Publicidad

¿Te han mandado hacer reposo para evitar que tu hijo nazca prematuro? Podría ser perjudicial

¿Te han mandado hacer reposo para evitar que tu hijo nazca prematuro? Podría ser perjudicial
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Suele suceder que en alguna de las revisiones de la embarazada el ginecólogo le diga a una mujer que tiene un cuello uterino corto, que por ello tiene más probabilidad de tener un parto prematuro y que el tratamiento en tal caso es hacer reposo en cama, con el fin de conseguir que el bebé nazca a término.

Todos hemos oído alguna vez esta recomendación, de hecho, porque es muy habitual que algunas embarazadas pasen semanas o meses en cama, tratando de hacer lo posible por lograr que todo vaya bien. Sin embargo, un estudio reciente ha llegado a concluir lo contrario, que las mujeres que hacen reposo tienen más riesgo de tener un parto prematuro que aquellas que siguen haciendo vida normal.

Datos acerca del estudio

El estudio, que se diseñó originalmente para medir los efectos de las inyecciones de progesterona en el riesgo de tener un parto prematuro en mujeres con cuello uterino corto, se llevó a cabo con 646 mujeres que, semanalmente, respondían unos cuestionarios en los que había preguntas relativas al consejo de limitar actividades por parte de sus médicos.

Según los datos, el 39% de las mujeres hizo reposo en cama o redujo algunas actividades, siendo la semana 24 la media del momento en que empezaron a seguir la recomendación. Lo curioso, lo que no esperaban encontrar, fue que el 37% de las mujeres que habían limitado las actividades o habían hecho reposo tuvo un parto prematuro. En el otro grupo de mujeres, las que siguieron haciendo vida normal (pese a tener también el cuello uterino corto), sólo el 17% tuvo a un bebé antes de tiempo. Estos datos se mantuvieron cuando eliminaron variables que podrían sesgar los resultados como la edad, la etnia, los antecedentes médicos y otras cuestiones detectadas por pruebas con ultrasonidos.

El problema es que los investigadores no son capaces de explicar la razón de que obtuvieran dicho resultados. Quizás sucedió, según comentan, porque esas mujeres eran, simplemente, más propensas a tener partos prematuros, o que el estrés y la ansiedad que provoca el mismo reposo, el no poder hacer las cosas que siempre has hecho, aumente los riesgos.

Ya hace unos años nos hicimos eco de otro estudio que puso en duda la eficacia del reposo en cama en la prevención del parto prematuro. Entonces se halló que no había diferencias entre las que se privaban de llevar una vida normal y las que no cambiaban sus costumbres, y se puso en duda la utilidad del consejo. Ahora, con este estudio, no sólo no se observan diferencias, sino que parece que es mejor no hacer caso de la recomendación.

Los autores sugieren que, si eres mujer, estás embarazada, tienes el cuello uterino corto y te mandan hacer reposo para evitar que el niño nazca prematuro, hables con quien te lo recomienda para ver si existe evidencia que respalde el consejo. Quizás con un "he leído un estudio científico que dice que es peor" consigamos sembrar la duda en él y que, como mínimo, se tome la molestia de buscar la evidencia detrás de la recomendación.

Foto | Dizznbonn en Flickr En Bebés y más | Claves para sobrellevar el reposo en el embarazo, Diario de mi embarazo: en reposo, Reposo durante el embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir