Publicidad

Pensó que había engordado por el confinamiento, pero al ir al médico dio luz sin saber que estaba embarazada

Pensó que había engordado por el confinamiento, pero al ir al médico dio luz sin saber que estaba embarazada
Sin comentarios

El confinamiento ha hecho que muchas personas ganaran kilos, debido a la ansiedad provocada por la situación, una alimentación desorganizada y llevar una vida más sedentaria.

Es lo que la ha sucedido a Tasha Davies, una mujer británica de 28 años, quien pensó que había engordado por el confinamiento, pero resulta que estaba embarazada sin saberlo. Pocas horas después de acudir al médico por un fuerte dolor abdominal dió a luz a un bebé que pesó 4,28 kilos y se llama Alexander.

Según contó en una entrevista al diario inglés Mirror, no tuvo ningún síntoma de embarazo, ni vómitos, ni interrupción de la menstruación, por lo que pensó que había aumentado de peso a causa de la cuarentena: "Estuve trabajando muchas horas desde casa, comí mucho y no fui al gimnasio ni hice ningún ejercicio".

Hasta que un día sintió un fuerte dolor abdominal y decidió acudir al hospital. Cuando las enfermeras le preguntaron si estaba embarazada, ella aseguró que no, pero al realizarle una prueba de embarazo, el resultado fue positivo. Horas después, nació su primer hijo.

Este es sin duda un ejemplo de cómo la vida te da sorpresas y puede cambiar de un día para el otro. La pareja acababa de comprar una casa hace tres días, y sin esperarlo, ya tienen un bebé.

"Me fui a la cama pensando en comprar un lavavajillas mañana", comentó el padre del bebé. "Pero, en cambio, fui al hospital y me enteré que iba a tener un niño", añadió. Mientras su mujer estaba en el hospital, él compró ropa para el bebé, pañales y todo lo necesario para un recién nacido.

Embarazo críptico

Lo que ha experimentado esta mujer británica se conoce como embarazo críptico, una gestación en la que la mujer no se entera que está embarazada hasta el momento del parto.

Se asocia a mujeres que tienen menstruaciones irregulares, (provocadas por ejemplo, por el Síndrome de Ovario Poliquístico), menopausia precoz, o en mujeres que practican deportes de alto impacto.

También puede suceder cuando falla el método anticonceptivo o durante la lactancia materna, cuando hay ausencia de menstruación. En estos casos, es habitual que la regla pueda desaparecer durante meses, pudiendo estar la mujer embarazada sin saberlo.

En este caso, se suma además la circunstancia de que el aumento de los kilos lo achacó a una subida de peso como consecuencia del confinamiento, a causa de la pandemia por coronavirus. Y que ha tenido sangrados vaginales durante el embarazo, algo que algunas mujeres pueden experimentar y ella creía que era la menstruación.

Parece increíble que no haya percibido ningún síntoma o cambios propios del embarazo, ni los movimientos del bebé dentro de su vientre, ni siquiera que los dolores que sentía eran en realidad contracciones de parto... Pero como vemos, puede suceder y son casos realmente sorprendentes.

En Bebés y más | Se entera que está embarazada el mismo día que nace su bebé, con 38 semanas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios