Publicidad

Muere de tos ferina un bebé de un mes a pesar de que su madre se vacunó en el embarazo
Embarazo

Muere de tos ferina un bebé de un mes a pesar de que su madre se vacunó en el embarazo

Publicidad

Publicidad

Una de las enfermedades que difícilmente controlaremos totalmente es la tos ferina, y para muestra un botón: el año pasado murieron en España cinco bebés por esta enfermedad y los casos no solo no están disminuyendo, sino que van en aumento.

Ahora nos enteramos de un nuevo caso reciente, sucedido en Castellón y confirmado este jueves, de un bebé de un mes que no logró superar la enfermedad. En las muertes del año pasado se incidía en la necesidad de vacunar a la mujer durante el embarazo para disminuir los casos, pero en este caso la madre sí se había vacunado. ¿Quiere decir esto que la vacuna no sirve? ¿Es un fraude de las farmacéuticas?

¿Qué es la tos ferina?

La tos ferina es una enfermedad respiratoria que cursa como un simple resfriado, en un inicio parece que el niño lo que tiene son mocos y tos. Sin embargo, a medida que pasan los días, la tos no solo no desaparece sino que va sucediendo en accesos de tos irremediables que provocan dificultad respiratoria y que pueden acabar en vómito.

Es una enfermedad contagiosa provocada por la bacteria Bordetella pertussis que se contagia por vía respiratoria, por las gotitas respiratorias exhaladas al respirar y hablar y por el contacto por las manos.

Es muy molesta en los mayores, pero lo es más en los niños, que son los que más sufren por ella. En ellos es especialmente peligrosa y puede provocar insuficiencia respiratoria y cianosis (piel azulada por falta de oxígeno), siendo necesario ingreso hospitalario en algunas ocasiones y llegando a ser mortal en otras.

Un bebé de un mes es muy pequeño

13056230754 00166e3e17 K

Si es peligrosa en los niños, imaginad en un bebé de un mes, que apenas tiene mecanismos para compensar la dificultad respiratoria. Pues a pesar de que la madre se vacunó en el embarazo y a pesar de que estaba siendo alimentado con lactancia materna, el pequeño se contagió y una vez ingresó en el hospital con los síntomas, solo pudo resistir dos días más, tal y como leemos en ABC.

¿Quiere decir esto que la vacuna no sirve?

Sí y no. La vacuna de la tos ferina es una de las peores vacunas que existen en cuanto a la inmunización que produce: no protege tanto como se quisiera y lo hace durante un tiempo muy corto (se estima que la protección dura unos 5 a 12 años, de lo que se deriva que la mayoría de adultos estamos en realidad sin protección).

Esto quiere decir que aun cuando un niño es vacunado a los 2, 4 y 6 meses, puede coger la tos ferina, porque la protección es relativamente baja. Imaginad un bebé de un mes que ni siquiera ha sido aún vacunado y que solo cuenta con las defensas que le ha podido pasar su madre durante el embarazo, por haber sido vacunada.

"Ya, pero es que la madre sí se había vacunado", me diréis. Y tenéis toda la razón, pero estamos en las mismas. La mejor estrategia para proteger a un bebé recién nacido es vacunar a la mujer durante el embarazo (es más efectivo que hacerlo después del parto), pues se ha visto que los casos de tos ferina disminuyen hasta en un 33%, las hospitalizaciones hasta en un 38% y las muertes hasta en un 39%.

Pero esta estrategia es mejorable, pues podría hacerse la llamada vacunación del nido, que es como se denomina a la vacunación de las personas del entorno del bebé: la mamá en el embarazo, el padre, los hermanos, los abuelos, el personal sanitario, el personal de las guarderías y el personal de los centros de acogida. Si esto no es posible, al menos la vacunación de los familiares directos, que podría disminuir los casos hasta en un 45%, las hospitalizaciones cerca de un 50% y las muertes en un 51%.

¿El problema? Que vacunar a tanta gente es un gasto inmenso para cualquier sistema nacional de salud, y más en los tiempos que estamos, y ante tal situación se decidió en España llevar a cabo la estrategia con mejor efectividad coste-beneficio: la vacunación de la embarazada, que tiene una efectividad del 91%.

¿Y por qué digo "sí y no"?

A la pregunta, "¿quiere decir esto que la vacuna no sirve?" he dicho "sí y no". El "no" ya lo he respondido, ahora queda responder el "sí". No podemos decir que no sirve, obviamente, pero sí que es una vacuna muy mejorable que los laboratorios han dejado desatendida. Llevamos muchos años con ella, se sabe que su utilidad es muy limitada y a pesar de eso no ha aparecido una vacuna mejor. Las autoridades sanitarias de los diferentes gobiernos deberían estar presionando mucho a los laboratorios, y más ahora que hay más casos, por investigar y hallar una vacuna más efectiva ante la tos ferina, porque mientras tanto seguiremos estando desprotegidos y dejando en peligro a los más pequeños, los bebés.

¿Es entonces un fraude de las farmacéuticas?

650 1200

Cada cual que extraiga sus propias conclusiones, como hace dos días que voy viendo en las redes sociales, pero lo más lógico es decir que no, que lo de vacunar a las embarazadas no es un fraude. Acabamos de decir que la efectividad de la vacuna es de un 91%, y esto quiere decir que es mucho mejor vacunar a las embarazadas que no hacerlo, pero hay que ser consciente de que en un 9% de los casos, la vacuna no protegerá al bebé.

Y esto viene que ni pintado para explicar una realidad que mucha gente parece no tener clara: las vacunas no tienen una efectividad del 100%. Son una solución parcial a un problema, son una ayuda para nosotros y nuestros bebés, para evitar virus y bacterias potencialmente mortales en algunos casos, pero no funcionan igual en todas las personas. A algunos bebés no les provoca efectos secundarios y a otros sí. Para la mayoría son completamente seguras, y para una minoría potencialmente peligrosas. A muchos les confiere una protección casi perfecta y a otros no. Y a pesar de ello, siguen siendo útiles porque en la mayoría de casos no vacunar a nadie sería mucho más peligroso que vacunar. Así que si ahora las embarazadas están empezando a dudar sobre qué es mejor, no queda otra que decirles: esto no cambia nada, vacunarte durante el embarazo sigue siendo la mejor manera de intentar proteger a tu bebé.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Alguien te preguntó si estabas vacunada en el embarazo?, Hacen público un desgarrador vídeo de los últimos días de su bebé con tos ferina para concienciar sobre la vacunación, Mejor prevenir... ¿Qué vacunas debo ponerme en el embarazo?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir