Compartir
Publicidad
"Posiblemente algunos niños sí que puedan integrarse en un cole normal, pero no todos": padres contra el cierre de los colegios de educación especial en Madrid
Educación Infantil

"Posiblemente algunos niños sí que puedan integrarse en un cole normal, pero no todos": padres contra el cierre de los colegios de educación especial en Madrid

Publicidad
Publicidad

Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (AMPAS) de los Colegios de Educación Especial de Madrid, presentan esta mañana en la asamblea 120 mil firmas que han recogido para que los centros donde estudian sus hijos no cierren.

Y es que hoy podrían aprobarse dos proposiciones de ley que tramita la Asamblea de Madrid que proponen eliminar los colegios de educación especial y que todos los alumnos con necesidades educativas específicas severas sean escolarizados únicamente en centros ordinarios.

Dos proposiciones de ley

La Educación Especial en la Comunidad de Madrid se imparte en la actualidad en dos modalidades: en Centros especiales y en Unidades Especializadas en centros ordinarios. En ellos se escolariza a miles de niños de entre 3 y 21 años de edad con necesidades educativas especiales asociadas a un determinado tipo de discapacidad.

Según datos de Madrid.org son un total de 66 centros específicos de educación especial (24 públicos, 41 concertados y uno público) que podrían desaparecer.

Las dos propuestas que se llevan a debate son la Proposición de Ley 17/2017, impulsada a partir de una iniciativa popular, y la Proposición de Ley 2/2018, presentada por el grupo parlamentario Podemos para la equidad y educación inclusiva.

Inclusión sí, pero educación especial también

colegios-educacion-especial-cierre-madrid

FEUSO Federación de Enseñanza de USO, sindicato independiente que defiende el papel protagonista de los docentes en la educación, denuncia que "bajo el argumento de promover la escolarización inclusiva, lo que pretenden es eliminar los colegios de educación especial."

Alegando que los colegios de educación especial son entidades “segregadoras y discriminatorias”, no se tienen en cuenta las necesidades de muchos niños con necesidades específicas que no estarían igualmente satisfechas en un colegio ordinario, ni tampoco se tiene en cuenta la opinión de las familias, denuncian.

La Plataforma Educación Inclusiva SÍ, Especial TAMBIÉN defiende la coexistencia de los dos modelos educativos:

"Desde esta Plataforma creemos y defendemos el derecho de todas las personas con discapacidad a gozar de una inclusión real en la sociedad en todos sus ámbitos. Por eso, pedimos a los gobiernos que garanticen una dotación suficiente de recursos para atender a los alumnos con discapacidad en los centros ordinarios y en los centros de Educación Especial".

Que los padres puedan elegir

colegios-educacion-especial

Los padres de niños con discapacidad, que son quienes más conocen las necesidades de sus hijos y quieren lo mejor para ellos, reclaman su derecho a poder decidir. Se sienten indefensos y piden tener la posibilidad de elegir la educación que desean para sus hijos con discapacidad, el tipo de centro que consideren para dar a cada uno la educación que precisa.

Hablamos con la madre de un niño con parálisis cerebral

Bebés y más habló con Ana Rey, madre de Manu, de 16 años, (y de tres niños más). Manu tiene parálisis cerebral, una discapacidad del 80 por ciento, y asiste a la Fundación Bobath, un colegio de educación concertada de la Comunidad de Madrid especializado en parálisis cerebral.

Ana nos cuenta que en ese colegio tiene una atención especializada que no tendría en un colegio ordinario:

"Empezó a ir a ese colegio a las aulas de atención temprana con un año, desde que empezó tiene todos los días incluida en su escolaridad una sesión de fisioterapia; sin ella no podría moverse porque tendría los músculos totalmente anquilosados."

"Ahora mismo son cinco compañeros para una profesora, lo que implica que cada niño está absolutamente atendido en cada momento con las necesidades concretas que tiene. Porque la parálisis cerebral, por ejemplo, es un abanico de circunstancias y de posibilidades: está el que no puede hablar pero más o menos anda, el que no puede andar en absoluto pero se expresa muy bien, como es el caso de mi hijo, hay otros que ven muy mal..."

"Cada niño es un mundo y cada cual tiene unas necesidades que en un colegio normal no estarían cubiertas, sería imposible".

Nos explica, por ejemplo, que el pupitre de cada uno de esos cinco niño es distinto, hay quienes no sujetan del todo la espalda, y cada uno tiene diseñado el pupitre según sus necesidades, "cosa que por supuesto en un colegio normal no tendrían".

La sociabilidad y la relación con sus compañeros también le preocupa, porque en un cole normal sería muy diferente. "Mi hijo aprendió a leer con 12 años, en un colegio normal en 12 años es primero de la ESO. Sería el raro de la clase".

"Es la supervivencia en un régimen en el que es imposible que se pueda integrar".

"Puede haber otros niños con otras discapacidades menos graves que a lo mejor se pueden integrar en un colegio regular, pero creo que tendríamos que ser los padres los que decidamos donde está mejor nuestro hijo", señala.

Considera que es necesario que aquellos niños que por su discapacidad no se van a poder integrar fácilmente en un colegio normal, que tengan un sitio donde ir en el que se sientan a gusto. "Hay que intentar que ellos sean lo más felices posible y que lleguen hasta donde cada uno pueda llegar", añade.

"Que los padres de niños discapacitados podamos elegir, al igual que podemos elegir para los otros hijos qué tipo de colegio o qué tipo de educación queremos para ellos, ¿por qué me la tienen que coartar?"

En lugar de ayudar a la integración, sería una complicación añadida para las familias. "Si ya tienes un problema, pues ahora te lo voy a multiplicar. Tendrá que ir a un colegio en el que no se va a integrar y va además va a ser más difícil para él aprender algo", denuncia la madre de Manu, con parálisis cerebral.

"Las propuestas tienen el componente del igualitarismo, pero no somos todos iguales. Cuando hay uno tan distinto, no puedes pretender que sea igual, no puedes reducirlo tanto".

Agradecemos a Ana que haya accedido a hablar con nosotros y estaremos muy pendientes, al igual que lo estarán los padres de los niños con discapacidad, de lo que suceda esta mañana en la votación en la Asamblea de la Comunidad de Madrid. Os mantendremos informados.

En Bebés y más | Crean en Estados Unidos el primer parque acuático pensado en las personas con necesidades especiales, "Hermanos", todo un homenaje a los hermanos de personas con discapacidad, Un niño con Síndrome de Tourette hace un vídeo con ayuda de su hermana para que sus compañeros dejen de burlarse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio