Publicidad

Signos de alarma en el embarazo: ¿cuándo he de preocuparme?

Signos de alarma en el embarazo: ¿cuándo he de preocuparme?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Lo habitual es que el embarazo transcurra sin complicaciones, pero como proceso natural también existen ciertas situaciones de riesgo que debemos conocer para poder acudir al médico y controlarlas. Pero, ¿cuáles son los signos de alarma en el embarazo? ¿Cuándo he de preocuparme y acudir al hospital?

Es difícil determinar a priori cuándo llamar al hospital, al ginecólogo o acudir directamente al centro sanitario sin perder ni un minuto. Probablemente tu estado general te diga cómo actuar, pero podemos decir que hay ciertos signos de alarma que no pueden esperar.

Si durante el embarazo observas o notas algunos de los síntomas que se describen a continuación, debes comunicarlo inmediatamente al personal sanitario que vigila el embarazo, si es posible en el mismo hospital. Estas situaciones podrían resultar peligrosas tanto para la madre como para el bebé.

Signos de alarma en el embarazo

  • Fiebre de 38 grados centígrados o más. La fiebre alta durante varios días puede dañar al feto. Se recomienda intentar bajar la fiebre con remedio caseros (paños tibios en frente, bebidas frescas, poca ropa...) y acudir al hospital para localizar la causa y si es necesario tratar la infección.

  • Al principio del embarazo, un dolor en un costado del vientre, que podría estar desencadenado por un embarazo ectópico.

  • Dolor, molestias o sangre al orinar, que podrían indicar una infección de orina.

  • Expectorar sangre al toser.

  • Vómitos continuos que no ceden. Puede tratarse de una hiperémesis durante el embarazo que ha de ser controlada o de otras enfermedades de riesgo.

  • Diarrea frecuente que se alarga por más de un día, sobre todo si contiene sangre o mucosidad.

  • En caso de accidente o golpe importante, no dudes en acudir al hospital para que te hagan una revisión general y valoren el estado del feto.

  • En caso de inflamación repentina de tobillos, cara o manos... ya que podría tratarse de preeclampsia.

Embarazada en Urgencias
  • Trastornos de la visión como tener la vista borrosa, ver destellos, manchas...

  • Fuertes dolores de cabeza, acompañados normalmente de los trastornos de la visión anteriores.

  • Dolor abdominal intenso, semejante a una contracción muy fuerte, larga, que no remite. Calambres en la zona del vientre.

Si la hemorragia va acompañada de dolores o mareos, la preocupación es mayor y evidentemente también hay que acudir al hospital.

  • Sangrar vaginalmente en una cantidad abundante, similar a una regla. Una hemorragia intensa al final del embarazo supone un riesgo de aborto importante y no hemos de dejar pasar tiempo para estar controladas y que se determine la causa de la pérdida de sangre. En cambio, si el sangrado es pequeño (lo que se conoce como "manchado") suele entrañar menos riesgos. Sucede a menudo después de un examen ginecológico interno, como una ecografía transvaginal, o después de tener relaciones sexuales. Son pequeños manchados de color rojo o marrón que no suelen durar más de un día y aunque podemos estar más tranquilas no hay que dejar de comentárselo al médico en la próxima visita o acudir igualmente al ginecólogo si se repite, porque podría haber infección...

  • Aumento súbito de la sed, junto a una disminución repentina y acusada de la cantidad de orina.

  • Micción dolorosa o ardiente, junto a temblores y fiebre o dolores de espalda.

  • A partir del quinto mes, si el bebé no se mueve durante mucho tiempo, es decir, si notas un descenso de actividad fetal muy evidente. Recuerda que para notar bien los movimientos del bebé hemos de estar en reposo y pendientes, porque en la actividad diaria es posible que sí se haya movido pero no nos percatemos.

  • También al final del embarazo, si se rompe la bolsa y el líquido es color verdoso o amarillento hay que acudir inmediatamente al hospital, o si se sangra. Si no (color claro o transparente del líquido amniótico), la rotura no será tan urgente pero el parto se acerca.

Aunque es probable que el susto y las prisas hagan que se nos olvide, procura llevar al hospital el “Documento de Salud de la Embarazada”, es decir, la “Cartilla Maternal”. Será muy útil en el hospital porque contiene toda la información sobre el embarazo y otros datos clínicos necesarios en caso de precisar asistencia sanitaria en cualquier momento de la gestación.

Estos son los signos de alarma que pueden suceder durante el embarazo y ante los cuáles hemos de buscar asistencia médica rápida, sin dejar pasar los síntomas, para evitar complicaciones o daños. La mayoría de estos signos no tienen por qué indicar necesariamente problemas graves para tu salud o la del bebé pero, ante la duda y el riesgo, mejor acudir rápidamente al hospital.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y mas | El riesgo de aborto en las primeras semanas de embarazo, Abortos naturales: señales de alarma, Pérdidas de sangre en el primer trimestre de embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir