Compartir
Publicidad
Publicidad

Hiperemesis gravídica

Hiperemesis gravídica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La hiperemesis gravídica es una enfermedad que se caracteriza sobre todo por unos vómitos persistentes que suelen aparecer en los inicios del embarazo, hasta la semana 20, estos vómitos producen síntomas de deshidratación con la consiguiente pérdida de las sales del organismo como son el sodio o el potasio. Además también se asocia una considerable pérdida de peso, pudiendo llegar al 5% del total del peso de la futura mamá.

Esta enfermedad suele darse sobre todo en las madres primerizas y madres adolescentes, aunque sólo se detecta en un 1% de los embarazos. Aunque no se sabe muy bien el por qué de esta enfermedad, si se sabe que determinadas hormonas generadas durante el embarazo, como son la progesterona o el estradiol entre otras, tienen algo que ver, ya que presentan un alto nivel en el organismo de la futura mamá.

Padecer esta patología es bastante molesto, ya que los vómitos pueden aparecer por la mañana y alargarse durante todo el día impidiendo que se puedan ingerir alimentos. Su diagnóstico se realiza mediante un examen físico, los médicos comprueban si la embarazada sufre taquicardia, hipotensión y sobre todo, si presenta síntomas de deshidratación. También se realizan unos análisis para comprobar los niveles de determinadas sustancias del organismo.

El tratamiento contra la hiperemesis gravídica es bastante sencillo y efectivo, se corrige esta deshidratación mediante sueros para conseguir normalizar los niveles salinos del cuerpo de la futura mamá. Por suerte esta enfermedad, según los especialistas, no afecta al feto y siendo una enfermedad transitoria, desaparece cuando se cumple el tercer trimestre de embarazo.

Ante cualquier duda, no está de más acudir al médico para verificar la inexistencia de cualquier problema.

Más información | Nlm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos