que puede añadir nuevas complicaciones al embarazo.

Si a esto sumamos que hay estudios que muestran que las mujeres que hacen reposo tienen más riesgo de tener un bebé prematuro, la recomendación debería ser la de seguir con su vida normal.

De hecho, el ejercicio en el embarazo se ha visto que disminuye el riesgo de que el parto acabe en cesárea, disminuye el número de bebés con bajo peso al nacer y disminuye el riesgo de preeclampsia.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Qué precauciones tomar al hacer ejercicio embarazada?, Ejercicio en el embarazo: bueno para la madre, bueno para el bebé, El reposo en cama para evitar un parto pretérmino, puesto en duda

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir