Publicidad

¿Es malo hacer pesas durante el embarazo?

¿Es malo hacer pesas durante el embarazo?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Entre los ejercicios más recomendados durante el embarazo no se encuentra el levantamiento de pesas, pero si no hablamos de halterofilia y nos referimos a pequeñas pesas, ¿qué sucede? ¿Puede la embarazada levantar pequeñas pesas en el embarazo?

La respuesta es que sí, siempre que no se exceda en el peso y en el esfuerzo que le supone hacer. Las pesas ligeras ayudan a aumentar el tono muscular, pero es importante evitar pesos "pesados", aproximadamente que superen los 8-10 kilos. Tampoco sería bueno que se necesitara contener la respiración para levantar determinada pesa (lo cual dificulta el flujo de sangre al útero).

Claro está que esto solo sucederá con grandes pesos. Pero creo que a nadie se le ocurriría levantar pesas del tamaño que veíamos en esta embarazada, acostumbrada a la halterofilia, si nunca antes se ha acercado a semejantes ruedas.

Solo si estás acostumbrada a ello podrías atreverte, pero mucho ojo porque el cuerpo durante el embarazo sufre gran cantidad de cambios y no podemos hacer el mismo esfuerzo que antes. Además, hemos de escuchar todas las señales de nuestro cuerpo y no forzarlo. Las recomendaciones son que las mujeres acostumbradas a deportes intensos han de reducir el ritmo.

Lo que sí podría adecuarse a la mayoría de mujeres embarazadas es un levantamiento de pesas moderado, conveniente para mantener los bíceps y tríceps en forma. La manera más indicada de hacerlas es en pie, separando ligeramente las piernas, flexionando las rodillas y contrayendo los abdominales.

Con una pesa en cada mano, se pueden extender los brazos rectos con la palma hacia abajo en cruz hasta llegar a la altura de los hombros y bajar lentamente girando la palma hacia abajo. O flexionar por delante de nosotros el codo, doblando los brazos, hasta acercar las pesas a los hombros y bajar lentamente.

Por tanto, durante el embarazo lo más conveniente es utilizar pesas ligeras y hacer numerosas repeticiones en ambos brazos, en distintas posiciones, para ejercitar varios músculos. Son un complemento ideal para las clases de yoga, mientras caminas o si haces estiramientos en casa. Pero sin pasarse con el peso.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | La embarazada que levantaba pesas embarazada ha dado a luz, ¡A ponerse en forma! Huye del sedentarismo en el embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir