Compartir
Publicidad

Discapacitados y embarazadas, ¿deben compartir plazas reservadas de aparcamiento?

Discapacitados y embarazadas, ¿deben compartir plazas reservadas de aparcamiento?
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Son las embarazadas personas con "movilidad reducida transitoria"? Este fin de semana he leído una noticia que me ha hecho reflexionar sobre un tema que está de actualidad en el País Vasco. Las embarazadas tendrán preferencia, junto a los discapacitados, para aparcar en las plazas reservadas de los centros de salud y grandes superficies comerciales.

Se trata de una experiencia piloto que se pondrá en marcha en Vitoria a partir del 1 de abril, con las primeras 12 plazas de estacionamiento público compartido entre personas discapacitadas y mujeres gestantes.

Pero esta medida pionera en el País Vasco ha provocado las críticas del colectivo de discapacitados, que recuerda que esas zonas "no son algo gratuito ni graciable". Estas plazas, recuerdan, se obtienen exclusivamente si se tienen 7 puntos del Baremo de Movilidad que tramita la Diputación en Álava, "y hay gran porcentaje de población que tienen 4, 5 y 6 puntos".

Estas personas, que tienen un considerable problema de movilidad, sin embargo no tienen derecho a plaza reservada. De este modo, los discapacitados se preguntan, por qué esos ciudadanos con graves problemas de movilidad no pueden aparcar en esas plazas y las gestantes sí.

Es más, plantean por qué entonces no pueden estacionar en esas zonas "quienes tiene una lesión temporal o una intervención quirúrgica, o incluso población obesa".

De momento, las embarazadas que deseen solicitar el permiso de aparcamiento y obtener las tarjetas de circulación para dejar el coche en los lugares indicados han de presentar en las oficinas municipales sus documentos de identidad y de conducir, su cartilla de embarazo y un certificado de padrón que demuestre que viven en Vitoria.

El pase especial caduca, de manera que cada gestante lo podrá utilizar hasta solo un mes después de la fecha prevista para el parto. La concejala de Seguridad Ciudadana, señala que con esta iniciativa se acercan a los países más avanzados en la protección de los derechos de las familias.

La placa que identificará cada plaza es una señal azul en la que aparece una silla de ruedas y una mujer embarazada. Si la experiencia resulta positiva, se extenderá a más lugares de la capital alavesa.

El problema está en que hay pocas plazas

Personalmente, opino que si una persona, embarazada o no, sin discapacidad, no es capaz de caminar unos metros para llegar a su destino, probablemente tampoco esté en las mejores condiciones para conducir. Yo no me vi en esta situación durante mis embarazos, aunque sí en el postparto, pero en esas ocasiones no conducía yo, y me dejaban en las puertas de los lugares a los que íbamos para que caminara lo menos posible.

Por otro lado, si nos ponemos en el caso de una embarazada, suponiendo que le hayan recomendado reposo, ¿no debería dejar también de conducir, incluso cuando no tenga que caminar en su destino?

Aunque, y aquí creo que está el punto más importante, también está la cuestión de poder salir del coche. En ocasiones las plazas de aparcamiento son tan estrechas que si una persona de envergadura media ya tiene que hacer contorsionismo para salir del vehículo, las embarazadas lo tienen imposible. En una plaza ancha, donde se puede abrir la puerta del todo, no hay problema.

Entonces, no se trataría de decir que las embarazadas son personas de movilidad reducida transitoria sino de "volumen amplio transitorio", por decirlo de algún modo, aunque entonces también se debería pensar en las personas obesas, y más porque a ellas el problema no les desaparece en unos meses.

En fin, que en este sentido sí se necesitan plazas especiales para embarazadas, de hecho ya en algunas ciudades existe este tipo de aparcamientos reservados y es un avance en cuanto a la consideración de la situación especial durante la gestación.

Lo que tal vez debería evitarse es que se tratara de plazas de aparcamiento compartidas, porque el colectivo de los discapacitados tampoco tienen facilidades para poder moverse por nuestras ciudades; al contrario, serían necesarias más plazas propias.

En definitiva, en lugar de "aprovechar mejor las plazas de aparcamiento existentes", como declaran los responsables de esta iniciativa, sería más justo para todos crear plazas nuevas para este fin y que los discapacitados y las embarazadas dispusieran de aparcamientos propios.

Vía | Europa Press Foto | rutlo en Flickr En Bebés y más | El cinturón de seguridad del coche no daña al feto, La seguridad de la embarazada en el coche, Cómo debe colocarse la embarazada el cinturón de seguridad, Uso obligatorio del cinturón de seguridad para embarazadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos