Compartir
Publicidad

Semana escolar de cuatro días, todo un reto para la conciliación

Semana escolar de cuatro días, todo un reto para la conciliación
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un distrito del estado de Colorado es el último en sumarse al sistema de cuatro días en algunas escuelas de los Estados Unidos, una medida que también parece que se está poniendo de moda en Europa. En países como Francia está implantado y otros como Reino Unido y Holanda también se han planteado la idea de reducir la semana escolar a cuatro días. ¿De qué se trata? ¿Beneficia a la educación de los niños? ¿Sería viable implantarlo en España?

¿Qué es la escuela de cuatro días?

La escuela de cuatro días consiste en reducir la semana escolar a cuatro días en lugar de la habitual semana de cinco días, y para compensarlo aumentar la jornada lectiva de esos cuatro días entre 40 y 60 minutos. Generalmente, el día libre es el lunes o el viernes alargando así el fin de semana a tres días, aunque en Francia, por ejemplo, el día libre es a mitad de semana.

En Estados Unidos se puso en práctica como medida de ahorro y funciona principalmente en escuelas rurales y de pequeñas ciudades, hasta alcanzar en la actualidad su implantación en 550 distritos. La medida refleja la crisis de la educación pública en ese país, ya que el modelo contribuye a una reducción en los gastos generales de las escuelas.

Se reducen así los costes de servicios de mantenimiento, materiales y sueldos (se calcula que el ahorro es de un 20 por ciento, aunque según un estudio realizado por la Education Commission of the States (o ECS) este ahorro no sería real, puesto que hay gastos fijos ineludibles e indirectos que no varían en función de las jornadas.

En Francia, el miércoles es día libre

escuelas-cuatro-dias

En el sistema educativo francés, los miércoles son día libre para los niños de primaria y a partir de los 12 años salen al mediodía, por lo que los padres tienen que buscar soluciones para interrumpir la jornada laboral y recoger a los niños al colegio o contratar canguros para que lo hagan. Los ayuntamientos disponen de un programa de actividades para los niños en su día libre.

De todas formas, cada centro tiene libertad para establecer su horario por lo que puede adaptar las horas lectivas según crea conveniente.

Parece una idea actual pero es una herencia de la Revolución Francesa, una ley de 1905 motivada por la separación entre Iglesia y Estado, cuando la catequesis, que se desterró de la educación pública, se daba los miércoles. Al eliminarla, se eliminó también ese día lectivo.

¿Beneficia a la educación de los niños?

escuelas-cuatro-dias

Mejora el rendimiento escolar y reduce el absentismo

Además del ahorro por las escuelas (las escuelas que lo han probado reportan un ahorro de hasta un 5% en sus presupuestos anuales), un estudio publicado en la revista académica Education, Finance and Policy considera que mejora el rendimiento escolar.

Al analizar puntuaciones de estudiantes de quinto grado en los exámenes estandarizados del estado de Colorado, se halló que los alumnos que participaban en programas académicos de cuatro días a la semana obtuvieron mejores calificaciones en matemáticas que aquellos que asistían al colegio de lunes a viernes. Sin embargo, no se registró ningún cambio significativo en la capacidad de lectura.

Por su parte, al tener un día más libre a la semana, los niños tienen menos carga de trabajo y al contrario de lo que pueda pensarse, faltan menos al colegio. Ha habido reducciones significativas en las tasas de absentismo.

Sin embargo, aunque hay resultados prometedores, por el momento no hay evidencias suficientes que demuestren que una jornada de cuatro días beneficia la educación de los niños y por ende recomendarlo en las escuelas, según el CRPE (Centro para la Reinvención de la Educación Publica)

Dificulta (aún más) la conciliación

El principal punto en contra de esta medida es la difícil (por no decir imposible) conciliación entre la vida laboral y familiar, y por ello, por lo que considero que no sería viable implantarlo en España.

Para los padres con jornadas laborales tradicionales supone gastos extra en campamentos, actividades o en una persona que cuide de los niños el día libre.

Está claro que en nuestro país se necesitan medidas para mejorar el sistema educativo, introducir métodos de enseñanza más modernos y reducir el abandono escolar. El sistema de la semana escolar de cuatro días podría funcionar si hubiese un marco educativo y de conciliación que lo sustentara, pero creo que no tendría cabida en el sistema actual.

En Magnet | Las escuelas “de cuatro días” se están poniendo más de moda que nunca, pero nada avala sus beneficios
En Bebés y más | Cambios en la LOMCE: las principales medidas que se prevé poner en marcha en educación, "Más autocrítica, menos quejas": la reflexión en Twitter de un profesor genera un intenso debate sobre nuestro sistema educativo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio