Compartir
Publicidad

¡A ponerse en forma! Huye del sedentarismo en el embarazo

¡A ponerse en forma! Huye del sedentarismo en el embarazo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una mujer que no hace ejercicio durante el embarazo se sentirá cada vez más pesada, menos ágil y llegará al momento del parto en peor forma. Puede incluso que haya riesgos para la salud de la madre y del feto, el sistema inmunitario se debilita y mentalmente estamos menos despejadas, menos felices.

Si los beneficios del ejercicio durante cualquier etapa de la vida son múltiples, no lo son menos en el embarazo. Por eso hay que huir del sedentarismo en el embarazo y plantearse realizar actividad física moderada cada día, siempre que no existe contraindicación.

Por ello, si no hacías ejercicio antes de quedarte embarazada, consulta al ginecólogo la posibilidad de empezar a hacerlo y recuerda que siempre ha de ser gradualmente. Si ya realizabas ejercicio, probablemente podrás seguir realizándolo, siempre que no suponga un riesgo para tu salud o la del bebé.

Entre los ejercicios más indicados durante el embarazo, porque se puede empezar en cualquier momento y no necesita gran esfuerzo (aunque iremos aumentando el ritmo gradualmente) se encuentra el caminar a un ritmo ligero.

La natación también se encuentra entre los ejercicios más apropiados para embarazadas, ya que no fuerza las articulaciones y la madre se siente ligera y ágil, además de evitar un calor excesivo a la hora de ejercitarse.

También el yoga es un ejercicio estupendo para el embarazo, se aumenta el tono y la potencia muscular, aumenta la relajación corporal y mental...

O tal vez nos inclinemos por otras actividades como montar en bicicleta (siempre que tengamos práctica y nos sintamos seguras), pilates, ejercicios de estiramientos...

Beneficios ejercicio embarazo

¿Por qué huir del sedentarismo en el embarazo?

Gracias al ejercicio durante el embarazo activamos la circulación, con lo cual prevenimos los edemas y sus consecuencias, como la hinchazón de piernas y pies, el estreñimiento, las hemorroides... Ayudamos a mantener nuestro peso ideal, sin excesos que puedan perjudicarnos y hacernos sentir peor.

La actividad aeróbica favorece al sistema cardiorrespiratorio, se favorece la oxigenación del feto... La mayoría de ejercicios pueden aliviar la presión sobre el área pélvica, con lo cual se alivia la presión sobre el nervio ciático: esto es una ventaja para las mujeres embarazadas que tengan la molesta ciática.

Otra de las ventajas es que gracias al ejercicio se mejora la postura, somos más conscientes de nuestro cuerpo, del nuevo equilibrio... Además, tras el ejercicio físico se descansa mejor, lo cual es muy importante, sobre todo de cara a la recta final del embarazo, cuando tanto nos puede costar encontrar la posición...

Definitivamente, como sabréis si sois deportistas, el ejercicio ayuda a eliminar la tensión nerviosa: es una práctica muy relajante que contribuye a reducir el estrés de la vida cotidiana, a sentirse mejor con uno mismo y con los demás.

Y no podemos olvidarnos de que, al final, un cuerpo más fuerte está mejor preparado de cara al parto, se resistirá mejor el trabajo de parto, los pujos serán más fuertes, probablemente nos ahorremos algún calambre... y por supuesto la recuperación en el postparto es más rápida.

Todas estas ventajas desaparecen si permanecemos excesivamente sedentarias durante la gestación, si no nos movemos, si pasamos demasiado tiempo en el sofá, en la cama... Lo cual no quiere decir que no necesitemos descansar más que antes del embarazo: es normal sentirse cansada y querer relajarse.

Pero no podemos estar todo el día quietas sino mantenernos activas para así, a su vez, descansar mejor. Puede que al principio nos cueste un poco iniciar los ejercicios si no lo hacíamos antes, pero poco a poco cogeremos un ritmo adecuado.

Por último, recuerda que si sientes fatiga, taquicardias o si aparecen contracciones, hay que suspender la actividad y consultar cuanto antes al ginecólogo. Haz ejercicio para sentirte bien, huye del sedentarismo en el embarazo porque tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Un embarazo saludable con masajes y ejercicios, Ejercicio en el embarazo: bueno para la madre, bueno para el bebé, 10 consejos para hacer ejercicio en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos